0
Publicado el 29 Diciembre, 2020 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

PALCO 211

Ensalada de batazos

Llueven los records a la ofensiva en la Serie Nacional 60
Compartir
Frederich Cepeda es el único pelotero cubano que ha juntado 400 dobles, 300 jonrones y 2 000 hits. (Foto: CAROLINA VILCHES MONZÓN)

Frederich Cepeda es el único pelotero cubano que ha juntado 400 dobles, 300 jonrones y 2 000 hits. (Foto: CAROLINA VILCHES MONZÓN)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

  • EL BATEO ha sido protagonista en la actual contienda. Hasta el juego 67 y a las puertas de los playoff, la novena que mejor empuñaba al bate era Cienfuegos, con 330 de average colectivo, mientras que Artemisa tenía el pitcheo más maltratado, con 6.52 de promedio de carreras limpias. Los serpentineros pinareños lideraban este último acápite, aunque con un no tan bajo 3.87 y la cifra general entre los 16 conjuntos fue imposible que descendiera de los 5.00 durante la fase regular. No por gusto varios records ofensivos fueron rotos en la actual temporada. Cesar Prieto fue el protagonista de dos de ellos. El joven cienfueguero conectó en la tarde del sábado 19 de diciembre de 2020 su imparable 115 de la campaña. Así igualó la marca anterior impuesta en una estructura de 75 desafíos, en poder del ya inactivo villaclareño Amado Zamora, con 35 años de añejamiento en los libros de estadísticas del béisbol cubano. Un día después terminó por superarlo y la cifra sin dudas irá en aumento a medida que salga a la grama este fuera de serie. El camarero de los Elefantes ya se había consagrado varias jornadas atrás, con la seguidilla de 45 partidos consecutivos conectando de hit, los que le valieron para batir otro record de antaño, vigente desde 1995 bajo la firma del santiaguero retirado Rey Isaac. También el veterano de la Isla de la Juventud Luis Felipe Rivera escribió su nombre en la historia de las series nacionales, pues arribó a los 2 000 hits en estas lides. A sus 43 años se unió al selecto grupo de solo dos Piratas que lo habían conseguido: Alexander Ramos (2 030) y Michel Enríquez (2 026). Y si de marcas y longevidad hablamos no puede faltar Frederich Cepeda, autor de varios registros importantes en la presente campaña. El jardinero espirituano de 39 años de edad y 22 torneos domésticos en sus espaldas, es el único pelotero cubano que logra juntar un combo cerrado de 400 dobles, 300 jonrones y 2 000 hits. Pero a esta figura clave de equipos Cuba y del paso victorioso de sus Gallos no le bastan los números antes expuestos y en la actual lid redondeó la cifra de 4 000 embazados, o sea, tocando al menos la inicial después de batear, recibir boleto o pelotazo, algo nunca antes registrado por ningún atleta en la Isla. La lista histórica que ahora encabeza Cepeda la completan los ya retirados Enrique Díaz (3 984), Antonio Muñoz (3 656), Omar Linares (3 628) y Orestes Kindelán (3 447).
  • LA PARIDAD en la tabla de posiciones de la Serie 60 puede presagiar la posibilidad de un empate entre dos o más conjuntos involucrados en la zona clasificatoria de cara a los cuartos de final. De existir al cierre del juego 75 de la fase regular, este se definiría, de acuerdo con lo vigente en el reglamento oficial del torneo, por el resultado de juegos ganados y perdidos entre los conjuntos implicados, sumando la cantidad de victorias alcanzadas por cada equipo en los juegos efectuados en común. Si se mantiene el empate, se aplicaría el Balance de Clasificación, denominado TQB, que se calcula de la siguiente manera: la suma de carreras anotadas, dividida por la cantidad de entradas ofensivas, menos las carreras permitidas, dividida entre los innings defensivos en los juegos entre los equipos abrazados en la tabla de clasificación. Si aún así persistiera la igualdad, se concretaría entonces por el mejor promedio de carreras limpias en los juegos celebrados entre los equipos equilibrados, y si después de todo lo antes expuesto todavía no se desprende un ganador, se definiría por el promedio más elevado de bateo en los choques efectuados entre los equipos en cuestión.
Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez