0
Publicado el 22 Mayo, 2019 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Fútbol

 Barça y Valencia a ritmo de sevillana

Pronóstico reservado para la final de la Copa
1-Cerrados duelos en la recién concluida Liga y una rica historia entre ambos clubes presagian una dura final en Sevilla. (Foto: as.com)

Cerrados duelos en la recién concluida Liga y una rica historia entre ambos clubes presagian una dura final en Sevilla. (Foto: as.com)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Nadie puede negar el favoritismo del FC Barcelona para imponerse en la final de la Copa del Rey, que tendrá lugar el próximo sábado 25 de mayo en el Benito Villamarín, bajo el cielo de Sevilla, reconocida por la Unesco desde 2006 como ciudad musical.

Sin embargo, mucho cuidado, el Valencia ha cerrado la campaña de muy buena forma, y su inclusión en el cuarto puesto de la tabla de La Liga es una muestra clara de ello. El conjunto che garantizó su presencia en la próxima Champions y se coló en ese complicado trono del torneo doméstico español, liderado en las últimas contiendas por los mismos tres clubes: Barça, Real y Atlético, en cualquier orden.

2-La Copa del Rey se celebra desde 1903 y es el campeonato más antiguo de España. (Foto: pmlagranfamilia.com)

 La Copa del Rey se celebra desde 1903 y es el campeonato más antiguo de España. (Foto: pmlagranfamilia.com)

Este título de Copa cerraría con broche de oro la temporada del conjunto valencianista, al mismo tiempo que alentaría a sus fans tras la reciente desilusión por la derrota en Europa League, competición de la cual se despidieron justo a las puertas de disputar la final.

Semejante sensación se respira en el banquillo del Barça, pues el severo traspié en Anfield no se olvidará en mucho tiempo. Los culés podrían recuperar la sonrisa, al menos en suelo español, si consiguen levantar esta Copa y sumarla a la racha que acumulan de cuatro consecutivas. Además, ese título permitiría aumentar la diferencia histórica en lauros generales con respecto al Real Madrid, en estos momentos 91 por 90. Sería un doblete esperanzador y sobre todo, tranquilizante, aunque hasta cierta medida, pues para la afición el trabajo previsto en esta temporada quedó a medias tras el violento despertar en la competición más importante a nivel de clubes en el Viejo Continente.

El club catalán es precisamente el que más Copas del Rey ha ganado. Cuenta en sus vitrinas con 30 de esos trofeos y ha sido su claro dominador en los últimos años, hegemonía que comenzó en 2015 cuando derrotó en la final al Athletic por 3-1 en el Camp Nou. Luego ganaron dos veces al Sevilla y una al Alavés.

Por su parte, los discípulos de Marcelino suman 7 títulos coperos, pero el último de ellos fue en 2008, así que romper la sequía de 11 años es otro aliciente para el conjunto che, sumado a que también celebra su centenario de creado en este 2019.

Incluso si nos guiamos por el reciente historial entre ambos clubes durante esta temporada de Liga también podemos presagiar un duro duelo. En las dos ocasiones igualaron, Mestalla fue testigo de un empate a uno y luego en el Camp Nou se abrazaron a dos goles.

Si por el contrario retrocedemos en la máquina del tiempo y analizamos la historia en finales de Copa del Rey donde se han visto las caras, develaríamos tres ocasiones: en dos de ellas ganó el Barça (4-2 en 1952 y 4-3 en 1971) y en una lo hizo el Valencia (3-0 en 1954). El último precedente se dio la temporada pasada, pero en semifinales, donde los dirigidos por Valverde pasaron la eliminatoria tras ganar 1-0 en casa y 0-2 en Valencia.

Es oportuno adelantar que para este partido ambos clubes pueden tener bajas notables, algunas de mayor peso, como por ejemplo la del cancerbero azulgrana Ter Stegen, quien tiene molestias en una de sus rodillas; Arthur, quien sigue con una lesión de cadera y Semedo, que está en dudas por una fuerte contusión craneal que sufrió ante el Eibar en el último partido de Liga. Del otro lado el Valencia tiene incertidumbre con respecto a la presencia de Geoffrey Kondogbia, aunque el centroafricano ha logrado superar una dura lesión e incluso pudo ayudar a su equipo en el último encuentro frente al Valladolid, y también Garay, quien aún no ha podido entrenar con sus compañeros y casi es un hecho que estará ausente.

La casa del Real Betis, el Benito Villamarín, con capacidad para 60 720 espectadores, es el mayor estadio de Andalucía y el cuarto de España. (Foto: larazon.es)

La casa del Real Betis, el Benito Villamarín, con capacidad para 60 720 espectadores, es el mayor estadio de Andalucía y el cuarto de España. (Foto: larazon.es)

En el club catalán serán bajas seguras Rafinha, quien lleva seis meses sin jugar por una lesión en el ligamento cruciforme; Ousmane Dembélé, con una distensión del muslo; Luis Suárez, operado del menisco y Boateng, que tiene molestias en la rodilla izquierda.

Lo cierto es que el próximo 25 de mayo, para cerrar la temporada en España, se danzará a ritmo de sevillana –baile típico de Andalucía– pues aunque ningún equipo de esa bella urbe estará inmiscuido en el césped, se jugará en uno de sus más emblemáticos estadios, el bético Benito Villamarín. Y si bien la historia y el talento del Barça se imponen como favoritos, eso es solo en el papel, pues del otro lado de la cancha estará el Valencia, que tiene argumentos, incluso más que futbolísticos, y no deberá ser un fácil manjar.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez