0
Publicado el 30 Junio, 2020 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

Un poco más (¡del notición!)

Los cubanos han ganado 52 medallas en campeonatos mundiales juveniles de luchas
Roberto Monzón: acostumbrado a los podios. (TERRA.COM)

Roberto Monzón ganó tres medallas de oro y una de bronce en campeonatos mundiales juveniles de luchas. (terra.com)

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Lo primero fue dar rápido el “notición”. Y ahora llegó el momento de acercarnos un poco más a él sin tal apuro…

Después de once años se van a rescatar los equipos nacionales juveniles de luchas, un importante eslabón, y aquí comienza ya lo nuevo para nuestros lectores, un deporte en el que nuestro país ha logrado importantes éxitos en campeonatos mundiales.

Los números no mienten: en ellos nuestros compatriotas han ensartado 52 medallas (24 de oro-15 de plata y 13 de bronce).

¿La división de ellas por estilos?

Lucha grecorromana: 15-6-6=27.

Lucha libre (masculina): 8-7-7=22.

Lucha libre (femenina): 1-2-0=3.

La no existencia de esos equipos, y la poca participación en eventos, llevaron entre otros males, a que se abriera un largo paréntesis negativo. Desde el mundial de Ankara 2009 (en que Yasmani Lugo ganó la división de los 96 kilogramos en el estilo grecorromano) no tuvimos más campeones hasta el de Tallin 2019 (Gabriel Rosillo, 97 de la greco, Milaimys de la Caridad Marín, 76).

Ah… Lugo terminó subcampeón en los Juegos Olímpicos de Río 2016, y otros muchos cubanos con éxitos en las filas juveniles después lograron otras proezas en las filas de los adultos.

Unos pocos ejemplos:

Roberto Monzón, el único cubano tres veces campeón mundial juvenil (Cali 1992, Budapest 1994, Walbrzych 1996), terminó con la de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Él tuvo también bronce en el de Turku 1997.

Héctor Milián tras ser invencible en Schifferstadt 1986 lo fue también en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Juan Luis Marén (58 de la greco) ganó en Wolfurt 1988, y luego conquistó tres medallas en Juegos Olímpicos: dos de plata (Atlanta 1996 y Sydney 2000) y una de bronce (Barcelona 1992).

Y se pudieran poner otros ejemplos muy sólidos…, por eso es un notición el rescate de los equipos juveniles de luchas.


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez