0
Publicado el 18 Febrero, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

PALCO 211

Los duros del pantano

Los Cocodrilos barrieron a los Elefantes y se convirtieron en el tercer clasificado a las semifinales de la Serie Nacional 60
Erisbel Arruebarruena sumó tres jonrones y es líder de ese apartado en los playoffs.

Erisbel Arruebarruena sumó tres jonrones y es líder de ese apartado en los playoffs.

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Fotos: OSCAR ALFONSO SOSA

  • LOS CAMPEONES DEFENSORES de la campaña precedente, los matanceros, salieron al terreno neutral del José Antonio Huelga, en la burbuja de la ciudad de Sancti Spíritus, para confirmar su favoritismo y terminar la tarea de forma rápida ante sus oponentes de turno en los cuartos de final, Cienfuegos. En un tope completamente desnivelado que enfrentó una ofensiva potente ante el picheo más débil de los ocho conjuntos clasificados, los discípulos de Armando Ferrer fabricaron un total de 31 carreras y 33 incogibles en los tres partidos que ganaron a hilo. En el primero, la temible ofensiva de Matanzas estuvo liderada por el internacional Erisbel Arruebarruena, quien, a pesar de haber cometido dos pifias defensivas en el campo corto, despidió la Teammate por el jardín izquierdo y puso el empate en el marcador 6-6, empujando las tres carreras que cambiaron la tónica de ese encuentro y también del cotejo en general. Después de aquel batazo inspirador, los Elefantes bajaron la cabeza y el cambio de actitud fue determinante ante la furia de los Cocodrilos. De hecho, el jardinero Yadir Drake, que había desentonado en el partido inicial (5-0), se reencontró con su categoría y en la última jornada despachó un bambinazo con las bases llenas que terminó de borrar las esperanzas de los sureños. Drake se desempeñó con éxito en los Algodoneros de Guasave, donde disputó 56 cotejos en la temporada 2020-21 de la Liga Mexicana del Pacífico, conectando 70 imparables en 218 turnos, con 15 tubeyes, ocho jonrones y un triple, además de recibir 17 boletos y empujar 40 carreras, elementos que le convirtieron en el mejor pelotero importado de su club la pasada contienda. Su despertar en los cuartos de final de la Serie 60 era inminente, pues además de su irrevocable forma deportiva, venía marcado por los deseos de jugar en la Isla, ya que renunció a ser refuerzo de cualquier otro equipo en las postrimerías de aquella lid, con tal de vestir los colores de su provincia en las instancias decisivas, una muestra de amor incondicional a su terruño. Otro que resaltó en ese último y decisivo desafío del pareo ante Cienfuegos fue el tercer madero del line up, Jefferson Delgado, quien impulsó seis carreras de las 11 con que cerró su novena la pizarra. Por cierto, no podemos dejar de mencionar que, en el enfrentamiento intermedio, el torpedero del team Cuba, Arruebarruena, volvió a lucirse al desaparecer la bola por el jardín central en par de ocasiones y sumar tres vuelacercas en estos playoffs, cifra que le coloca como líder en ese apartado. Una nota negativa: en los dos primeros choques ambos equipos sumaron 11 errores defensivos, aunque en el último enfrentamiento no se registraron pifias.
  • El bateo de Cienfuegos quedó muy lejos de lo de-mostrado en el calendario regular.

    El bateo de Cienfuegos quedó muy lejos de lo de-mostrado en el calendario regular.

    CIENFUEGOS quedó muy lejos de lo demostrado en el calendario regular a la ofensiva, su mejor arma. Nueve imparables en el primer desafío, en el cual anotaron seis carreras, fue la marca más destacada del pleito ante los yumurinos. En el segundo encuentro apenas conectaron con la bola en cinco oportunidades y con tan solo cuatro indiscutibles cerraron la última fecha. Claramente los dirigidos por Alain Álvarez se vieron agobiados por una larga pausa, debido a los efectos de la situación epidemiológica en sus filas, la cual les alejó durante más de un mes de los terrenos. De cualquier modo, esta fue una digna campaña para los Elefantes, pero tendrán que pulir algunos talantes, sobre todo en lo que envuelve a los serpentineros, que terminaron la etapa clasificatoria con 5.61 de promedio general de carreras limpias, un número muy elevado para lidiar con una postemporada. El propio Adrián Bueno, abridor del tercer y determinante duelo, cuando era todo o nada para Cienfuegos, traía de la fase clasificatoria balance de seis ganados e igual número de perdidos, con PCL de 6.51 y la misma cifra de ponches y boletos: 42. Explotó apenas en el segundo capítulo del duelo de vida o muerte ante Matanzas, tras conceder cinco boletos, dos pelotazos y tres indiscutibles, entre ellos un doblete y un jonrón.

  • LA DERROTA de los Elefantes estaba firmada desde antes del arranque del cruce, así lo presagiamos en estas páginas. Comentábamos en Palcos anteriores que Matanzas es el equipo a derrotar en la presente campaña. Sus números de la etapa regular hablaban por sí solos, sin contar aún con la llegada de figuras internacionales, que además de elevar la categoría del equipo, aportan un granito de arena de suma importancia al nivel de nuestro torneo doméstico. Lo cierto es que los Cocodrilos pudieran repetir la corona de hace una temporada atrás, aunque siempre el terreno tiene la última palabra.
  • DURANTE EL DESARROLLO de estos playoffs se conoció la triste noticia del fallecimiento de dos leyendas que hicieron historia en nuestro béisbol. Los equipos de Cienfuegos y Matanzas rindieron homenaje en el terreno en una ceremonia sencilla, pero muy necesaria, al cienfueguero Pedro José Cheito Rodríguez, quien sumó 15 temporadas, con average de 287, impulsó 973 anotaciones y se le catalogó como el Señor Jonrón, con un total de 289 en su carrera, en que vistió en varias ocasiones el uniforme del team Cuba y fue campeón en tres selectivas con Las Villas (1978, 1983 y 1985). Fue pilar de numerosos equipos nacionales, alzó cetros mundiales, panamericanos, centroamericanos y del Caribe y también en copas intercontinentales. Igualmente, el estelar lanzador Gregorio Américo Pérez Valdés, nos dejó físicamente por estos días de postemporada. El derecho cubrió una destacada trayectoria entre la década de 1960 y principios de los años 80 del pasado siglo, y fue reconocido por su alto nivel de efectividad, que le sitúa entre los más encumbrados de nuestras series nacionales. Debutó con Granjeros en la tercera versión, trabajó también para Oriente, Mineros, Cafetaleros y Las Tunas, e integró el equipo campeón en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Panamá 1970.
  • AL CIERRE de esta información aún no se conocía la fecha exacta del último tope de cuartos de final, retrasado por el rebrote de la covid-19 en el país, pero se preveía a finales del mes de febrero. El duelo marcha con ventaja para Santiago sobre Las Tunas 1-0, tras el primer desafío efectuado en la burbuja neutral del 5 de Septiembre (Cienfuegos). Ese cruce pendiente definirá al oponente de Matanzas en la siguiente instancia, pues como se conoce, el otro pareo de semifinales correrá a cargo de los elencos de Pinar del Río y Granma. Por cierto, los Alazanes aseguraron que tanto Roel Santos como Lázaro Cedeño se están preparando para jugar en la semifinal ante los Vegueros.

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez