0
Publicado el 15 Agosto, 2019 por Abelardo Oviedo Duquesne en Deportes
 
 

Tras Panamericanos Lima 2019

El voleibol ya debe prosperar

Es necesario que enseguida vuelvan a la duela para aprender a divorciarse de los errores no forzados y el mutis en complicados momento
Cuba intervino con éxito en su décimo juego por la medalla de oro en Panamericanos Lima 2019. La última vez que alcanzó la final fue en  durante Guadalajara 2011 donde perdió ante Brasil./ Foto: Norceca
Cuba intervino con éxito en su décimo juego por la medalla de oro en Panamericanos Lima 2019. La última vez que alcanzó la final fue en durante Guadalajara 2011 donde perdió ante Brasil./ Foto: Norceca

Por ABELARDO OVIEDO DUQUESNE

La principal formación de voleibol, clasificación masculina, accedió a uno de los lauros  de los Juegos Deportivos Panamericanos y, así, satisfizo las exigencias aparecidas tras el encuentro organizado por la ciudad canadiense de Toronto en  2015.

En efecto los alumnos de Nicolás Vives demostraron que desean ser triunfadores, pues antes de llegar al podio debieron relegar a la selección de Brasil, a un representativo de la tierra donde sus voleibolistas de las diferentes categorías,  además de bailar samba juegan el voleibol más integral en el mundo.

Empero ahora se brinda en muchos escenarios por esa conquista, resulta juicioso pedir un lapso en medio de loso festejos para analizar cómo le fue al conjunto y descubrir que les falta para ser un contendiente temido de principio a fin de la competencia.

Por supuesto que esa solicitud causará la aparición del mote aguafiestas, pero la gravedad del asunto lo requiere. Antes de empezar la justa deportiva hemisférica, la TV cubana difundió el parecer Luis Gustavo González Carballido. El ex jefe del departamento de psicología del instituto de medicina del Deporte se refirió   a la participación de esos especialistas en la comitiva del país; y explicó la necesidad de su presencia en la cita. A mi modo de ver, esa decisión provocó tempestades en el equipo de voleibol.

La victoria sobre los auriverdes recorrió el mundo, pero el acceso a ella fue tortuosa, no por falta de experiencia competitiva sino porque los jugadores carecieron otra vez de las respuestas óptimas en determinados momentos de ese cotejo. Por ejemplo, en varias ocasiones disfrutaron de ventajas importantes ante sus fortísimos rivales y trabajaron de manera imprecisa, opaca, y ello les costó ceder espacio en el marcador.

Esa historia no es vieja. Así sucedió en los clásicos de la Confederación de Norte Centroamérica y el Caribe (Norceca) escenificados en el país en esta y la pasada campaña, los CAC de Barranquilla, Colombia. Ostentaban ventaja de dos sets por cero; y en el tercero les favorecían los puntos en el pizarrón. Y cayeron en un bache insalvable que los condujo a la derrota. Un combinado bien preparado debe tener argumentos, desde todos los ángulos, para desteñir al rival que intente alcanzarlo cuando solo le esta rubricar un punto para liderar el parcial o el cotejo. Esos sucesos podrían ser nominados desde el ángulo técnico o táctico, de diferentes maneras. Pero la mejor de todas las definiciones es insuficiente capacidad psíquica para tomar las decisiones apropiadas.  Ninguna afición, incluyo a las incondicionales llamadas torcida y barra brava, acepta que un elenco cometa más de 15 errores no forzados, durante casi todas las fechas de las lides de un cuatrienio.

El estratega de Cuba, Nicolás Vives, admitió la falla tras el choque con los argentinos: “Se pudo haber jugado mucho mejor indiscutiblemente. No decidimos en el ataque que es un punto fuerte de nosotros; tampoco  bloqueamos. Estamos contentos con el grupo, hay que seguir trabajando para mejorar esos aspectos”.

Miguel Ángel López, máximo anotador de Cuba: “Pienso que la concentración nos jugó una mala pasada. Pensábamos que debimos mantener la concentración, como ayer no pudimos hacerlo ante Argentina, que es un equipo excelente”.

 Al igual que en 2017 el voleibol concurrió a las lides clasificatorias de las diferentes categorías, que brindaron pasaportes para la lides mundialistas. Ello invita a cuidar esa disciplina…aún más, y abrigarla con todos los elementos que le permitan crecer. Porque la victoria es un derecho que ampara la vida, siempre y cuando la resguarde el auténtico pensamiento científico y social.

Equipo de Estrellas Lima 2019. Mejor Atacador Carlos Barreto (BRA).

 Mejor Atacador. Vicente Parraguirre (CHI). Mejor Central Livan Osoria (CUB). Mejor Central Roamy Alonso (CUB).  Mejor Acomodador Matias Sanchez (ARG). ejor Libero Sebasitan Castillo (CHI). Mejor Opuesto Maurice Torres (PUR). MVP Nicolas Bruno (ARG).


Abelardo Oviedo Duquesne

 
Abelardo Oviedo Duquesne