2
Publicado el 9 Diciembre, 2020 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

¿Estrés a la japonesa?

Los avatares de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2020
Unos juegos con nasobucos y más. (digitalpolicylaw.com)

Unos juegos con nasobucos y más. (digitalpolicylaw.com)

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

¿Y si empezamos con unos fantásticos proverbios japoneses que muestran la paciencia tradicional de esa milenaria cultura? Es que hoy, para calzar nuestros apuntes, nos vienen como anillo al dedo. Los han tenido que aplicar también durante muchísimos años, como veremos, en el apasionante tema de los Juegos Olímpicos.

“Los ríos profundos fluyen lentamente”.

“Hasta el viaje más largo comienza con un solo paso”.

“Rápido significa: lento pero sin pausa”.

“Haz todo lo que puedas, lo demás déjaselo al destino”.

“La victoria pertenece a aquel que espera media hora más que su oponente”.

Un primer recordatorio para entender mejor lo anterior: Tokio, la capital nipona, iba a organizar los de 1940. Pero se lo impidió la Segunda Guerra Mundial. Tuvo que esperar 24 años, para dar a luz los de 1964 (en los que el cubano Enrique Figuerola ganó medalla de plata en los siempre espectaculares 100 metros planos).

Un segundo: Ahora esa gran urbe iba a montar los de 2020. No pudo ser, por la terrible pandemia de la covid-19, luego de meses de incertidumbre de si iban a realizarse ahora o no. Al final se impuso el sentido común. Y la posición en contra de federaciones, gobiernos y deportistas que no los consideraban oportunos.

Los planes son efectuarlos en 2021, con el mismo nombre de Tokio 2020, lo cual obedece a varias razones, entre ellas aspectos comerciales (mascotas, logotipos… ya elaborados).

En medio de la espera van surgiendo noticias. Y las hubo el mismo día que escribíamos esta nota: los anfitriones anunciaron un primer plan de medidas que implican test periódicos para los atletas cada cuatro o cinco días. Los visitantes tienen que realizarse uno 72 horas antes de emprender el vuelo y otro al llegar al aeropuerto nipón. No será necesario que se mantenga una cuarentena de dos semanas.

Habrá otros test para los atletas cuando lleguen a la Villa Olímpica, a alguna de las sedes y antes y después de que participen en las competiciones, aunque no presenten síntomas. Hay varios aspectos por definirse (como la cantidad de espectadores que se permitirá). El número previsto de deportistas ronda los 11 000.

Si utilizando el sentido figurado la situación creada entonces con Tokio 2020 fue como un tsunami, digamos que por acá en nuestra región tuvimos un huracán: la renuncia en julio pasado de Panamá a la sede para organizar los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2022, con el argumento de que en ese país los fondos destinados a ellos se iban a emplear en la batalla contra la pandemia. La organización deportiva de nuestra zona geográfica no se amilanó con la explosión de esa bomba. Enseguida se pronunció por tratar de mantener la continuidad de esas citas.

Las dos posibles alternativas: las ciudades de Mayagüez (Puerto Rico) y la de San Salvador (El Salvador). Ojalá puedan salvarse. No se olvida que hablamos de la cita regional más antigua. La primera edición fue en Ciudad de México 1926. Ah, un recordatorio: La Habana ha organizado dos veces la cita centroamericana y del Caribe (1930 y 1982).

¿Explicamos el título? Quizás llamar la atención. No es, por supuesto, el nombre de un plato (de un sushi). Si bien es conocido que los japoneses no son dados a estresarse, ¿lograrán aplicarlo con los Juegos Olímpicos de Tokio?


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez