0
Publicado el 7 Agosto, 2019 por Dayán García La O en Deportes
 
 

JUEGOS PANAMERICANOS

Juan Miguel y su salto de oro

El saltamontes cubano se impuso con 8 metros y 27 centímetros en Lima 2019
Juan Miguel respondió con su medalla de oro a lo que esperaba la afición cubana. (RICARDO LÓPEZ HEVIA/ AIPS)
Juan Miguel respondió con su medalla de oro a lo que esperaba la afición cubana. (RICARDO LÓPEZ HEVIA/ AIPS)

Por Dayán García La O, enviado especial de BOHEMIA

Lima, Perú.- No ha cumplido los 21 años (solo faltan unos días) y ya tiene la vista del mundo sobre sus piernas cada vez que viene en la carrera de impulso y toca la tabla para elevarse hasta el más allá. Juan Miguel Echeverría marcó en su cuarto intento 8 metros y 27 centímetros más que suficientes para dar a Cuba su segunda medalla de oro en el atletismo de la cita continental.

Seguro, tranquilo, el camagüeyano ni se inmutó con el 8,17 que consiguió el jamaicano Tajay Jam, y siguió con su rutina, sin que nada lo afectara. El 8.09 del primer brinco le daba claras opciones de seguir en competencia al término de las tres primeras rondas.

El ritual siempre fue el mismo, salía del tanque, se movía hasta la zona cercana a las gradas a buscar indicaciones con su entrenador, regresaba y se enfundaba una toalla tipo falda escocesa. Luego se ponía a caminar cerca de la arena, apoyaba con palmadas a sus compañeros. Hasta que se acercaba su turno y llegaba a la marca que había puesto en la zona de carrera, por cierto la más alejada de todas.

Después de un foul larguísimo en el segundo chance y un 8.06 en el que dejó demasiado en el despegue regalando mucho en la tabla, se concentró, fue con todo en la carrera de impulso para conseguir el estirón ganador, aun lejos de sus principales resultados y lo que él mismo esperaba.

“Quería irme con una marca por encima de 8,50 metros, pero las condiciones del tiempo no eran las mejores. Pero igual lo más importante es que aporté la medalla de oro a la delegación cubana”, refirió el saltamontes, campeón mundial bajo techo en Birmingham 2018.

“Son mis primeros juegos panamericanos, estoy muy contento, por eso me enorgullece y espero que todo el pueblo este contento con este resultado.

Gracias a todos, sentí el calor caribeño, el calor de Cuba me impulsó en esta fría tarde”, dijo el rey del salto largo de Lima 2019, premiación que contó con la presencia de la leyenda del atletismo mundial Carl Lewis.

La mediofondista Almanza ganó su primera presea panamericana en los 800 metros. (MÓNICA RF/Kit)
La mediofondista Almanza ganó su primera presea panamericana en los 800 metros. (MÓNICA RF/Kit)

También en la jornada de este miércoles Cuba disfrutó la medalla de plata de la mediofondista Rosemary Almanza en los 800 metros planos, una carrera dominada por la jamaicana Viola Goule con crono de 2:01.26 minutos.

Almanza, que se vio más cómoda ayer en la clasificación, marcó la punta desde el mismo inicio y en el segundo tramo vio como la de Jamaica superaba su esfuerzo y tuvo que poner el extra para mantener el decoroso segundo lugar al pasar la línea con 2:01.64.

Un poco contrariada, la camagüeyana dijo en la zona mixta que esperaba una carrera más rápida. “Fue una carrera muy táctica, pensé correr mejor, quería mejorar mi marca de la temporada pero no pudo ser, ahora me mantengo enfocada en el evento que me queda (el relevo 4×400)”.

Rosmery, con su primera medalla en Juegos Panamericanos, agregó que este resultado representa mucho porque en las dos ediciones anteriores siempre quedaba fuera del podio. “No estoy feliz, pensé que podía ganar, pero seguimos para adelante. Gracias a todos los que han estado pendiente, los que me escriben por las redes sociales, a mi familia. Al final es una medalla de plata y hay que disfrutarla”.

Con esta actuación, Cuba llego a dos medallas y un segundo lugar sacados del Estadio Atlético de la Videna, cuando aún le restan opciones de llegar al podio de premiaciones en algunas disciplinas.


Dayán García La O

 
Dayán García La O