0
Publicado el 22 Julio, 2019 por Dayán García La O en Deportes
 
 

El frío de Lima VS el calor panamericano

Un acogedor ambiente panamericano se respira en Lima desde que el avión aterriza en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, un aspecto que contrasta con la pertinaz llovizna y las bajas temperaturas
Las vallas y pancartas de los Juegos tomaron por asalto Lima.
Las vallas y pancartas de los Juegos tomaron por asalto Lima.

Por DAYÁN GARCÍA LA O

Fotos OSVALDO GUTIÉRREZ / ACN

Cuando las ruedas del Boeing 737 tocaron la pista del aeropuerto de Lima y el avión se acomodó sobre el concreto, más de un centenar de manos se unieron en un profundo aplauso, como es habitual en estos trajines. Pero en Lima fue diferente.

Este 2019 Lima es la capital deportiva de América y desde que el artefacto volador de la aerolínea Copa aminoró la marcha se pudo ver por la ventanilla las vallas que invitaban a los XVIII Juegos Panamericanos, previstos para inaugurarse el próximo 26 de julio a las 6:30 de la tarde hora local (7:30 en Cuba).

Las primeras impresiones del equipo de prensa escrita que arribó a la capital peruana en la madrugada de este lunes fueron positivas en cuanto a la organización y el colorido propio de una fiesta de tal magnitud. Un carril para trámites migratorios con exclusividad para los visitantes por los Juegos, las sonrisas de los voluntarios, la voluntad de ayudar en todo momento con cuestiones relacionadas con el transporte, fueron de las razones fundamentales para sentirnos imbuidos por el espíritu de Milco, la estatuilla mascota.

Milco es una de las imágenes más representativas de los Juegos Panamericanos.
Milco es una de las imágenes más representativas de los Juegos Panamericanos.

Por cierto, a diferencia de Río 2016 y Barranquilla 2018, Milco apareció rápidamente en el Centro de Prensa, unas horas después de nuestra llegada. En la tienda de souvenirs, la estatuilla que visibiliza la cultura histórica del pueblo peruano Chancay, se vende al precio de 49.90 soles, alrededor de 15 dólares.

Según la vendedora, este 22 de julio se vendieron en cinco horas alrededor de  50 ejemplares de Milco, una de las imágenes más representativas de los Juegos Panamericanos que reunirán en esta ciudad a un total de 6680 atetas de 41 países.

Otro aspecto que golpea desde la mismísima llegada es el clima de esta urbe de más de diez millones de habitantes, con temperaturas entre 8 y 10 grados Celsius, y que obliga a los nacidos en el Trópico a abrigarse más de la cuenta.

Dicen que la mayoría de los días en esta ciudad se parecen: una llovizna que no moja pero “empapa” y unos nubarrones grises que se empeñan en no dejar salir el sol. Pero a partir de que comiencen las competencias, los mejores exponentes del continente intentarán brillar para cambiar esta realidad, como ya hacen los cientos de voluntarios con sus sonrisas y su calor humano.

El color de los Juegos forma parte de la capital peruana.
El color de los Juegos forma parte de la capital peruana.

Dayán García La O

 
Dayán García La O