0
Publicado el 29 Julio, 2020 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

PALCO 211

¿Caras nuevas?

La inclusión de refuerzos divide criterios

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

  • Besibol sin publico

    (Foto: cubadebate.cu)

    LOS 75 JUEGOS de la fase inicial, previa a los playoffs, permitirán que todos los peloteros estén presentes con las novenas de sus provincias por un período de tiempo más largo, lo que masifica el espectáculo en cada territorio, sin cerrar las puertas de la mitad de los estadios demasiado temprano en la Serie Nacional 60. Esa estructura es la más aclamada por todos, y deberá hacerse oficial por la máxima dirección del béisbol en Cuba antes del arranque de la contienda, pero sin duda el tema de los refuerzos, los cuales solo se pedirán a partir de las semifinales y serán cuatro por equipos, ha dado margen al debate. Si bien es cierto que incluirlos casi en el cierre de la campaña permite que los elencos lleguen por sus propios medios hasta esa instancia, a la vez se traduce en horas de juego perdidas para quienes de todos modos se sumarán en las postrimerías a las novenas clasificadas. “¿No sería mejor elegirlos desde cuartos de final, para que se acoplen a sus nuevos equipos y no pierdan la forma deportiva, además de ganar en espectáculo?”, me pregunta Manolín, aunque tampoco descarta la idea de ver un campeón puro, sin forasteros. “¿Todos los refuerzos sentirán amor por su nueva camiseta?”, se cuestiona el nieto del profesor Vallecillo, mientras me susurra al oído una lista de nombres que no han rendido igual después de cambiar el color del uniforme.

  • LA PELOTA OLÍMPICA de Tokio 2020 (ahora en 2021) se jugará del 28 de julio al 7 de agosto en varias ciudades de Japón. Así lo ratificó La Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés), cuando también informó que los dos elencos pendientes por clasificar emanarán del torneo preolímpico de América y de otro global a disputarse en el primer semestre de 2021. Hasta el momento las novenas con boleto para la justa bajo los cinco aros son el anfitrión; Israel como ganador del clasificatorio de Europa-África, y Corea del Sur y México, por terminar como los mejores ubicados por Asia y América en el Premier 12. Cuba intentará clasificarse en Arizona, donde no la tendremos nada fácil frente a rivales como Colombia, Canadá y Venezuela, y en segunda instancia ante quienes sobrevivan de un grupo aún más fuerte constituido por Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y Nicaragua. De no sacar el pasaje directo, al menos podemos soñar con una plaza para pelear por el último cupo olímpico si terminamos segundos o terceros en suelo estadounidense, y preparar entonces las maletas para una lid intercontinental que tendrá lugar posteriormente en Taipéi de China. Ojalá podamos colarnos en Tokio, sobre todo porque en París 2024 no se jugará béisbol. Buen momento para recordar el debut de la pelota como deporte de medallas en Juegos Olímpicos, el 26 de julio de 1992 en Barcelona, un día después de que Montserrat Caballé y Freddie Mercury entonaran a todo pulmón el nombre de la Ciudad Condal en la legendaria ceremonia que dio paso a la mejor actuación de todos los tiempos bajo los cinco aros de una delegación cubana (quinto lugar con 14 medallas de oro), donde se sumó también el béisbol al levantar el trofeo de campeones gracias a aquella infranqueable generación que transitó sin rivales. Viajar 28 años en el tiempo es volver a vivir. Y, claro, soñar y trabajar en resucitar la supremacía de nuestra pelota.

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez