0
Publicado el 12 Diciembre, 2019 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

LUCHAS: Fiestas sin ron

O el final de una película de suspense
Mijaín López, pentacampeón Panamericano, Lima 2019

Mijaín López protagonizó el acontecimiento del año. / Foto: Roberto Morejón/ Jit

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

En diciembre pasado comenzó una especie de nueva película de suspense. Ocurrió tras darse a conocer una noticia. Las luchas fueron seleccionadas como el mejor deporte de nuestro país en el año 2018. “Vamos a serlo también en 2019”, nos dijo confiado Luis de la Portilla, comisionado nacional, en declaraciones para los lectores de BOHEMIA. ¿Lograrían volver a desplazar al siempre poderoso boxeo? Sí… al bien llamado buque insignia. ¡Y pudieron!

Esa fue una primera muy sana disputa, en la categoría de deporte del año, de la que salieron victoriosos: ¿luchas o boxeo? Pero no fue la única…

Las especulaciones se dispararon también en el acápite de mejor atleta masculino individual entre dos campeones mundiales: ¿el luchador Ismael Borrero o el boxeador Andy Cruz? Esa dura porfía favoreció también a un representante de los colchones.

¿Mandrake?

Pero no fue todo lo conseguido por los luchadores, de quienes otras veces hemos escrito que parecen tocados por la varita mágica de Mandrake el mago.

El novato resultó Gabriel Rosillo, campeón panamericano juvenil, de los Juegos Panamericanos Lima 2019, y mundial juvenil.

Entre los 10 Atletas del Año el primero de la lista fue el casi invencible Mijaín López, tres veces monarca olímpico, abanderado de la delegación en Lima 2019, y de nuevo con otra  medalla de oro.

Uno de los que recibieron mención resultó Oscar Pino, plata como librista en Lima 2019 (pese a que es de la greco), y en los Campeonatos Mundiales, celebrados en Nur-Sultán, Kazajistán. Lo hizo en greco sustituyendo a Mijaín.

(No puede dejar de recordarse que en Kazajistán se unió un eslabón más a una cadena impresionante: en los últimos 28 años con celebración de Campeonatos Mundiales los cubanos han ganado al menos una medalla. Y esa racha empezó en 1982…).

Hubo más

¿Y cuál fue seleccionado como el acontecimiento del año? El de Mijaín López al convertirse en el luchador con más títulos en Juegos Panamericanos (cinco).

Vamos ahora para los juveniles…

La fenomenal Milaymis de la Caridad Marín resultó la atleta, apuntalada por sus coronas en el mundial juvenil, y en el de para menores de 23 años.

Y entre los 10 juveniles hubo un muy merecido espacio para Yonger Bastida, plata en el mundial juvenil, bronce en el de menores de 23 años.

Éxitos conseguidos sin la varita de Mandrake el mago.

Y que nos llevan a escribir, como en el título, que las luchas se encuentran en este fin de año viviendo unas fiestas sin ron (por cierto: ¿No es verdad que no lo es imprescindible en los festejos?). Lo cual no quita que en algún momento se empine el codo…


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez