0
Publicado el 30 Marzo, 2019 por Redacción Digital en Deportes
 
 

Oro para Cuba, Chile y México en inicio del centrocaribeño de clavados

Adiós a Guerra y Lino, el binomio más ganador del clavados En el Complejo de Piscinas Baraguá, donde durante muchos años tejieron sueños y trabajaron hasta el agotamiento, fueron despedidos oficialmente.
Clavados/ Foto: Roberto Morejón

(Foto: Foto: Roberto Morejón/ Jit)

ENTRE Cuba, México y Chile se repartieron las medallas en el comienzo del Campeonato Centroamericano y del Caribe de Aficionados a la Natación (CCCAN) de clavados, que este viernes tuvo un momento especial en el Complejo de Piscinas Baraguá con el retiro oficial de José Antonio Guerra.

Carlos Daniel Ramos fue el dueño del oro local al dominar la plataforma entre los varones de 14-18 años con 410,60 puntos en una sede en la que se revivieron gratos recuerdos, luego de varios años sin acoger competiciones internacionales.

El local aventajó a los mexicanos Mario del Valle (356,20) y Otoniel Martínez (343,90) en prueba realizada como final directa con 13 competidores, incluidos de varios clubes aztecas.

Precisamente los mexicanos fueron los de mejor saldo en la plataforma para menores de 13 años, pero clasificación femenina, en la cual acapararon el oro y la plata gracias a Kelly Camila Mejorada (265,55) y Elia Gimena González (228,10), por ese orden. En bronce cerró la anfitriona Marta Yolanda Castañeda (218,90).

Chile se incluyó en el cuadro de medallas con el triunfo de Alison Maillard, quien completó 263,50 unidades en el trampolín de un metro, categoría Abierta, y superó a la favorita mexicana Aranza Vázquez (260,25) y la colombiana Esteffanie Madrigal (239,35).

Aquí una de las llamadas a subir al podio era la cubana Anisley García, campeona de la plataforma centroamericana en Barranquilla, pero los 235,75 puntos registrados le dejaron en el cuarto lugar.

«En el trampolín de un metro todas tienen el mismo programa, por eso no se puede fallar porque cuando algo no te sale bien es muy difícil recuperar la diferencia», dijo tras ese resultado Guerra, entrenador principal de la escuadra anfitriona.

«Algo así le pasó en los Centroamericanos, y ahora volvió a fallar en dos de los saltos», explicó convencido de que la “Tuti” debió subir a ese podio.

La jornada, que tuvo competencias preliminares en la mañana, redondeó su éxito con el despido oficial del deporte para el mejor clavadista cubano de todos los tiempos y el homenaje a su entrenador Lino Socorro.

Reconocimientos de varias instituciones, pero sobre todo el cariño y admiración demostrado por sus compañeros y las nuevas generaciones se convirtieron en el mejor saldo de lo vivido este viernes en un recinto que hizo recordar los tiempos en que fue estrenado para los Juegos Panamericanos de La Habana 1991.

 

Adiós a Guerra y Lino, el binomio más ganador del clavados
En el Complejo de Piscinas Baraguá, donde durante muchos años tejieron sueños y trabajaron hasta el agotamiento, fueron despedidos oficialmente.
El abrazo de la despedida. Foto: Roberto Morejón/ Jit

El abrazo de la despedida. Foto: Roberto Morejón/ Jit

AUNQUE siempre se imagina que cada homenaje o reconocimiento traerá emociones, en ocasiones la realidad supera lo esperado y eso fue lo que les sucedió hoy a José Antonio Guerra y Lino Socorro, el binomio más premiado del clavados cubano.

En el Complejo de Piscinas Baraguá, donde durante muchos años tejieron sueños y trabajaron hasta el agotamiento, fueron despedidos oficialmente como parte de la inauguración del Campeonato Centroamericano y del Caribe de Aficionados a la Natación (CCCAN), que hasta el domingo tendrá competencias aquí.

A los infaltables recuentos de lo hecho durante sus carreras, se unieron esta vez saludos de amigos enviados desde otras partes del mundo. Fue increíblemente conmovedor escuchar mensajes en inglés, chino o ruso, aunque el punto más alto lo marcaron sus antiguos compañeros Jorge Betancourt y Erick Fornaris.

Este último llegó incluso a dedicarle un fragmento de la canción Amigo, un tema que les acompañó en varios momentos de sus vidas y despertó muchos recuerdos esta tarde a un Guerra que no ocultó su felicidad acompañado de su madre Oneida y su esposa Cinthia.

«Haber pospuesto esto por tanto tiempo trajo un poco de sensaciones amargas y melancolía y hoy esa deuda se saldó, y por eso la alegría, me siento más que satisfecho por este honor que le han hecho al clavados cubano», confesó Guerra en medio de un “descanso” de abrazos y reclamos de fotos.

El mejor clavadista cubano de todos los tiempos acumuló en total 146 medallas, 114 de esas internacionales, incluida la única de un antillano en un campeonato mundial: plata en Montreal 2005.

Por todo eso este viernes fue homenajeado por el sistema deportivo cubano, en ceremonia encabezada por el presidente del Inder Osvaldo C.  Vento Montiller, y en la que intervinieron otras instituciones.

De su relación con Lino confesó sentirla como de padre a hijo; reconoció que ha estado más tiempo de su vida junto a él que con cualquier otra persona de su familia, y que de él aprendió todo lo que ahora aplica como jefe de entrenadores del equipo nacional.

«Tenemos innumerables vivencias, enseñanzas, la huella de Lino en mí es enorme, y este momento un poco que de forma oficial le da culminación a ese binomio que formamos allá en el año 98 y es muy emotivo… Es algo que te llega, esto de decirnos adiós es triste», aceptó decir.

«Quiero agradecer a todos, a los muchos que tuvieron que ver con esto que pasó aquí, en especial a Milagros González (comisionada nacional), quien trabajó muy fuerte por cobrar esta deuda que había no con José Antonio Guerra, sino con el clavados, con Lino, con todos los muchachos, con los padres, con todo el que ha tenido que ver con el desarrollo de este deporte tan lindo», confesó.

El CCCAN reparte hoy sus primeros cuatro juegos de medallas, tendrá actividad hasta el domingo y son 12 los países involucrados.

Por: Eyleen Ríos López (eyleenrios@inder.cu) en Jit


Redacción Digital

 
Redacción Digital