0
Publicado el 8 Julio, 2020 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

KÁRATE: Lo espera un niño

Cirelys Martínez: campeona en Barranquilla 2018. (ACN)

Cirelys Martínez: campeona en Barranquilla 2018. (ACN)

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Cada tarde, a pesar de la pandemia que castiga al planeta, se ha puesto su reluciente kimono blanco de karateca (¡es Sexto Dan Cinturón Negro!). Sube para la azotea de la casa cuando baja el sol. Y comienza a hacer sus katas (movimientos como de un combate). Un niño alegre, desde el techo de la del frente, lo espera y lo imita…

Lo más importante, ¿por qué a veces nos confundimos?, no es si el niño cuando crezca llegará a campeón. Ésas tardes, en estos meses difíciles, lo han ayudado, gracias a la magia del deporte, a soportar el tan necesario aislamiento físico.

El hombre al que ha estado imitando es toda una autoridad: Francisco García Almenares, jefe técnico de las preselecciones nacionales de kárate, un pedagogo, un entusiasta, lo cual seguro le ha llegado al niño de azotea en azotea.

Pero el especialista, como es lógico, no ha estado en todo este tiempo solo subiendo a la azotea a hacer katas con su vecino.

“He realizado planes de entrenamiento para los integrantes de la preselección, pues el tiempo es muy corto, y los objetivos muy altos”, dijo con ese entusiasmo que siempre le he notado en los muchos años que nos conocemos.

En el 2013, a raíz de un trabajo para BOHEMIA, nos dijo:

“Soy un ´periodista frustrado´. Me encanta mi deporte. Y creo que el periodismo más…”.

El kárate ha logrado ir creciendo: Carmen Aizpurúa, comisionada nacional, nos dijo antes de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018: “En los de Veracruz 2014 ganamos dos medallas de plata y tres de bronce, para un total de cinco. Ahora en los de Barranquilla 2018, incluso con nuestra instalación remodelada, hay posibilidades de superar ésa actuación”.

¿Y qué pasó en realidad? ¡Se mejoró! La cosecha fue de una de oro, dos de plata y cuatro de bronce, para un total de siete, y un cuarto lugar por países.  Quedaron por delante 1.-Venezuela (4-5-1=10), 2.-República Dominicana (4-1-2=7) y 3.-Colombia (2-1-4=7). Y escoltándonos, en quinto lugar, Guatemala (1-0-3=4), la otra de las cinco naciones que pudo adjudicarse al menos una de las 12 coronas. Al podio llegaron representantes de diez.

La campeona que tuvimos fue Cirelys Martínez León (división de los 68 kilogramos). Las dos de plata terminaron en los cuellos de Baurelys de la Caridad Torres Alverdi (55) y Maikel Alejandro Noriega Silverio (67). Y las cuatro de bronce las alcanzaron Elisabet Vasallo Rodríguez (61), Lázaro Jordan Chapman Mora (más de 84), Darián Antonio Díaz Torres (75) y Claudia Burgos (katá).

Sí, un paso de avance que hace pensar podrán venir otros…

Un poco más acá también hubo buenas noticias, pues a este deporte pudo adelantarse a la llegada de la pandemia.

“El Campeonato Nacional, efectuado del 24 y al 28 de enero en Cienfuegos fue uno de los mejores de los últimos años. Se apreció un alto nivel entre el equipo nacional y el resto de los participantes”, afirmó, en declaraciones al colega Daniel Martínez, del periódico Trabajadores, la también ex destacada karateca.

“Trataremos, dentro de las posibilidades del organismo, de asistir a algunos de los torneos que otorgan puntos para la clasificación hacia los Juegos Olímpicos de Tokio. Actualmente tenemos cinco atletas con ése propósito. Si incursionan en varias justas de nivel, mayores posibilidades tendrán de asegurarse”, agregó.

Y ahora una pincelada para tratar de poner un granito de arena en el aumento de nuestra cultura deportiva: el kárate es el segundo arte marcial y deporte de combate más practicado en el mundo (50 millones de personas), detrás del taekwondo (60 millones) y por delante del judo (16 millones). ¿Lo sabrá el niño de la azotea..?


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez