0
Publicado el 7 Agosto, 2019 por Dayán García La O en Deportes
 
 

JUEGOS PANAMERICANOS

El día que volé en un disco dorado

La cubana Yaimé Pérez se impuso dramáticamente en el lanzamiento del disco de Lima 2019 con récord para la cita en su último envío
La santiaguera Yaimé Pérez ganó el oro y rompió el récord panamericano en el último intento.
La santiaguera Yaimé Pérez ganó el oro y rompió el récord panamericano en el último intento.

Por Dayán García La O, enviado especial de BOHEMIA
Fotos: Irene Pérez/ Jit

Lima, Perú.- Ninguno de los presentes en la tarde noche de este martes en el Estadio Atlético de Lima 2019 podía creer lo que estaba ocurriendo en el campo, específicamente en la jaula de lanzamiento del disco clasificación femenina, donde las mejores dos especialistas de la actual temporada no comandaban la lucha por la medalla de oro al comenzar la última ronda de disparos.

Sucede que en el segundo intento la brasileña Andressa de Oliveira lanzó el implemento hasta la mayor distancia que ha logrado en su vida (65,98 metros), para liderar la competencia e imprimir presión desde el inicio a las representantes de la mayor de las Antillas, Yaimé Pérez y Denia Caballero, amplias dominadoras de la temporada internacional.

Disparo tras disparo, mientras Pérez marchaba segunda y la campeona defensora Caballero intentaba mejorar el cuarto puesto, la esperanza de todos los de la Isla acompañó el recorrido de cada disco salido de sus manos, hasta ahogarse en la pena de ver que no sobrepasaban el límite marcado por la auriverde.

Nerviosos todos, con un nudo en la garganta, vivimos la ronda final.

Fuimos con Denia al círculo de impulso, la vimos ilusionados hacer los giros, soplamos su disco para que volara lejos, pero no fue así. Se nos fue una bala y Caballero se quedó fuera del podio con un disparo de 60 metros y 46 centímetros que arrastró desde el mismo inicio de la competencia.

Cuando tocó el turno a Yaimé en el estadio había silencio total, soplaba una brisa fría, el locutor de la instalación anunció a la líder de la temporada en su última oportunidad de ganar la medalla de oro. Me puse de pie, aguanté la respiración, en mis planes no estaba escribir algo distinto al oro del disco femenino. La vi desde la lejanía de la tribuna de prensa, de pie en la escalera, sin darme cuenta de que obstruía el paso de colegas de otras latitudes. Entró al círculo y en su mano derecha llevaba a un país, comenzó el movimiento y yo con ella, soltó el implemento y yo también, gritó y la imité… Fueron los dos segundos más largos de mi vida, la línea que marca los 60 metros era la referencia, el disco planeó y cayó más allá, había que esperar la medición, otra vez el silencio, hasta que la pizarra se convirtió en la explosión de los cubanos presentes en el estadio: 66.58 metros.

“Lo di todo y salió el disparo”, dijo  Yaimé.
“Lo di todo y salió el disparo”, dijo Yaimé.

Se festejó momentáneamente, faltaba por lanzar la brasileña Oliveira, quien estaba obligada a superarse nuevamente a sí misma. No lo consiguió la del gigante suramericano y Cuba estalló de alegría en Lima, y llegaron los abrazos, y nos reímos del susto, y nos fuimos a la zona mixta a escuchar a la heroína de la noche, quien había conseguido en dos segundos lo que vino a buscar: la medalla de oro y el récord panamericano, desplazando la marca de 66.40 que implantó en 2011 la también cubana Yarelis Barrios.

En el área de entrevistas vi pasar a Denia, lógicamente desconcertada, le tendí una mano, me devolvió el saludo y me miró con las palabras “lo siento” en los ojos. Después llegó Yaimé y dijo a la prensa que estaba súper feliz. “Me concentré en ese último tiro, sabía que podía hacerlo, esta temporada tengo varios registros mejores que el que iba ganando la lid, por eso intenté tranquilizarme y mejorar la técnica. Lo di todo y salió el disparo”.

Luego de reconocer que era el resultado más feliz de su carrera, la santiaguera conocida como la “Rusa” se despidió con una sonrisa. Minutos después sonó el Himno Nacional de Cuba en el Estadio Atlético de la Villa Deportiva Nacional. Había pasado el susto. Cuba llegó a 15 oros en los decimoctavos juegos, con 12 platas y 13 bronces. La historia del disco femenino en Lima 2019 quedará en la memoria de muchos de varias formas posible, en la de este redactor perdurará como el día que voló en un disco dorado sin ser marciano.


Dayán García La O

 
Dayán García La O