0
Publicado el 23 Diciembre, 2020 por Redacción Digital en Deportes
 
 

El deporte cubano también sufre el bloqueo de EE.UU.

Según el Instituto Cubano del Deporte, el bloqueo estadounidense es el principal desafío que enfrentan las distintas disciplinas. Solo entre abril del 2019 y marzo del 2020, las sanciones norteamericanas tuvieron un costo para la isla de 10 millones de dólares.
camiseta deportiva Cuba

Foto: mesaredonda.cubadebate.cu

Una interesante mirada desde RT a cómo el bloqueo estadounidense sobre Cuba también afecta el desempeño de los deportes competitivos en la isla caribeña.

Así, por ejemplo, se puede apreciar que los profesionales locales deben buscar la manera de comprar materiales, como pelotas y otros elementos necesarios, en medio de las sanciones impartidas por Washington.

Igualmente, el país es reconocido por ser la nación latinoamericana con mejor desempeño en los Juegos Olímpicos, con 78 medallas doradas. Sin embargo, a pesar de los buenos resultados en certámenes internacionales, los organismos deportivos cubanos todavía deben sortear los obstáculos impuestos por la Casa Blanca.

Entrenamiento de tiro rápido, sin balas

En el caso de la disciplina conocida como tiro rápido, la delegación nacional tiene que entrenar adaptando viejas armas, sin balas. Leuris Pupo, quien ganó la medalla dorada en Londres 2012, expresa: “A veces tenemos que comprar a través de un tercer país, en Europa, mientras que aquí a veces, en el área, hay municiones, pero como Cuba está bloqueada por aparecer en la lista negra como terrorista y varias cosas, no dejan vender, está prohibido”.

Según el Instituto Cubano del Deporte, el bloqueo estadounidense es el principal desafío que enfrentan las distintas disciplinas. Solo entre abril del 2019 y marzo del 2020, las sanciones norteamericanas tuvieron un costo para la isla de 10 millones de dólares.

Mientras, para asistir a competencias en EE.UU., los atletas deben realizar los trámites administrativos desde un tercer país. Y a la hora de adquirir materiales, como un simple balón, el costo final se puede triplicar, por el temor de empresas a contrariar la determinación de Washington, o por tener que comprar en naciones lejanas.

Ingresos confiscados

Además de los costos, los ingresos también se ven afectados. La contratación de técnicos y profesionales cubanos a través de empresas estatales del exterior le permite a la isla recaudar fondos que después son reutilizados en el deporte cubano. De todos modos, esto corre peligro, ya que los envíos de dinero a veces no llegan, sometidos a retenciones bancarias.

Gisleydi Sosa, a cargo del área de Relaciones Internacionales del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), señala: “Para efectuar los pagos, no pueden llegar por vía segura. Muchas veces, los bancos los confiscan. El propio impacto del bloqueo hace que no puedan llegar los fondos a nuestro país y se cancelen este tipo de intercambios”.

“El único laboratorio en el mundo que no puede recibir estos reactivos”

Asimismo, los impactos también se sienten en el Laboratorio Antidoping de La Habana, donde los expertos ven dificultada su labor por las barreras: “Hay un reactivo para las hormonas de crecimiento, que producía una empresa alemana para los laboratorios. Ahora lo compró una compañía norteamericana. El único laboratorio en el mundo que no puede recibir estos reactivos, es el de La Habana”.

A esto se le suman cuentas sin cobrar por las trabas financieras, problemas en el intercambio académico y hasta equipamientos prohibidos por ser de fabricación estadounidense.

Con este difícil contexto, muchos destacan los grandes logros obtenidos por los deportistas cubanos y la ciencia, a pesar de los impedimentos. No obstante, varios se preguntan cuántos buenos resultados se podrían haber sumado, en caso de no tener un bloqueo económico.

(RT)

Cómo el bloqueo de EE.UU. pone contra las cuerdas y lesiona al deporte cubano

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital