0
Publicado el 19 Febrero, 2020 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Bèisbol

Lo que no mata fortalece

Los campeones nacionales fueron homenajeados en Matanzas, mientras los peloteritos de Bayamo se coronaron en las Pequeñas Liga

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

  • Trofeo béisbol

    Armando Ferrer: del debut a la gloria. (Foto: cubasi.cu)

    LA ENTREGA OFICIAL del trofeo de campeones de la Serie 59 en las manos del debutante mánager Armando Ferrer junto a los Cocodrilos de Matanzas tuvo lugar en el recién restaurado teatro Sauto de la Ciudad de los Puentes, durante una velada con pifias de audio e incongruencias gráficas, pero válida para felicitar a los líderes del torneo doméstico cubano, así como al todos estrellas, tanto defensivo como ofensivo, entre otros reconocimientos especiales. Una fiesta memorable para una provincia que nos enseñó que venir del sótano a la cima también es posible en nuestro pasatiempo nacional, ese que Juan Francisco Puello Herrera, presidente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) pretende boicotear, al confirmar que nuevamente no seremos invitados a la siguiente edición de la Serie del Caribe, prevista para 2021 en Mazatlán, México. Para viajar a ese país no existe problema alguno con el tema del visado, hecho por el cual justificaron nuestra exclusión de Puerto Rico, isla donde justamente fuimos campeones en 2015. Lo cierto es que esta decisión solo nos incita a elevar aún más la calidad del béisbol hecho en Cuba para seguir brindando a los aficionados un espectáculo cada día mejor, en un deporte que goza de muy buena salud en todo el archipiélago nacional y no detendrá su crecimiento, pero es lamentable que nuestra nación, creadora de estas lides en 1949, se vea fuera de una justa que nos ofrece el tan oportuno roce internacional y a la cual debemos pertenecer por ley, pues decir Caribe y excluirnos es de entrada un desliz geográfico, similar a hablar de béisbol sin mencionarnos.

    2- Los campeones de las Pequeñas Ligas recorrieron Bayamo en coche. (Foto: LUIS CARLOS PALACIOS)

    Los campeones de las Pequeñas Ligas recorrieron Bayamo en coche. (Foto: LUIS CARLOS PALACIOS)

    Nuestra pelota no frena su desarrollo y las contrataciones de atletas cubanos en el exterior son una prueba de la cantera inagotable que poseemos, como también lo fue el campeonato de Pequeñas Ligas, ganado por los niños de 11-12 años de Bayamo, quienes superaron par de veces (6-4 y 10-15) a sus rivales del municipio de Diez de Octubre, en un espectáculo superlativo, que repletó de espectadores los terrenos de la Ciudad Deportiva capitalina, evento que incluso mereció ser televisado. El recibimiento de los pequeños en Bayamo fue igualmente impresionante. Un recorrido en coche por las calles de la ciudad, colmadas de fans que les aplaudieron durante todo el trayecto, hasta la sede del Comité del Partido (PCC) en Granma, donde terminó el periplo y dio inicio un acto presidido por Federico Hernández Hernández, primer secretario del PCC en la provincia. Merecido homenaje para los pequeños, que en un futuro cercano vestirán el uniforme de la selección absoluta de mayores y quizás muchos de ellos puedan también ser contratados en el exterior. Firmas que desde lo personal siempre aportarán a cada pelotero un nivel competitivo superior, como ya sucede con algunos de nuestros mejores atletas, mientras que en lo colectivo constituyen experiencias para el grupo cuando estos jugadores se integran en él de cara a compromisos del team Cuba allende nuestras fronteras. En definitiva, los mejores deben jugar en las ligas más duras del mundo para seguir superándose; pero eso sí, tributar a la selección nacional tiene que ser un requisito indispensable, más allá de lo legal, por lo que implica moralmente, hecho que no se está concretando en algunos casos, en los que el rendimiento de figuras talentosas ha sido notablemente bajo. El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en una reunión con autoridades del Inder para analizar la nueva estrategia a seguir con este deporte, llamó a analizar mejor los resultados de los peloteros cubanos contratados en el extranjero cuando se insertan en el equipo nacional, pues uno de los objetivos es que aporten más a la competición en el país. En igual sentido, mientras sigamos perfeccionando la Serie Nacional crecerá el interés de esas figuras por regresar a vestir los uniformes de las provincias que les vieron nacer y de la novena cubana, cada día más fortalecida. Hasta el instante de escribir estas líneas se habían oficializado un total de 11 contratos con ligas foráneas.

  • Miguel Borroto remarcó como una prioridad la necesidad de construir carreras para ganar los partidos. (Foto: ANARAY LORENZO COLLAZO)

    Miguel Borroto remarcó como una prioridad la necesidad de construir carreras para ganar los partidos. (Foto: ANARAY LORENZO COLLAZO)

    EN UN BREVE CONTACTO CON LA PRENSA en el estadio Latinoamericano de la capital cubana, durante uno de los últimos días de la concentración de la preselección nacional que participará en el torneo preolímpico con cita en Arizona del 22 al 26 de marzo, su timonel Miguel Borroto remarcó como una prioridad la necesidad de construir carreras para ganar los partidos, y aunque dijo que era “muy temprano para comenzar a hablar de nombres”, terminó por hacerlo, bajo un intenso sol de mediodía en el Coloso del Cerro, donde volaban las pelotas de un lado para otro. “Al Premier salimos de Cuba sin jugar. En esta ocasión ya los atletas vienen de participar en la postemporada, donde estuvieron casi todos los regulares. Iremos a México a buscar las visas y celebraremos algunos choques con equipos que están en la pretemporada de la Liga de Verano de ese país. En Corea nos falló la ofensiva, porque estuvimos bien a la defensa y en el pitcheo”. Para lanzarle a Canadá, el rival más duro de la llave B del clasificatorio de Arizona –sin demeritar a Venezuela– Borroto adelantó que será Carlos Juan Viera, una de sus principales cartas de triunfo, sitio de honor donde también figura el zurdo Liván Moinelo. El entrenador tuvo además palabras de elogio para Yamichel Pérez: “tiene tremendo control y supo lanzar con efectividad en estadios llenos”. En cuanto al bateo, principal deficiencia en los últimos eventos internacionales en los que hemos participado, el igualmente director de los Toros de Camagüey resaltó la competitividad de Leslie Anderson y su buena adaptación al ritmo de entrenamiento, así como a Cesar Prieto, sobre quien expresó que: “a pesar de su juventud se le ve cada vez mejor, lo mismo a la ofensiva que a la defensa”. Sobre los receptores Borroto dijo que se deben llevar tres, para así tener uno en juego, otro en el banco y un tercero en el bullpen, pues en Arizona se va a aplicar la regla de los 90 segundos para entreinning, por lo que si no se lleva a un trío de enmascarados habría que buscar a otro jugador para que se agache tras el plato. En cuanto a las ausencias más notables, afirmó que Santiago Torres solo juega la segunda base y con la incorporación de Raúl González se ha ganado más. “Está completamente recuperado y puede desempeñarse en segunda, tercera y el campo corto. Similar ocurre con Eduardo Blanco, quien solo lo hace en el jardín central y ahí tenemos buenos bateadores, zurdos por demás. Para una preselección tan corta no podemos llamar a tantas personas”. Al comentar sobre el corte final donde se definirán los 24 peloteros que nos representarán en suelo estadounidense, Borroto dijo que la selección “hay que definirla en México, porque para cumplir la parte migratoria es preciso presentarse en ese país, así que tenemos que ir todos para allá y entonces, atendiendo a los juegos que celebremos, se dará a conocer el equipo definitivo”. Cuba enfrentará a los conjuntos de Venezuela, Colombia y Canadá dentro del grupo B del preolímpico, justa que solo ofrece un boleto directo para Tokio 2020, además de la opción adicional de un segundo evento en Taipéi para quienes ocupen los puestos dos y tres en suelo estadounidense, en la que sería la última oportunidad de clasificación para el béisbol olímpico. Al menos nuestro equipo está fusionado con figuras jóvenes y otras consagradas, así como un cuerpo técnico que durante la concentración se ha enfocado en pulir, y en muchos casos remendar, las deficiencias que en los eventos del pasado cercano nos han costado caras. No hay dudas de que un buen desempeño en las lides que se avecinan será clave para seguir fortaleciendo nuestro béisbol y rescatar el prestigio del que presumimos años atrás, como también para que no pierda calidad y competitividad la Serie Nacional, la cual se nutre igualmente del roce internacional, tanto en torneos como por las contrataciones de peloteros en ligas profesionales. Un casi tocayo de Cepeda, Friedrich Wilhelm Nietzsche, destacado filósofo alemán del siglo XIX, escribió una larga frase que en nuestro tiempo se popularizó resumida como: “Lo que no te mata, te hace más fuerte”, una sabia guía para nuestra selección, que tendrá que crecer buscando alternativas para su desarrollo y obviando criterios opuestos de directivos internacionales.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez