0
Publicado el 23 Febrero, 2021 por Redacción Digital en Deportes
 
 

Homenaje a Fidel en gala virtual por los 60 años del Inder

En las palabras centrales, Osvaldo Vento, presidente del Inder, ratificó el compromiso del movimiento deportivo nacional con los ideales fidelistas, además de rendir tributo a los Mártires del Crimen de Barbados, ocurrido en 1976
Compartir

Vento, presidente Inder, Gala por 60 aniversario

 

El homenaje eterno a Fidel Castro y el reconocimiento de varios países centró hoy la gala político-cultural en reconocimiento al Instituto Cubano de Deportes (Inder) en sus 60 años de fundado.

De manera virtual, la institución celebró sus seis décadas a favor de la promoción del deporte como derecho del pueblo y simbolizó la obra de su atleta mayor, el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

En las palabras centrales, Osvaldo Vento, presidente del Inder, ratificó ‘el compromiso del movimiento deportivo nacional con los ideales fidelistas’, además de rendir tributo a los Mártires del Crimen de Barbados, ocurrido en 1976.

Vento destacó la solidez y el desarrollo científico, así como los triunfos individuales y colectivos de los atletas cubanos en juegos regionales y olímpicos.

Representantes de los ministerios y consejos de deportes de Rusia, México, España, Costa Rica y Venezuela transmitieron vía online su felicitación al organismo cubano, al tiempo que destacaron los aportes del Inder en la práctica de la actividad física sana e inclusiva.

En la gala de homenaje, el presidente de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol, Ricardo Fracarri y la oficial de la Unesco para la región de América Latina y el Caribe, Saadia Beatriz, resaltaron los valores y el ejemplo del Inder en defensa de la cultura física y el deporte.

De forma excepcional, el organismo cubano otorgó a personalidades e instituciones el sello conmemorativo 60 aniversario y entre los galardonados sobresalen José Llanusa (pos-morten), primer presidente del Inder; el médico Rodrigo Alvárez Cambra y campeones olímpicos como Alberto Juantorena, María Caridad Colón y Mijaín López.

La actividad transmitida a través de las cuentas de Facebook y Youtube del Inder contó además con la participación de funcionarios de organizaciones políticas y sociales de Cuba.

El recuento de grandes momentos y hazañas ejemplifican los éxitos del deporte cubano en el escenario mundial durante estos 60 años, como fieles continuadores del pensamiento fidelista de llevarlo tan lejos como fuera posible, coincidieron los participantes. (Prensa Latina)

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DEL INDER
El Aniversario 60 del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación, nuestro querido Inder, implica –para satisfacción de todos– recordar al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien concibió el deporte como derecho y deber del pueblo, y convirtió en prioridad la misión de llevarlo tan lejos como fuera posible.

Su convicción sobre una labor inclusiva, generadora de bienestar y felicidad, realzó el liderazgo de quien amó la actividad física desde su práctica, la que identificó urgida de masificarse con la Revolución que dignificó a un país donde existían atletas, pero no deporte.

Por esa razón el agradecimiento eterno a él, cuyo legado enaltece, compromete y convoca a la entrega permanente como continuidad de una obra que atesora páginas imborrables como las escritas por Enrique Figuerola, Teófilo Stevenson, María Caridad Colón, Alberto Juantorena, Driulis González, Javier Sotomayor, Mireya Luis, Omar Linares, Mijaín López y Omara Durand, por solo citar algunas de nuestras tantas glorias.

Nos inspiran también hazañas colectivas como las logradas por las Morenas del Caribe, la del I Clásico Mundial de Béisbol; los derroches de dignidad protagonizados durante la travesía del Cerro Pelado, los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987 y Winnipeg 1999, y el Campeonato Mundial de Boxeo de Houston, en ese propio año.

Nos acompañan la memoria y el ejemplo eterno de los Mártires de Barbados, la solidez de un sistema de enseñanza deportiva extendido a todo el país, y el desarrollo científico que permite superar escollos acrecentados por la crueldad del Bloqueo impuesto por sucesivos gobiernos de Estados Unidos.

Nos enorgullecen, además, capítulos exitosos acogidos en la patria como los campeonatos mundiales de béisbol, boxeo, pesas, esgrima y pelota vasca, los Juegos Centrocaribeños de 1982 y los Panamericanos de 1991, marcados por el liderazgo de nuestro país, que adicionó esa alegría a su capacidad como anfitrión.

Reconforta que la clase de Educación Física aporte a la formación integral de niños, adolescentes y jóvenes; que miles de compatriotas se ejerciten diariamente, incluidos los abuelos, y contar con un instituto de medicina, un laboratorio antidoping, un centro de investigaciones y otras entidades de elevada profesionalidad y reconocimiento.

No por vanidad, sino por convicción internacionalista, podemos mirar con sano orgullo a nuestra colaboración en Venezuela y otros muchos países, a la formación de miles de profesionales de la cultura física, fundamentalmente provenientes de naciones latinoamericanas y africanas, y a la elección de hombres y mujeres para cargos decisorios en instituciones del deporte a nivel regional, continental y global.

Convencidos de que lo conseguido durante estas seis décadas debe erigirse punto de referencia para proponernos más, somos continuidad del empeño de quienes no dudaron en responder al llamado de Fidel, desde el Capitán Felipe Guerra Matos, al frente de la Dirección General de Deportes; José Llanusa Gobel, primer presidente del Inder; y el inolvidable compañero José Ramón Fernández Álvarez, guía y artífice en las tareas y épocas más complejas.

Reconocemos y agradecemos a todos los que han aportado al Inder y al sistema deportivo cubano en estos años. Pensamos especialmente en los trabajadores de la base, allí donde fundamos la salud, el bienestar y los campeones del pueblo, que son parte de nuestra identidad nacional.

Asumimos como privilegio sabernos una institución situada en el centro de interés de millones de cubanos que nos acompañan con su sentido de pertenencia, sus aplausos, críticas y recomendaciones.

Sabremos ser fieles a esa confianza. En lo inmediato, como ha sucedido desde hace casi un año, apoyando en la batalla contra la pandemia de la COVID-19, al tiempo que preparamos a nuestras delegaciones rumbo a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio.

Luego, y siempre, haciendo realidad aquella idea fidelista planteada a inicios de este siglo: «La historia tendrá que hablar del deporte cubano, no por lo que hemos hecho, sino por lo que haremos en los años venideros».

Muchas gracias…

(Tomado de Jit)

 

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital