0
Publicado el 25 Febrero, 2019 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

LUCHA: ¿Una locura?

Los cubanos quieren en el próximo ciclo olímpico… ¡ser una de las dos primeras potencias mundiales!
Yurieski Torreblanca fue uno de los ganadores. (ANARAY LORENZO COLLAZO)

Yurieski Torreblanca fue uno de los ganadores. (ANARAY LORENZO COLLAZO)

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Fotos: ANARAY LORENZO COLLAZO

“Apunta a la luna. Si fallas, podrías dar a una estrella”, sentenció el estadounidense William Clement Stone (1902-2002), un empresario, filántropo y escritor de libros de autoayuda. La brillante frase se nos metió en el teclado en cuanto supimos el próximo gran objetivo de los aguerridos luchadores cubanos en el nuevo ciclo olímpico (comprendido entre los años 2021-2024): ¡ser una de las dos primeras potencias mundiales! Ese propósito tan impresionante nos obligará a volver a él un poco más adelante.

La gala de este deporte se celebró en la capital el domingo 3 de febrero, en el imponente coliseo de la Ciudad Deportiva. Fue la primera de varias a celebrarse ahí. El honor de ser la pionera correspondió a la lucha por haber sido el mejor deporte en nuestro país el año pasado, y por su experiencia organizativa (como se recuerda, cada diciembre organiza una ya tradicional).

Uno de los que estuvo muy feliz por el coliseo fue Luis de la Portilla, comisionado nacional desde 2015, y con 34 años dedicados a la lucha, a la cual pretende llevar aún más lejos.

“Ha sido una fiesta. En sentido general nos sentimos satisfechos. Es verdad, ganaron los favoritos, pero ello no quita que hubo rivalidad. Las principales figuras saben que no pueden confiarse”, dijo para los lectores de la revista BOHEMIA.

“Y, sí, claro, se trató de un momento importante de cara a la preparación a los Juegos Panamericanos de Lima, que arrancarán un día histórico para nuestro país como lo es el 26 de julio, y se disputarán hasta el 11 de agosto, indicó.

“La felicidad es todavía mayor porque nos encontramos a las puertas de otra fiesta aquí mismo en el coliseo de la Ciudad Deportiva: los tradicionales torneos internacionales Granma y Cerro Pelado, del 17 al 22 también de febrero, los cuales se disputan, respectivamente, en los estilos grecorromano y libre”, agregó.

Hay otra noticia magnífica: este año serán reparados los gimnasios de los equipos nacionales, en la escuela Cerro Pelado, una necesidad imperiosa, tema que una vez resuelto ayudará sin duda en la búsqueda de poder escalar esos altos puntos deseados.

El padre de la lucha

Gustavo Rolle, considerado el padre de la lucha cubana, fue otro que estuvo muy feliz. Y recibiendo también felicitaciones por quienes no lo habían visto desde que en octubre, a raíz de los campeonatos mundiales, celebrados del 20 al 28 en Budapest, asistió a la ceremonia oficial que lo consagró como miembro del salón de la fama de la unión internacional (tercer cubano en recibir ese honor, tras los campeones olímpicos Filiberto Azcuy, dos veces, y Héctor Milián).

Lianna de la Caridad Montero (a la izquierda), la primera luchadora cubana en conquistar una medalla en un mundial de adultos, con su espectacular bronce en Budapest 2018. (RICARDO LÓPEZ HEVIA)

Lianna de la Caridad Montero (a la izquierda), la primera luchadora cubana en conquistar una medalla en un mundial de adultos, con su espectacular bronce en Budapest 2018. (RICARDO LÓPEZ HEVIA)

“La gala me pareció muy buena. Como se recuerda, nosotros organizamos una todos los años, en diciembre, recordando el triunfo del equipo de grecorromana en el campeonato mundial de Patras 2001. Por cierto, a partir de la de este año, ello se encuentra pendiente de una aprobación, queremos empezarla a llamar Pedro Val, en honor a la memoria del muy destacado entrenador que condujo a aquel triunfo, y a otros muchos”.

La de hace unos días, agregó, “se trató de una oportunidad para desarrollar una serie de estrategias, aspectos técnicos y tácticos que ayudarán a la preparación. Quedamos muy satisfechos. Hubo mucha organización. Los horarios se cumplieron. La televisión trasmitió en vivo”.

Hubo más: “Las del femenino van progresando. Pudimos ver como se han desarrollado muchachos que vienen muy bien. Nosotros lo tenemos todo hasta el 2020. Por ello en conversaciones con representantes de las distintas provincias les hemos inculcado que debemos trabajar para los Juegos Olímpicos de 2024 y de 2028”.

Entonces fue que nos soltó el notición: “Queremos en los ciclos olímpicos 2021-2004 y 2025-2028 ser una de las dos primeras potencias del mundo. En la reunión nacional, celebrada en Ciego de Ávila, hablamos bastante de eso. En estos días hemos tenido encuentros interesantes. Hay muy buen ambiente en la lucha”.

A Rolle le gusta argumentar. Y sabe que una idea tan colosal debe venir respaldada. “Ya estamos entre las cinco primeras potencias. Fuimos campeones mundiales juveniles, en la grecorromana, en Cali, Colombia 1992. En ese mismo estilo de mayores, en Patras, Grecia 2001. Y también en los recientes Juegos Olímpicos de Río 2016. Todo se fue logrando paso a paso”.

Y confía en las fuerzas de que se dispone para ir en busca de un objetivo tan colosal: “Tenemos técnicos de muy buen nivel, tanto en los equipos nacionales, como en las provincias. El trabajo de ellos nos ayudará mucho en los próximos seis o siete años”.

Franklin Marén (arriba), medallista de bronce en el último mundial. (ANARAY LORENZO COLLAZO

Franklin Marén (arriba), medallista de bronce en el último mundial. (ANARAY LORENZO COLLAZO

Breve vistazo a la gala

Y tenemos pendiente unos breves apuntes, sin detenernos demasiado en los resultados de la gala, pues ya son conocidos.

La mayoría de los favoritos, como ya se dijo, se impusieron… Entre lo más interesante se encontró el triunfo de Kevin de Armas ante el más conocido Javier Duménigo, quien unos días antes ganó medalla de bronce en la Copa Takhti, en Irán (el número uno de esta división de los 60 kilogramos es Luis Alberto Orta, invitado en la Bundesliga alemana). Yosvany Peña, en 77, se impuso con cierta facilidad a Ariel Fis. Yowlys Bonne, campeón mundial en 2018, necesitó menos de un minuto para pegar al impetuoso Aleyner Hernández. Y Geandry Garzón, varias veces laureado en certámenes del orbe, siguió demostrando que ha regresado para intentar buscar su medalla olímpica.

Una confesión

He guardado para el final una confesión. En cuanto Gustavo Rolle empezó a revelarme el propósito tuvo la deferencia inmerecida de decirme: “No sé si lo ves como una locura”. Aunque así fuera yo no hubiera pinchado ese globo lleno de aire sino de sueños y de sacrificios. Y mucho menos porque enseguida recordé algo. Cuando los luchadores cubanos llegaban a Europa y perdían ya en el primer combate él decía con insistencia: “Algún día ganaremos medallas en Campeonatos Mundiales y en Juegos Olímpicos” (lo cual empezó a ocurrir en 1978). Lo tildaban de loco (hubo sus burlas; les decían turistas). Y puedo asegurar, tras conocerlo desde hace muchos años, que es una de las personas más cuerdas con las que he tenido la gran suerte de trabajar.

Ahora también se meten muy rápido en el teclado, sin pedir tampoco permiso, otras dos frases memorables, ambas de famosos pintores ya fallecidos “Si escuchas una voz en tu interior diciendo ‘no puedes pintar’, pinta y la voz será silenciada”, dijo el holandés Vincent Van Gogh (1853-1890). La otra es del español Pablo Picasso (1881-1973): “Siempre estoy haciendo cosas que no puedo hacer, así es como consigo hacerlas”.

Y digo más: Si la lucha pudiera tener todo el apoyo necesario, podría, al menos en algunos momentos, alcanzar no una estrella, sino a la mismísima luna.

 

LUCHA GRECORROMANA

60 kg: Kevin de Armas a Javier Duménigo (PT: 11-0, PC: 4-0).

130: Keldis Josef a Ángel Pacheco (3-1, 3-1).

87: Antonio Durán a Norge Delfín (Pegada).

77: Yosvany Peña a Ariel Fis (4-2, 3-1).

97: Yasmany Lugo a Gabriel Rosillo (Pegada).

67: Ismael Borrero a Damián C. Solenzal (8-0, 4-0).

Nota: PT: puntos técnicos. PC: puntos de clasificación.

 

 

LUCHA FEMENINA

50 kg: Yusneylis Guzmán a Leanne Mendoza (3-3, 3-0).

53: Laura Herín a Lilianet Duane (2-2, 4-1).

57: Lianna de la Caridad Montero a Yainelys Sanz (5-0, 4-0).

62: Yakelín Estornell a Dayselis Rodríguez (5-0, 3-0).

68: Yudari Sánchez a Hangelen Llanes (6-2, 3-1).

76: Milaymis Marín a Mabelkis Capote (4-1, 3-1).

 

 

LUCHA LIBRE

125: Yudenny Alpajón a Ibrahim Torres (7-0, 3-0).

86: Yurieski Torreblanca a Lázaro Hernández (5-4, 3-1).

70: Franklin Marén a Cristian Colombat (7-5, 3-1).

97: Reineris Salas a Yonger P. Batista (10-0, 5-0).

74: Geandry Garzón a Jorge Despaigne (10-0, 4-0).

61: Yowlys Bonne a Aleyner Hernández (Pegada).

 


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez