0
Publicado el 1 Enero, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

AÑO COMPLICADO: Pandemia sin podio

La preparación de los atletas y el desarrollo de algunos eventos le restaron un poquito de protagonismo a la Covid-19

Por GIOVANNI MARTÍNEZ y RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Tokyo 2021 Juegos Olímpicos

Logo en Prensa Latina

Los triunfos escritos con letras doradas por mujeres y hombres del deporte cubano han retumbado a lo largo de la historia allende nuestras fronteras. No eran pocos los atletas que tenían la mirada fija en la cita olímpica de Tokio 2020, pero el año trajo el desconcierto de la pandemia que acaparó ciudades y países. Y también afectó en estadios, competencias, circuitos.

El aplazamiento de la cita nipona hasta 2021 trastocó el ciclo preparativo de todos los aspirantes e incluso de los ya clasificados, pues para empezar, las medidas de aislamiento físico son un antónimo de la práctica deportiva. El panorama competitivo mundial se detuvo y con él, una buena parte de los eventos organizados en nuestro país, por lo que la preparación de nuestros atletas y sus calendarios sufrieron modificaciones considerables.

Por tal motivo, diversos planes de entrenamiento individuales se crearon en cada una de las disciplinas para contrarrestar la ausencia de actividad y pronto muchos de ellos se hicieron virales a través de redes sociales, porque trajeron luz cuando todo parecía opacarse bajo la sombra del sedentarismo.

El director general de alto rendimiento del Inder, José Antonio Miranda, durante los días más duros de confinamiento, aseguró en una comparecencia televisiva que a los deportistas comprometidos con los Juegos Olímpicos de Tokio se les había indicado en “comunicaciones constantes y a través de sus entrenadores, los ejercicios que deben hacer para mantener la forma física. Eso permitirá –afirmaba– no empezar de cero la preparación una vez regresen a sus escuelas y equipos. El Inder en general, y la dirección de alto rendimiento en particular, tomaron medidas encaminadas a preservar la salud de nuestros atletas y tenerlos en forma cuando acabe este período de aislamiento”, precisó Miranda.

El otrora pesista destacó que Cuba mantuvo su preselección olímpica de 253 atletas, con 41 clasificados para los juegos convencionales y cuatro para los paralímpicos. Además puntualizó que, 64 de ellos habían sido identificados como estratégicos.

Lo cierto es que, a pesar de la situación epidemiológica, los mismos protagonistas que nos hicieron saltar de emoción con sus victorias en eventos deportivos acapararon nuevamente los medios, pero en esta ocasión para competir por la vida y traernos de vuelta la esperanza.

Vimos de todo. Al luchador Mijaín López bajo una mata de mangos en su casa con dos mancuernas, asegurando que por nada del mundo se dejaría caer y que traería una cuarta medalla de oro olímpica en su pecho (algo no hecho antes en los colchones); a la triatlonista Leslie Amat en la faceta de innovadora, tras crear un circuito completo en su azotea que abarcaba tres disciplinas; a la ciclista Marlies Mejías y su iniciativa personal de entregar máscaras de plástico transparente para el Instituto de Medicina del Deporte; a Ana Fidelia Quirot enfrascada en la confección de nasobucos en la sala de su hogar con el mismo ímpetu que puso un día en las pistas. Y a muchos otros que siempre tuvieron claro que la pandemia se iría de Cuba sin medallas.

60 Nacional de Béisbol
Estadio Latinoamericano

La Serie 60 no bajó la intensidad a pesar de la ausencia de público. (Foto: ANARAY LORENZO COLLAZO)

¡Hubo pelota!, aunque algunos lo dudaron. El grito de play ball también se escuchó este año, pero debajo del nasobuco. Los 16 equipos salieron desde el 12 de septiembre a disputar el torneo, esta vez sin público en los estadios y con algunas novedades, además de un severo protocolo sanitario.

La fase clasificatoria fue fijada en 75 desafíos a petición de los aficionados, lo que sin lugar a dudas garantizó mayor presencia de cada provincia en la temporada 2020-2021, con ocho escuadras inmersas desde el próximo mes de enero en los cuartos de final como antesala de unas semifinales prometedoras con la inclusión de cuatro refuerzos en cada novena.

La organización de la lid por parte de la Comisión Nacional sacó una nota alta, por varias razones, entre ellas que se adoptaron tres fechas para las altas y bajas de los peloteros (juegos 40, 60 y 74), e igualmente se redujo el tiempo de duración de los choques, con un promedio que osciló las 2:45 horas en la primera etapa, debido fundamentalmente al límite de 12 segundos entre un lanzamiento y otro cuando no hay hombres en circulación, así como los 90 segundos para los entreinning. Incluso los replays (es decir: las apelaciones) se hicieron rápido y fueron efectivos. Además en muchos de los juegos que no se trasmitieron en vivo por Tele Rebelde, también se usó la herramienta gracias a los telecentros, por lo que un equipo de árbitros pudo estar al tanto de las imágenes en tiempo real en cada una de las provincias.

Queda colgado el tema del picheo como una de las asignaturas pendientes. La mayoría de los bullpen están endebles y resulta incierto lo que sigue cuando explota del montículo el abridor. Esa es una pauta válida para todos los conjuntos, incluso, en el Juego de las Estrellas que se celebró en el Guillermón Moncada, de Santiago de Cuba, los dos abridores, Yosimar Cousín y Lázaro Blanco, abandonaron la lomita sin poder completar los tres outs en la misma primera entrada

Por cierto, la lluvia casi impide el histórico desafío de las Estrellas del Futuro y sus contrincantes del Presente, pero tras una espera de dos días bajo los efectos de la Tormenta Tropical Eta, finalmente se pudo jugar y se hicieron también las acostumbradas pruebas de habilidades.

Los más jóvenes (menores de 25 años) remolcaron un marcador que se les presentó adverso desde los primeros turnos al bate de la novena más experimentada. El resultado final fue de ocho carreras por seis, con victoria para el artemiseño Laidel Torres, mientras que el granmense Yoel Mojena soportó la derrota y el salvamento fue a la cuenta del cerrador capitalino Andy Rodríguez.

Otro dato para guardar fue el jonrón propinado por el industrialista Lisbán Correa, el primero con bases llenas que se pega en estas citas, modificadas por segunda vez de su habitual Occidentales vs. Orientales, con el único antecedente que data de 1994, cuando tuvo lugar aquel partido Truenos vs. Centellas.

La jornada finalizó en el Guillermón Moncada con las pruebas de habilidades, en las cuales no faltó el espectacular derbi de jonrones, dominado en la final por el pinareño Yaser Julio González (15) sobre el camagüeyano Luis A. González (13). También se realizó el tradicional tiro al barril de los receptores, en que la puntería no estuvo fina, pues solo un disparo pegó en el borde externo del receptáculo, lo que bastó para el lauro del cienfueguero Richel López. La carrera home-primera fue paseada por la velocidad del santiaguero José Luis Gutiérrez (3.42 segundos), así como la vuelta al cuadro, pues detuvo los cronómetros en 13.95 sin más concursantes. En la jugada de doble play, el mejor tiempo lo consiguió la combinación avileño-industrialista de Borroto, Alomá y Correa, quienes registraron 1.95 segundos.

El nuevo año traerá consigo al campeón de la Serie 60, torneo que entretuvo de igual modo a los fanáticos aunque solo fuese por televisión, que dicho sea de paso, transmitió tres partidos al día durante la etapa clasificatoria.

Golpiza a la Covid-19
La preselección nacional de boxeo se concentró en Camagüey. (Foto: HUMBERTO CID)

La preselección nacional de boxeo se concentró en Camagüey. (Foto: HUMBERTO CID)

Nuestros Domadores ejercitaron protegidos en la geografía agramontina durante el año que termina. Según comentó a BOHEMIA vía telefónica Rolando Acebal, entrenador jefe del colectivo nacional de boxeo, esta fue una de las mejores preparaciones del deporte de los puños en nuestro país.

“Hemos aprovechado muy bien el tiempo. Camagüey es una provincia que sobresale por su hospitalidad. Además, posee gran cultura en este deporte, pues ha organizado varios torneos relevantes, así que contamos con todo lo necesario, desde buenos gimnasios hasta adecuada alimentación”, aclaró.

Y así se reflejó en el Match de Retadores que acogió la sala Rafael Fortún, de la ciudad de Camagüey, convertida en la capital del boxeo en nuestro país durante la pandemia.

Los combates, en los cuales destacamos con letras negras a los ganadores, fueron los siguientes: División de los 52 kilogramos: Yosbany Veitía (SSP) y Damián Arce (CMG); 57: Lázaro Álvarez (PRI) y Osvel Caballero (CMG); 63: Andy Cruz (MTZ) y Jorge Moirán (GTM); 69: Roniel Iglesias (PRI) y Kevin Brown (CMG); 75: Yoenli Hernández (CMG) y Yainier Areu (CMG); 81: Arlen López (GTM) y Jojanler Martínez (CMG); 91: Julio César La Cruz (CMG) y Herich Ruiz (IJV); Más de 91: Dainier Peró (CMG) y Julio Castillo (HAB).

Los vencedores no tenían definido si nos representarán durante el próximo preolímpico de América, el cual da boletos para la cita en Tokio, aunque ello sí sugiere quienes podrían subir al ring en busca de los añorados cupos.

El deporte de los puños atesora un total de 73 medallas en la historia de las citas olímpicas (37 oro, 19 plata, 17 bronce), lo que nos ubica en el segundo escaño por países, detrás de Estados Unidos (50-24-40), por lo que seguiremos con la guardia en alto en el catalogado como buque insignia cubano.

La lucha de la lucha
Aunque cumplirá 39 años en 2021, Mijaín López prometió la hazaña de una cuarta medalla de oro. (Foto: cuba.cu)

Aunque cumplirá 39 años en 2021, Mijaín López prometió la hazaña de una cuarta medalla de oro. (Foto: cuba.cu)

Los mejores luchadores cubanos, lo cual no abundó en este año, de cuyo número no querremos acordarnos, tuvieron participación internacional antes de que se agudizará lo de la pandemia. Ocurrió en Ottawa, Canadá, en el mes de marzo. Hubo dos competencias una detrás de la otra: el panamericano y el clasificatorio olímpico de América.

Se unieron allá boletos para los Juegos Olímpicos a los ya conseguidos antes en los de Río 2016 por los grequistas Mijaín López (división súper completa) e Ismael Borrero 67 kilogramos), quienes entonces subieron a lo más alto del podio. El reparto fue de los otros cuatro de la grecorromana, tres de la libre masculina, e igual cantidad de la femenina.

Ah, sí, Borrero regresó con el coranavirus. Se recuperó muy rápido. Y despidió el año dando una de sus demostraciones acostumbradas, en este caso en la Gala Pedro Val in memoriam, en el Coliseo de la Ciudad Deportiva, en honor al artífice de nuestros grandes éxitos en la greco, incluido triunfo por países en el Campeonato Mundial de Patras, Grecia, 2001.

El optimismo de cara a Tokio 2020 lo vivimos dentro de los dos días de la ya citada gala, que por segunda ocasión llevó el nombre de quien la entonces Federación Internacional de Luchas Asociadas (FILA) seleccionó el mejor entrenador del mundo en el año 2010.

“Nuestro propósito es ganar dos medallas de oro. La hazaña de Mijaín López de ir por una cuarta, lo que no ha logrado ningún luchador. Ismael Borrero dice que va por su segunda. Los dos se encuentran muy bien. En realidad estamos pensando en un total de siete, sin especificar el color de ellas. La greco pudiera aportar dos más. Los de la libre dos. Y las muchachas una, que de concretarse sería la primera de ellas”, nos dijo Luis de la Portilla, comisionado nacional, en declaraciones para los lectores de BOHEMIA.

Kimonos en fin de año
Iván Silva, en la foto cuando ganó plata en el mundial de 2018, fue uno de los campeones en el panamericano (JOEL GARCIA)

Iván Silva, en la foto cuando ganó plata en el mundial de 2018, fue uno de los campeones en el panamericano (JOEL GARCIA)

Los judocas, tras las estancias forzosas en casa, tuvieron su campeonato panamericano, en Guadalajara, México, en noviembre.

La cosecha cubana (en las competencias individuales) fue de dos medallas de oro, una de plata y tres de bronce, válidas para terminar en el tercer lugar entre 17 naciones, las cuales enviaron a 125 exponentes. Por países dominaron en las individuales Brasil (4-6-4), Canadá (4-0-3) y Cuba (vamos a repetirlo: 2-1-3).

Las dos medallas de oro fueron a los cuellos de Iván Silva (90), cuarto éxito en línea en justas continentales, y Andy Granda (+100). En plata quedó Osniel Solís (66). Y con bronces una de Orlando Polanco (en la misma división de Solís), y dos a cargo de chicas: Nahomys Acosta (52), Arnaes Odelín (57).

No fue todo: hubo una Gala, el sábado 19 de diciembre, en Varadero.

Muchacho atrevido
Darío Navarro ha brillado en el taekwondo. (Foto: CORTESÍA DEL ATLETA)

Darío Navarro ha brillado en el taekwondo.
(Foto: CORTESÍA DEL ATLETA)

El taekwondo tuvo varias competencias online, claro, en la modalidad de Poomsae (movimientos de defensas y ataques contra varios adversarios imaginarios), en la cual se lograron varias medallas.

Y en ello el mayor destaque lo protagonizó Darío Navarro Riquelme, un cienfueguero de solo17 años de edad, que muestra no solo mucha calidad, sino gran madurez, claridad en lo que desea, en la importancia del sacrificio y la disciplina en los entrenamientos.

Se incluyó, por citar un ejemplo, entre los finalistas del Abierto Internacional Virtual Copa Tabasco (Estado mexicano). Quizás no avanzó más porque nuestro país no tiene acceso a la plataforma Zoom, debido al bloqueo económico y financiero impuesto por Estados Unidos. Antes de ello: quinto lugar en el I Abierto Europeo Online de Poomsae (la clarinada). Y medalla de bronce en el Torneo Abierto de Dinamarca Lents Taekwondo Worldwide.

Que nada nos impida correr

El atletismo también sobresalió este año. La actividad no se contuvo en uno de nuestros deportes priorizados, que cerró 2020 con 14 clasificados para la cita bajo los cinco aros.

Pisarán la grama del estadio olímpico en la capital nipona la pertiguista Yarisley Silva y las discóbolas Yaimé Pérez y Denia Caballero. También los triplistas Liadagmis Povea, Jordan Díaz y Cristian Nápoles; la ochocentista Rose Mary Almanza; Zuriam Hechavarría, en los 400 metros con vallas; el saltador de altura Luis Enrique Zayas y el triplista Andy Díaz. Asimismo los saltadores de largo Lester Lescay y Maikel Massó, encabezados por Juan Miguel Echevarría, ganador del bronce mundial en Doha 2019. Por último, la triplista Davisleydis Velazco se convirtió en la última en sumarse por el momento a la lista, pues durante una concentración efectuada en el capitalino Estadio Panamericano, a puertas cerradas, consiguió marca válida de 14.34 metros, dos centímetros por encima de los exigidos.

Es cierto que la masividad no fue la misma, sin embargo una buena parte de los eventos que frecuentemente se organizan por la Federación Cubana de este deporte sufrieron una metamorfosis y se adaptaron a las condiciones imperantes.

Una de las actividades más relevantes fue la I Carrera en Casa en saludo al  Aniversario 59 de la Victoria de Playa Girón, en la cual lo mismo valió moverse de la sala a la cocina, en un patio o incluso utilizando una caminadora. El evento tuvo el apoyo de la empresa Pineda Sport, organizadora de la Media Maratón Internacional de Varadero, carrera que hubiera celebrado el 29 de marzo su tercera edición, pero como la mayoría de los certámenes deportivos tuvo que reprogramarse ante la inusual circunstancia y su convocatoria se trasladó para el 28 de marzo de 2021.

Finalmente, Marabana se hizo de manera virtual. La principal maratón de la Isla no tuvo salida y meta en las inmediaciones del Capitolio como es tradicional, sino que desde distintos puntos de la geografía cubana y del planeta, las personas dijeron presentes dando un Sí por la Vida.

La pandemia llevó a que el Inder decidiera no hacer la tradicional y muy esperada selección de los mejores atletas del año.

Es posible, como sucede en muchos resúmenes, que se nos escapara alguna omisión (claro que involuntaria), o haya quedado algo pendiente en el tintero.

Sí, 2020 fue un año que con la pandemia le costó la vida a más de medio millón de personas en buena parte del planeta. Un año también muy antideportivo (incluido, valga la repetición, el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio para 2021). Pero el siempre pujante mundo del musculo trató de no bajar los brazos.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez