0
Publicado el 7 Julio, 2019 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Un nuevo campeón de América

Brasil alza el título continental por novena vez en la historia. Árbitro paraguayo protagonizó el Argentina-Chile

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Brasil sentenció la final cuando jugaba con uno menos. (Foto: infobae.com)
Brasil sentenció la final cuando jugaba con uno menos. (Foto: infobae.com)

Sudamérica bailó a ritmo de samba en la geografía brasileña y fueron los anfitriones quienes mejor se acomodaron a la danza y levantaron la copa bajo el colorido cielo del mítico Maracaná por novena vez en la historia, en un torneo manchado por malas decisiones arbitrales y deficiente uso del VAR.

Individualidades con puntajes altos para algunas figuras de la canarinha, como Everton y Gabriel Jesús, con el agrego de la localía, arremetieron sobre un Perú sin etiqueta de favorito en el partido final.

Gabriel Jesús marcó el 2-1 cuando Perú todavía festejaba el empate. Foto: GETTY IMAGES)

La verdeamarela terminó jugando con un hombre menos y así todo mantuvo el partido en cancha ofensiva hasta el último minuto, sobre el cual consiguió el gol de la tranquilidad cuando Richarlison le pegó desde los 12 metros para el 3-1 definitivo.

A lo largo de todo el torneo, la canarinha marcó 13 goles y solo permitió uno, –el penal cobrado por Paolo Guerrero en la final– lo cual dice mucho de la última línea así como del guardameta Allison.

Entre tanto, un día antes Argentina recordó finalmente su paternidad sobre Chile a lo largo de toda la historia –58 victorias, 24 empates y 6 derrotas– y se repuso de los dos últimos reveses en las cercanas finales de Copa América donde cayó en penales. Un áspero encuentro, con los capitanes de ambas selecciones expulsados en el primer tiempo por el árbitro, el señor Mario Díaz de Vivar, “protagonista” del partido en el Arena Corinthians, significó de cualquier modo el triunfo número 59 de una mejor Argentina sobre sus vecinos andinos y a la vez el tercer puesto continental.

Aunque este fue un torneo por el cual la albiceleste transitó entre tonos grises, consiguieron ir de menos a más, y hubo entendimiento, así como destaque de algunas figuras nuevas como De Paul y Paredes en el centro del campo. Igualmente lució bien el delantero del Inter de Milán Lautaro Martínez, quien se perdió el último choque por acumulación de tarjetas, lo cual conllevó de paso a la esperada entrada en el once inicial de Dybala, quien compartió de manera feliz la cancha con Messi, al menos hasta el minuto 37 cuando apareció en escena la roja directa sobre el rosarino.

El árbitro paraguayo se robó el show y destrozó el partido por el tercer puesto. (Foto: AP)
El árbitro paraguayo se robó el show y destrozó el partido por el tercer puesto. (Foto: AP)

La escuadra albiceleste dominaba el partido y lo vencía 2-0, hasta la agresión de Medel, quien perdió la cordura ante Messi, –tres pechazos y un cabezazo– lo cual condujo a una sorprendente decisión del colegiado: roja directa a los dos implicados. El torneo terminó, pero la polémica expulsión de ambos capitanes aún sigue dando de qué hablar.

Desde ese minuto el partido se condicionó y todo el buen fútbol que veníamos viendo quedó para la historia. Incluso el propio Gary Medel se opuso a la expulsión de Messi: “No estoy de acuerdo con todo lo que se pitó hoy. Son cosas del fútbol, que deben quedar dentro del campo, pero el árbitro lo manejó súper mal, era una amarilla para los dos y se terminaba todo. No fue falta. El árbitro se equivocó y nos expulsó mal a los dos”, declaró Medel a periodistas en el Arena Corinthians.

“Pensé que no nos iba a sacar ni amarilla. Nos pegamos un par de pechazos y listo. Amarilla y basta. Son momentos que uno está caliente, jugadas rápidas, pero el árbitro hizo las cosas muy mal”, insistió el defensa chileno, quien afirmó también que la albiceleste fue perjudicada ante Brasil en la semifinal.

Con respecto al clásico continental, una de las declaraciones más sorprendentes a favor de la Argentina llegó desde el otro lado. Rivaldo, una de las máximas glorias en la historia del fútbol brasileño, quien admitió que el arbitraje favoreció a su país y justificó el enojo de los parciales albicelestes.

“Claro que Argentina tiene razones para quejarse. Brasil tiene mejor equipo que Argentina ahora mismo y seguramente los de Tité habrían ganado sin estos errores, pero hubo dos penaltis a favor de los argentinos en los que el VAR no quiso actuar”, expuso.

En tanto, Lionel Messi fue aún más contundente en sus declaraciones y utilizó la palabra “corrupción” para resumir lo que venía aconteciendo en suelo brasileño con la selección que comanda.

En cuanto al futuro inmediato de Chile y Argentina, hay que decir que la roja se despide de una generación dorada, que conquistó América dos veces después de casi cien años de derrotas. Por su parte, la albiceleste dependerá en gran medida de su nueva generación, que ya no contará con el Di María, el Mascherano o el Otamendi, que fueron en algún momento, a pesar de que no ganaron absolutamente nada. Y por supuesto, no nacerá otro jugador como Lionel Messi en muchos años, incluso allende las fronteras de la nación sudamericana. Queda poco tiempo en la carrera del rosarino, y el implacable reloj no cesará su camino. En el horizonte, Qatar 2022, antes, otra cita en América, cuando Colombia de conjunto con Argentina organicen la próxima edición del torneo continental en 2020, a la cual Leo llegará sobre su cumpleaños 33. Esas serán posiblemente las últimas palabras, los últimos minutos o quién sabe si los últimos goles del astro del FC Barcelona con la camiseta de su país.

Cerremos entonces las cortinas de esta Copa América Brasil 2019 con un dato interesante: un total de 13 futbolistas llegaron marcando dos goles antes de celebrarse la jornada final. Paolo Guerrero y Edision Flores (Perú), Firmino, Everton y Philippe Coutinho (Brasil); Lautaro Martínez (Argentina), Eduardo Vargas y Alexis Sánchez (Chile); Duván Zapata (Colombia), Koji Miyoshi (Japón), Edinson Cavani y Luis Suárez (Uruguay); y Darwin Machís (Venezuela).

A esta lista se unió el Kun Agüero tras conseguir su segundo gol en el partido por el tercer puesto, así como Gabriel Jesús, quien lo hizo en la final, mientras que Everton y Guerrero se consolidaron como los máximos goleadores de la lid con tres. Precisamente el peruano, con 14 tantos, se ubica como el máximo goleador en activo de estas citas, dos más que las 12 del chileno Vargas, último líder de goleo en la Copa 2016. Vargas marcó cinco en esa e igual número en la de 2015, ambas ganadas por su país. El brasileño Zizinho y el argentino Norberto Menéndez son los líderes históricos con 17 anotaciones.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez