0
Publicado el 22 Abril, 2019 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

“No trabajamos para medallas, pero no nos desagradan”

Expresó el presidente de los Conejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante el balance anual del Inder, efectuado esta tarde
“No trabajamos para medallas, pero no nos desagradan”, Díaz-Canel.

Foto: acn.cu

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

“No trabajamos para medallas, pero no nos desagradan”, fue una de las precisiones más importantes en la intervención del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la tarde de este lunes, durante el balance anual del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder).

El repaso a lo ocurrido durante el 2018, ocurrido en el bello Centro Internacional de Salud La Pradera, tuvo también la presencia de Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado del Partido Comunista de Cuba; Osvaldo Vento Montiller, titular del Inder, Roberto León Richard, presidente del Comité Olímpico Cubano, otros dirigentes, y, por supuesto, una buena parte de la familia del deporte cubano.

La idea del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, tras recordar que el país vive un momento extremadamente difícil, enlaza con otra trascendental, y muy relacionada con opiniones de la población: “Hay insatisfacción con los resultados en deportes, algunas con más razón y otras con menos”. Pero en cualquier caso agregó: “Hay que trabajar duro”. Y en temas relacionados no solo con la estructura de la Serie Nacional de Béisbol, resultó categórico: “Hay que oír a todo el mundo”.

Varios puntos

En su intervención, de unos 36 minutos, Díaz-Canel tocó diversos aspectos: seguir generando eventos populares masivos y con mayor calidad; insistir en la captación de talentos en las montañas y en los campos; en la formación política-ideológica (“todavía tenemos fisuras que nos están costando”); perfeccionar la atención a glorias deportivas; aprovechar mejor la contratación de atletas en ligas extranjeras; dotar de la mayor atención posible a los combinados deportivos (“ahí es donde se empieza”); la necesidad de “una política de cuadros mejor estructurada”… entre otros.

Y rechazó la falsedad de argumentos enemigos sobre la implementación del acuerdo con la Mayor League Baseball (MLB), el cual fue echado debajo de un plumazo por la administración “conservadora y prepotente” del presidente estadounidense Donald Trump, de que era la Revolución Cubana la que jugaba con el tráfico de personas.

Presidente del Inder

Osvaldo Vento Montiller, presidente del Inder, señaló al leer la Introducción al Informe ejecutivo sobre el cumplimiento de los objetivos de trabajo y actividades en el año pasado:

“Durante el 2018, la labor del sector se ha desarrollado en un escenario internacional totalmente complejo, agudizado por la política imperial del gobierno de Donald Trump hacia Cuba, como un marcado accionar de los mercaderes del deporte, hacia nuestros mejores atletas y entrenadores con fines subversivos para hacerlos desertar.

“De ahí lo imperioso de analizar críticamente nuestros desempeños en las áreas de resultados claves, ser reacios a la autocomplacencia y acercarnos cada vez más a la base, donde el combinado deportivo, la escuela y la educación física tendrán que empoderarse definitivamente.

“Con el compromiso moral contraído con el atleta mayor e invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y con el pueblo, el movimiento deportivo cubano analiza un periodo anual de trabajo donde, aunque existen avances, se manifiestan insatisfacciones que requieren ser valoradas colectivamente en busca de su solución”.

Se le dedicó un minuto de silencio a la memoria de José Ramón Fernández, muy ligado a esta esfera, durante muchos años presidente del Comité Olímpico, y se mostró un material también en su memoria, el cual incluyó una entrevista televisiva en la que aseguró: “El deporte en Cuba lo hizo Fidel”.

Hubo intervenciones que desprendieron optimismo, deseos de trabajar…

Y uno, claro, desea que todo ello no quede solo ahí en aquel salón de La Pradera.


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez