1
Publicado el 8 Marzo, 2019 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Sin achinarnos rumbo a Tokio

Clasificar para las próximas olimpiadas de 2020 se augura como todo un reto para nuestros peloteros, pero no es imposible
1.Cuba con francas opciones frente a Canadá y Australia en la primera fase del Premier 12. (Foto: wbsc.org)

Cuba con francas opciones frente a Canadá y Australia en la primera fase del Premier 12. (Foto: wbsc.org)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

  • AUN SIN RETOMAR UN PASO COHERENTE tras el desafortunado traspiés panameño y el devenido descontento de una buena parte de la afición en la Isla, todas las miradas beisboleras están enfocadas en la cita olímpica, y alrededor, una atmósfera que fusiona nostalgia y alegría, para atraparnos en el recuerdo del otrora liderazgo de nuestra novena en aquellas lides de antaño. Pero ya no es antes, pues, como reza aquel singular filme de Lester Hamlet, los tiempos han cambiado, y mucho. Para los nuestros el simple hecho de clasificar a los próximos Juegos Olímpicos –algo tan común en otras épocas– se presagia nada fácil. El pasado 13 de febrero, cuando todavía estábamos inmersos en la Serie del Caribe, se dieron a conocer las sedes y los grupos del Premier 12, en el cual, una docena de naciones, concretamente las mejores del ranking, disputarán entre los días 2 y 17 de noviembre del presente 2019 dos cupos para la magna cita de la capital nipona. El Grupo A incluye al número 2 del ranking mundial, Estados Unidos; el 6, México; el 8, Holanda y el 12, República Dominicana. Los Charros de Jalisco serán los anfitriones de esta llave. El B está integrado por el número 1 del mundo, Japón; el 4, China Taipei; el 9, Venezuela y el 11, Puerto Rico. Este grupo competirá en el Taichung Intercontinental Stadium, con la organización de Chinese Taipei Baseball Association (CTBA). En el caso de nuestra selección, quinta en el ranking del orbe, topará frente a sus similares de Corea del Sur, número 3; Canadá, el 10 y Australia, el 7. En la llave C –la más asequible de las tres– que disputará sus partidos en el Gocheok Sky Dome de Seúl. Korea Baseball Organization (KBO) –la liga deportiva profesional más importante de ese país– adelantó el inicio de la temporada 2019 a su fecha más temprana en la historia (23 de marzo) para cerrar la liza en octubre y así poder albergar este evento y tener disponibles a sus principales estrellas para integrar el plantel del equipo nacional. En la competición, las dos mejores escuadras de cada grupo avanzarán a una fase denominada Super Ronda, cuyo anfitrión será la Nippon Professional Baseball (NPB) de Japón, y será disputada en el ZOZO Marine Stadium de Chiba y en el icónico Tokyo Dome, donde también tendrá lugar la final del torneo. Al terminarse este Premier 12, el mejor equipo del territorio Asia-Oceanía (excluyendo a Japón, clasificado automáticamente), y el mejor de América obtendrán su pase directo a la competencia de Béisbol Olímpico en los Juegos de Tokio 2020 (que contará con un total de seis equipos participantes), sin tener que pasar por otros clasificatorios. El Comité Ejecutivo de la Confederación Mundial de Béisbol y Sóftbol (WBSC, por sus siglas en inglés) recientemente decidió que, si ningún equipo de Asia u Oceanía finaliza entre los primeros seis del Premier 12, ese cupo quedará vacante y se diferirá al último Clasificatorio Olímpico. Lo cierto es que, a nuestro seleccionado parece faltarle bastante, incluso para derrotar a rivales de menos jerarquía, como resultó por ejemplo Panamá en la final de la Serie del Caribe. No obstante, Canadá y Australia son rivales asequibles para los nuestros.
  • PARA MAYOR DESDICHA, se conoció que, en París 2024, el béisbol volverá a estar ausente, y es que, para los franceses el deporte de las bolas y los strikes no constituye una prioridad, por lo que decidieron no incluirlo. Por tal motivo, para ver pelota nuevamente en una olimpiada después de la cita de Tokio, habrá que esperar al menos ocho años. Ojalá este acápite se introduzca en las venas de nuestro seleccionado y nos motive a competir con todo para estar entre las seis naciones que jueguen al béisbol en la nación del sol naciente bajo los colores de los aros olímpicos. Es un lugar que nos merecemos. Urge armar una novena sin nombres prestablecidos.
  • EN LA RECIÉN CONCLUIDA SERIE DEL CARIBE Yurisbel Gracial promedió apenas 176 de average, Yhonson solo conectó dos veces en 20 turnos y Alarcón en 11 oportunidades no bateó de hit. En cambio, otros peloteros con buenos números permanecieron sentados en el banquillo, como por ejemplo Yurién Vizcaíno, líder en impulsadas en la pasada Serie Nacional, quien solo tuvo dos oportunidades con el madero en mano en suelo panameño y promedió para 500 con un doblete. Nuestra novena tiene que estar integrada por los atletas que estén al mejor nivel competitivo, sin importar nada más. Achinar los párpados no nos permitirá encontrar los lanzamientos por encima de las 95 millas de velocidad sobre el cajón de bateo, como tampoco efectuar, en cada caso, los cambios oportunos.

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez