0
Publicado el 9 Agosto, 2019 por Dayán García La O en Deportes
 
 

De nada a todo: el gran salto de Zayas

Luis Enrique es el rey panamericano del salto de altura
Luis Enrique es el rey panamericano del salto de altura

Por Dayán García La O, enviado especial de BOHEMIA

Fotos Eugenio Savio / Lima 2019

Lima, Perú.- Hace cuatro meses Luis Enrique Zayas no estaba en los planes para asistir a Lima 2019. Sin embargo, este 9 de agosto en el Estadio Atlético de la Videna el campeón mundial juvenil del 2016 en la ciudad polaca de Bydgoszcz, rompió en dos oportunidades su cota personal para con la respetable altura de 2,30 metros ganar la medalla de oro en el salto de altura de Lima 2019.

Zayas, quien desde la lid para juveniles ha navegado contra corriente en cuanto a resultados, se convirtió en el cuarto cubano que gana esta prueba en Juegos Panamericanos, detrás de su actual entrenador Juan Francisco Centelles (1883), el recordista mundial Javier Sotomayor (1987, 1991 y 1995) y Víctor Moya (2007).

“En el deporte hay que ser ambicioso”, dijo Zayas.
.- “En el deporte hay que ser ambicioso”, dijo Zayas.

“Esta fue una competencia de mucha presión. Siempre confié en mí, en las indicaciones que me dio mi entrenador en la preparación y en los consejos de Sotomayor desde las gradas”, expresó un emocionado Zayas al llegar a la zona mixta.

Luis Enrique quiso dedicar este triunfo a su preparador Centelles, quien dijo que hizo un trabajo maravilloso. “Este es el mayor premio para lo que hemos trabajado. Me devolvió la confianza. No pudo estar conmigo aquí pero sé que disfrutó mucho la competencia a través de la pantalla. También quiero regalarle este momento a mi familia y a las personas que creyeron en mí”.

Con los 2,30 metros ganó el oro y consiguió la marca de clasificación al mundial de Doha, Catar.
Con los 2,30 metros ganó el oro y consiguió la marca de clasificación al mundial de Doha, Catar.

Agregó que desde hace mucho tiempo no se sentía tan cómodo en el campo. “Mejoré mucho mi carrera de impulso, el trabajo de la cadera, los movimientos en el aire. Cuando salté el 2.28 había roto mi marca personal, pero no quise parar. En el deporte uno tiene que ser ambicioso. Me concentré y tuve fuerza para lograr ese 2,30”, refirió quién además de ponerse en el cuello la presea dorada, marcó la cota de clasificación para el mundial de atletismo, que acogerá la ciudad catarí de Doha, del 27 de septiembre al seis de octubre.

“En la vida las oportunidades hay que aprovecharlas, yo no venía, me dieron el chance y aquí está el resultado. Ahora quiero seguir con el ritmo ascendente. Estoy muy contento con el trabajo de mi nuevo preparador. Este oro es para todo el pueblo de Cuba”, culminó el saltador, quién minutos después recibió su galardón de manos del más grande de todos los tiempos en esta especialidad, Javier Sotomayor, quien todavía ostenta el récord panamericano con 2.40 metros conseguidos en Mar del Plata 1995.

En la misma fecha, la triplista Liadagmis Povea (14,60) confirmó su buen momento para llevarse el bronce en una competencia de nivel mundial, que vio coronarse a la venezolana Yulimar Rojas con récord panamericano de 15,11 metros, y dejó en plata a la jamaicana Shanieka Ricketts con el mejor salto de su vida (14,77).


Dayán García La O

 
Dayán García La O