0
Publicado el 14 Enero, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Un rival difícil de derrotar

El rebrote de la covid-19 en el país llegó hasta la Serie Nacional 60. Para abundar sobre las consecuencias de la enfermedad en el plano competitivo, conversamos con Yamil Gutiérrez Jorge, subdirector de Control Médico del Instituto de Medicina Deportiva
Recreación de Béisbol con Coronavirus y vacuna Soberana

(Foto: ANARAY LORENZO COLLAZO)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Tras jugarse la fecha 63 del calendario regular del torneo doméstico cubano, la acción se detuvo para el equipo de Industriales. El resultado de los PCR arrojó que cinco peloteros de la nómina azul se habían contagiado de covid-19. Pocos días después, nuevas pruebas confirmaron la presencia del Sars-CoV-2 en otros seis integrantes de la nómina de los Leones.

Béisbol batea Industriales

Entre las lesiones y la covid-19 Industriales atravesó una etapa clasificatoria llena de estragos. (Foto: BORIS LUIS CABRERA)

Más adelante otros equipos, como Santiago de Cuba y Cienfuegos, también se vieron afectados por la enfermedad. Ello ratificó lo difícil que resulta cantarle el tercer strike a la pandemia, pues toda la Serie Nacional ha transcurrido bajo un riguroso protocolo sanitario.

A raíz de los desfavorables sucesos, no fueron pocos los aficionados que se cuestionaron sobre las consecuencias negativas que este hecho pudiera provocar en la salud de los atletas perjudicados y también en el rendimiento deportivo futuro de quienes padecieron el virus.

Para documentarnos, BOHEMIA conversó desde la distancia con Yamil Gutiérrez Jorge, subdirector de Control Médico del Instituto de Medicina Deportiva (IMD). “Hoy se conocen algunos aspectos esenciales de la enfermedad en cuanto a la transmisión, factores de riesgo, manifestaciones clínicas, medidas preventivas y complicaciones más frecuentes, por citar algunos elementos, pero las causas de las secuelas que a mediano o largo plazo puede dejar en quienes la padecieron aún son insuficientes.

“Tal es así que, por ejemplo, la ocurrencia de síntomas muy graves en determinados pacientes y la ausencia de los mismos en buena parte de ellos constituye un enigma. Puede verse en personas que ya no son positivas al nuevo coronavirus pero que padecieron la enfermedad de forma asintomática la posterior aparición de fatiga prolongada, dolores de cabeza, problemas cardíacos (miocarditis, arritmias), junto a la disminución de la capacidad respiratoria.

“Neurológicamente también la covid-19 tiene como síntomas más frecuentes los trastornos del olfato y el gusto, fatigas, migrañas, encefalitis, encefalopatía, afecciones cerebrovasculares, depresión, pérdida del sueño y vértigos. Se impone hoy realizar una amplia gama de estudios histopatológicos, virológicos e inmunohistoquímicos, que comprueben de manera certera e irrefutable los impactos dañinos del nuevo coronavirus al sistema nervioso central y permitan esclarecer, de igual modo, por qué puede aparecer secuelas tan variadas y cuáles de ellas tendrán consecuencias permanentes o no. Por tanto, es imposible hoy en día establecer un mapa de daños en pacientes enfermos de covid-19 que fueron ya dados de alta y menos aún en deportistas de élite”, profundizó el especialista vía WhatsApp.

Por ello nadie puede confiarse, y mucho menos ahora que en La Habana y varios municipios del país retrocedimos a la fase de transmisión autóctona. “La orientación sigue siendo mantener las medidas de enfrentamiento a la covid-19. Aun cuando estábamos en la nueva normalidad era imprescindible cumplir con las normas preventivas. Darle estricto cumplimiento durante entrenamientos, bases de entrenamiento y competiciones a las recomendaciones dadas por el IMD y las autoridades sanitarias. Estas se basan en el Plan de Medidas que nuestro Ministerio de Salud Pública pone en práctica en cada una de las etapas de enfrentamiento de la epidemia y los protocolos diseñados por diferentes federaciones deportivas internacionales”, enfatizó Gutiérrez Jorge.

En cuanto al rendimiento futuro de los atletas y la diferencia entre las altas médica y deportiva, el especialista explicó que “el alta médica la da un galeno facultativo cuando el paciente ya está recuperado de una afección por la cual recibió un tratamiento, lo mismo ambulatorio que hospitalario. En el caso de los deportistas, por tratarse de personas que están sometidas a altas cargas, generalmente después de cualquier proceder médico sigue un proceso de rehabilitación que constituye la segunda parte de la recuperación, es por eso que el alta médica siempre precede a la deportiva”, acotó el subdirector de Control Médico del IMD.

Finalmente, indagamos sobre una duda que abunda entre los seguidores del béisbol en nuestro país, ¿por qué no siempre se mencionan los nombres de los peloteros contagiados? “En Cuba no se dan nombres. Esto depende del consentimiento del enfermo, o sea, no se debe asociar la identidad de nadie con procesos infecciosos y menos en el caso de una pandemia. En nuestro país mencionamos algunas características de la persona, como su edad por ejemplo, pero es solo para llevar las estadísticas.

“Hay elementos que son muy sensibles, como los estados de salud físicos y mentales de los contagiados. Incluso, no revelar la identidad de ellos recibe el amparo de la ley, por lo que solamente puede violarse bajo la aprobación del propio individuo”, concluyó el especialista.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez