1
Publicado el 8 Julio, 2019 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

México sigue siendo el rey

El Tri conquistó su octava Copa de Oro y se confirmó como el máximo ganador de la zona, mientras que Cuba certificó su peor actuación en la historia del torneo
Un gol descomunal de Jonathan Dos Santos fue suficiente para levantar la Copa. (Foto: Reuters)
Un gol descomunal de Jonathan Dos Santos fue suficiente para levantar la Copa. (Foto: Reuters)

Por GIOVANNI
MARTÍNEZ

El conjunto azteca no se presentó con
todas sus figuras titulares en el torneo y por ello no lo tuvo nada sencillo.
En instancias decisivas sufrió para derrotar a Costa Rica y Haití, en cuartos y
semifinales, respectivamente. En tanto, en la fase de grupos el partido más
reñido fue ante Martinica 3-2, mientras que el más holgado fue en su debut ante
la selección cubana, donde nos encajaron 7 goles sin sufrir ninguno en contra.

Con respecto a nuestra escuadra, meses
antes del arranque del certamen el presidente de la Asociación de Fútbol de
Cuba, Luis Hernández, aseguró que “todo
jugador con nacionalidad cubana podía participar en el equipo nacional”.

Onel Hernández fue clave en el ascenso del Norwich City a la primera división inglesa y será el primer cubano en jugar en la máxima categoría de ese país. (Foto: as.com)
Onel Hernández fue clave en el ascenso del Norwich City a la primera división inglesa y será el primer cubano en jugar en la máxima categoría de ese país. (Foto: as.com)

Sin embargo, cuando figuras
que actúan en Europa, como Onel Hernández, quien destaca con el Norwich City de Inglaterra, o Christian Joel Sánchez, portero del Sporting de Gijón, afirman
públicamente sus intensiones de jugar por nuestro país, y sus clubes lo ratifican
e incluso se enorgullecen, al final, todo termina en una nebulosa y nada se
concreta.

El máximo dirigente del fútbol cubano
explicó a Cubadebate que para
consolidar estas convocatorias “primero tiene que ir un entrenador a verlo
jugar, a hablar con él, con sus representantes, lo cual es práctica habitual de
otras escuadras. En potencias como Brasil, cuando van a conformar su selección,
el director técnico hace un recorrido por el mundo y se entrevista con los
jugadores, ve su rendimiento y valora las necesidades del equipo”, comentó.

Pero lo cierto es que no somos
brasileños y no tenemos a miles de jugadores para darnos el lujo de escoger. Eso
sí, reforzarnos con estas figuras que actúan en ligas foráneas de notable nivel
podría evitarnos hacer el ridículo. La reciente demostración de Cuba sacó a la luz esa cruda realidad. El
once antillano en suelo estadounidense certificó su peor actuación de la
historia –17 goles en contra y ninguno a favor– en estos torneos, a los cuales asistimos
con cierta periodicidad.

Este resultado deja mucho espacio para
pensar en una solución que permita incluir en la escuadra cubana a jugadores con
roce internacional, pues mientras otras naciones de la región han escalado
posiciones, en gran medida gracias a los futbolistas que van y vienen de otras
ligas, nuestro nivel es decadente.

Si en deportes colectivos como
voleibol, balonmano y baloncesto, hemos incorporado atletas que viven desde
hace años fuera de nuestro país y militan en clubes profesionales sin contratos
con el Inder, el fútbol no tiene por qué ser menos. Se trata del prestigio de nuestro
deporte, ese del cual nos honramos todos los nacidos en esta Isla, sin importar
la latitud donde vivamos.

Resulta entonces imprescindible
pensar en el futuro, pues los desafíos continuarán. Cuba se enfrentará a Canadá
y Estados Unidos en partidos de ida y vuelta durante las venideras fechas FIFA,
cuando a partir de septiembre se juegue en nuestra área la Concacaf Nations League, otro torneo de primer nivel.

Está claro que no somos una
potencia en el deporte de los goles y las atajadas. Sin embargo, vale la pena
actuar con inteligencia para hacer un buen papel ante los ojos del mundo y
alegrar los corazones de los fans de este pasatiempo en nuestro país. Diversas
opciones esperan.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez