0
Publicado el 16 Julio, 2020 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

PALCO 211

Por un campeonato seguro y vistoso

La disciplina será clave para el desarrollo de nuestro pasatiempo nacional
Béisbol, uniformes, nasobuicos

La mayoría de los aficionados esperamos por una variada oferta. (Foto: jit.cu)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

• LA SERIE NACIONAL 60 iniciará sin que le hayamos cantado el tercer strike a la COVID-19, por lo que el grito de play ball se ajustará a un protocolo de salud riguroso, que incluirá no solo a jugadores y cuerpo técnico, sino también a los aficionados que se darán cita en los estadios. Nos toparemos con un torneo más corto de lo previsto antes de la pandemia cuando el próximo 12 de septiembre llegue el choque inaugural entre Matanzas y Camagüey, campeón y subcampeón respectivamente de la pasada campaña, en la grama del yumurino Victoria de Girón. Afortunadamente, la Dirección Nacional de Béisbol maneja como la variante más probable la que ha sido más aclamada, 75 juegos en la fase inicial y playoffs, calendario que deberá ser aprobado de manera oficial unas semanas antes del arranque. Lo cierto es que para conseguir el desarrollo de nuestro torneo doméstico es indispensable el buen comportamiento de los fanáticos, quienes son el motivo esencial del espectáculo. La pelota es de todos y la seguridad sanitaria sin duda garantizará el resguardo de los involucrados, pero un gran por ciento dependerá de acatar con responsabilidad las medidas que se establezcan, para preservar lo conseguido en materia organizativa. El llamado desde estas líneas es a la disciplina y el orden en su más elevado nivel.
• LAS REDES SOCIALES estallaron desde que comenzó la venta de camisetas y otros implementos relacionados con los equipos de béisbol de cada provincia. Hasta el nieto de Vallecillo, Manolín, a quien tuve el gusto de conocer la semana pasada cuando me abordó en la puerta de BOHEMIA, me dejó saber sobre su descontento: “Tenía un dinerito guardado, pero no me sirve de nada”. Pensé decirle que tendría que reunir un poco más, pero pequé de ingenuo. Aunque está claro que estos aditamentos no fomentan la práctica del deporte, ni resultan imprescindibles, sí ofrecen colorido a los estadios y fortalecen el amor por el béisbol y por cada uno de los equipos. “¿No sería prudente pensar en una variante más económica –aunque de menor calidad– y comercializarla en cualquiera de las dos monedas que circulan en la Isla?”, asintió con total certeza Manolín, mientras pulía sus manos con hipoclorito. Esperemos que Batos extienda su oferta, sin descartar la disponible desde el exterior en USD mediante tarjetas Visa o Mastercard.
• LOS CRIOLLOS contratados en la Nippon Professional Baseball han acaparado titulares en las últimas semanas, donde el nombre del receptor Ariel Martínez ha sido sin duda el más reproducido. Después de tres campañas inmerso en el programa de desarrollo de la franquicia de los Dragones de Chunichi, se conoció de su inclusión en el roster principal, donde milita también uno de los mejores pitchers cerradores de la liga japonesa, el diestro pinareño Raidel Martínez. Un buen momento para el cátcher matancero, quien en su debut al máximo nivel conectó tres hits en cuatro turnos, fue seguro a la defensa tras el plato y se consolidó como un entendido de la filosofía de juego de esa nación, lo que le augura un futuro prometedor en lo personal y también a nuestro país, si pensamos en el tiempo que lleva la novena mayor sin argumentos sólidos en esa posición clave.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez