0
Publicado el 13 Diciembre, 2019 por Dayán García La O en Deportes
 
 

Bèisbol

Menos robos: disminuye ‘actividad delictiva’ beisbolera

En tiempos de falta de sluggers, los equipos utilizan cada vez menos el robo de base como herramienta ofensiva

Por DAYÁN GARCÍA LA O

  • Robo de base, Matanzas-Industriales

    (Foto: cubadebate)

    DE LA SERIE NACIONAL número 59 hay estadísticas que se alejan bastante del nivel de calidad al que aspiramos. Hoy toca analizar el robo de bases, un arte en peligro de extinción y que suma números negativos para la mayoría de los equipos involucrados en la segunda fase del torneo. Cuando a casi todos los conjuntos les restaban 15 partidos para concluir el calendario había un balance de matices que iba de un extremo al otro. Por ejemplo; la ofensiva de Matanzas estafó en 74 juegos un total de 31 bases, con siete hombres capturados en el intento, o sea, aunque el total no es grande destaca la efectividad de sus corredores. En el caso de Camagüey aumenta la cantidad con 43 bases robadas y 18 puestos out. Pero es imposible, que en un mismo torneo, con todos los equipos cuajados de jugadores sub 23 años, con velocidad en el corrido de las bases, otros tengan guarismos tan malos en esta acción del juego. Cienfuegos posee números para el olvido, con 20 robadas y 26 atrapados, mientras que otras escuadras superan por poco el 50 por ciento: Santiago de Cuba (15-13), Industriales (22-17) y Las Tunas (47-33). Otro punto de vista interesante es mirar el problema desde la óptica del receptor, o sea, cómo se defiende la jugada de robo de base. Primero hay que decir que es injusto en extremo que el que calza los arreos se lleve toda la responsabilidad. Un análisis a este aspecto señala que los receptores del equipo de Industriales no han tenido un buen año. Con experiencia en el team Cuba en los últimos años, Óscar Valdés y Frank Camilo Morejón tienen balance de solo 14 puestos out de los 44 que han intentado ganarle una base. Por si fuera poco, solo una nómina tiene balance positivo, Camagüey, con Yendris Téllez liderando a la tropa para un performance de 21 atrapados en 35 intentos.

  • Enriquito Díaz. La bala de Centro Habana es el mejor ladrón de bases en las series nacionales cubanas.

    La bala de Centro Habana es el mejor ladrón de bases en las series nacionales cubanas.

    EN NUESTROS CLÁSICOS domésticos brilló en el robo de bases el habanero Enrique Díaz, quien se movió en 26 campañas por los equipos de Metropolitanos e Industriales. La bala de Centro Habana lidera los números históricos en esta acción de juego. Puede preciarse de ser el que más estafas tiene con 726 y también el que más han sorprendido en esa faena con 279. En tiempos de toleteros de poder y de buenos receptores el pimentoso Enriquito ganó once lideratos individuales en robos, incluido el récord casi mítico para una temporada (55 en 1993).

  • PARA SEGUIR GRAFICANDO la realidad actual en la temporada 2019 de la Major League Baseball, un torneo mediado por la sabermetría y por la cantidad de jugadores que pueden desaparecer la pelota del campo, los Rangers de Texas fueron los que más estafaron en la temporada regular con 131, mientras que los Twins de Minesotta solo acumularon 28. En el caso de los últimos se puede justificar con la mayor producción de jonrones de todo el torneo. Para la historia quedó el récord de Oakland en la Liga Americana con 341 robos en 1976, solo por detrás de la marca de 347 de los Gigantes de Nueva York en 1911. Sucede que Tim “Rock” Raines, jugador que se robó 70 bases o más entre 1981 y 1986, dijo que el béisbol actual es de batazos largos y ponches. “Los pitchers son tan buenos que los equipos dependen más de su bateo que de la velocidad”, agregó el elegido al Salón de la Fama. Antes esta acción del juego era prioritaria, tanto que los connotados velocistas eran contratados como instructores por las organizaciones. También hay que entender que la sabermetría y los adelantos tecnológicos han influido, cuando un bateador se presenta a la caja y el corredor se despega, los managers y coaches tiene a la mano la información del tiempo que el lanzamiento del pitcher alcanza el guante del receptor, y el tiempo del tiro de este al segundo cojín. Todo está fielmente milimetrado.

 

Líderes históricos en bases robadas

#         Nombre                                   Bases robadas

1        Enrique Esteban Díaz Martínez          726

2        Víctor Mesa Martínez                            588

3        Eduardo Paret Pérez                                474

4        Luis Ulacia Álvarez                                 355

5        Wilfredo Sánchez González                  339

6        José Antonio Estrada González          337

7        German Mesa Fresneda              335

8        Antonio Jiménez Casa Del Valle        324

9        Sergio Quesada Quintero                     284

10      Omar Linares Izquierdo             246

 


Dayán García La O

 
Dayán García La O