0
Publicado el 4 Agosto, 2019 por Dayán García La O en Deportes
 
 

JUEGOS PANAMERICANOS

El voly puso a soñar a millones

La contudente victoria mereció la felicitación del Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel. 'Felicitaciones por el triunfo ante Brasil', escribió el mandatario en su cuenta @DiazCanelB, utilizando las etiquetas #SomosCuba y #SomosContinuidad.

Por Dayán García La O, enviado especial de BOHEMIA

Fotos Roberto Morejón/ Jit

Minutos después del triunfo el Presidente cubano, Miguel Díaz- Canel Bermúdez, refrendó la hazaña en su cuenta de Twitter.

Callao, Lima, Perú.- Desde hace exactamente ocho años Cuba rema contra la corriente en el deporte de la malla alta. En la cita continental de Guadalajara 2011 coincidió la última generación ganadora del voly de la mayor isla antillana, cuando se perdió en ambos sexos en la final frente a los elencos de Brasil.

Después no se pudo contar con un número considerable de esos jugadores, muchos con la condición de subcampeones del mundo en el año 2010, quienes tomaron un camino independiente para insertarse en las principales ligas del mundo. Luego de un fugaz paso por Toronto y de ausentarnos de los principales escenarios competitivos, el conjunto masculino devuelve la ilusión a millones de cubanos y protagoniza la mejor actuación de las modalidades colectivas en Lima 2019.

Sucede que los dirigidos por Nicolás Vives se incluyeron en la final del evento, con uno de los mejores partidos de los últimos tiempos y un triunfo en la final ante Brasil, que aunque haya escogido para la ocasión un equipo B tenía serias intenciones de ganar la medalla de oro.

La defensa de campo fue uno de los aspectos esenciales en la victoria. Foto:Roberto Morejón/Jit

En el Polideportivo Callao la barra auriverde no podía dar crédito a lo que estaba sucediendo sobre la cancha. En un partido redondo los cubanos le entraron con ganas y concentración para dejar sin recursos en solo tres parciales a la canarinha de la malla alta, y de paso poner a gozar a los cubanos presentes en la sala techada y a los millones que siguieron el partido a través de la televisión.

Cuando el espirituano Osniel Melgarejo se levantó desde zona número cuatro para conseguir el punto 25 del tercer set fueron muchos los que remataron con él. Los parciales de la victoria fueron 25-16, 25-22 y 25-21, y dos horas después, cuando este enviado especial de BOHEMIA se sienta en el hotel a redactar la crónica aún no cree que haya sido tan fácil, tan mágico, tan de mentira… tan real.

En el voly, deporte de mis amores, no creo que me haya tocado vivir un 3-0 a Brasil, por eso cada punto lo grité con unas ganas tremendas, con toda la rabia de las derrotas vividas en beisbol, sofbol, balonmano y toda especialidad colectiva que vio actividad en Lima.

Otro que concluyó sin voz fue el director técnico Nicolás Vives, quien dialogó con los periodistas acreditados en la zona mixta y dijo que había mucha preocupación en la gente por la derrota contra Argentina en el primer partido, pero que a pesar del 0-3 había sido un partido que se definió por seis puntos de diferencia. “Después de eso fue borrón y cuenta nueva para imponernos a Puerto Rico y a Perú”.

Miguel Angel López fungió como opuesto para liderar la ofensiva cubana. Foto: Roberto Morejón/Jit

El DT agregó que antes del partido con Brasil sus discípulos entrenaron muy bien, fundamentalmente la defensa y el bloqueo por la diagonal. “Nos preparamos para un juego largo, con un posible quinto set. Los muchachos salieron a dar lo mejor de sí y se resolvió en tres parciales. Lo más importante es que supimos mantener la concentración, y que resolvimos las situaciones jugando desde arriba en el marcador.

“Nuestro equipo sigue siendo muy joven, con un promedio de edad de 21 años. Por eso temíamos que la ansiedad de querer hacerlo bien los llevara a cometer errores. Pero supieron ajustarse y resolver cada situación”, declaró Vives.

El ex pasador de los equipos nacionales refirió además que han trabajado mucho la defensa para mostrar un alto nivel. “Hemos mejorado, las cosas salieron bien, este triunfo estamos seguros que significa mucho para la delegación y para el pueblo cubano. Esto no para aquí, queremos regalarle lo más grande”.

El equipo antillano tiene la mesa servida para a las 8:30 de la noche hora local (9:30 pm en Cuba) salir a la cancha a matar dos pájaros de un tiro: la revancha frente a la selección argentina y la medalla de oro que en el caso de los hombres no se gana desde la edición de Winnipeg 1999.

En la historia de las citas multideportivas continentales Cuba ostenta cinco medallas de oro, cuatro platas y tres bronces. Los títulos fueron en Cali 1971, México 1975, San Juan 1979, La Habana 1991 y la referida versión de Winnipeg.

Esta noche puede apagarse el tango en el Polideportivo Callao y sonar el son cubano, para que bailen los millones de fanáticos que aún guardan con profunda nostalgia los resultados que en la cancha de voly han sabido regalarles al más alto nivel, otras generaciones de jugadores.


Dayán García La O

 
Dayán García La O