0
Publicado el 27 Mayo, 2020 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

RECORDANDO (30): Hazaña en… ¡La Habana 1991!

Un momento crucial: aquellos Juegos Panamericanos
El luchador grecorromano Héctor Milián fue uno de los campeones en los Juegos Panamericanos La Habana 1991.

El luchador grecorromano Héctor Milián fue uno de los campeones en los Juegos Panamericanos La Habana 1991.

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

La invitación que traemos hoy es para recordar la mayor hazaña lograda en casa por el deporte cubano…

¡Es un tema apasionante el de los Juegos Panamericanos de La Habana 1991!

Ha sido también el evento deportivo más importante celebrado en nuestro país.

Cuba realizó la hazaña de desplazar en la tabla de medallas a Estados Unidos. Y lo hizo impulsada por un fabuloso botín 140 de oro (diez más que las del poderoso rival que logró relegar).

Una sola vez otra nación había logrado terminar por encima de los de Estados Unidos. Lo hizo Argentina, también como sede (46 por 68), en aquella edición pionera celebrada en el año 1951.

En los recuerdos sobre La Habana |991 nos vino también cómo Fidel, el Líder de la Revolución, los dejó inaugurados. Y lo hizo, de acuerdo al estilo tradicional, quizás en la intervención pública más corta de toda su vida. O su asistencia a diversas instalaciones.

Hablando de intervenciones: el mexicano Mario Vázquez Raña, entonces presidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), los calificó en ese momento como “los mejores Juegos Panamericanos de la historia”.

La verdad es que fueron toda una fiesta (celebrada del 2 al 18 de agosto), en la que el pueblo había puesto antes su granito de arena con el apoyo en las labores constructivas.

Una confesión personal antes de seguir tecleando. Se trató de mi primer gran evento como periodista. Es notorio que el tema me apasiona. No es la primera vez que escribo de La Habana 1991.

No pensamos que se vivió exactamente una superioridad del deporte cubano sobre el norteño. Es que al muy fuerte deporte cubano de aquel momento no se le podía ganar enviando en algunas disciplinas a segundas o terceras figuras.

No decimos tampoco que a la delegación visitante le faltó un alto nivel. Eso lo explicaron incluso los directivos norteños. Lo que ellos dijeron (y más) vendrá ya en el próximo RECORDANDO


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez