0
Publicado el 9 Marzo, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

PALCO 211

Hacha en mano

Los Leñadores de Las Tunas aseguraron podio por cuarto año consecutivo en series nacionales
En tres victorias al hilo el picheo de Las Tunas solo permitió 18 espaciados imparables a Santiago. (Foto: LEANDRO PÉREZ)

En tres victorias al hilo el picheo de Las Tunas solo permitió 18 espaciados imparables a Santiago. (Foto: LEANDRO PÉREZ)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

  • UNA BURBUJA ESTABLECIDA en el Cándido González de Camagüey fue testigo de la conclusión del pareo de cuartos de final entre Las Tunas y Santiago de Cuba, detenido a causa de la situación epidemiológica por la que pasaron ambos conjuntos, especialmente los indómitos. Tras una prolongada pausa que se extendió desde el 26 de enero hasta el 28 de febrero, los Leñadores derrotaron en tres salidas al hilo a sus rivales de turno, propinándoles además un par de lechadas en los choques dos y tres. Aunque no fue barrida oficialmente, pues las Avispas traían un punto a favor del único duelo que se había efectuado en el 5 de Septiembre cienfueguero, lo cierto es que la novena de los montañeses protagonizó un bajón notable madero en mano, ya que transitaron 24 innings consecutivos sin anotar carreras y no conectaron dos indiscutibles de forma continua en un plazo que transcurrió entre el séptimo episodio de aquel primer encuentro en suelo cienfueguero y la sexta entrada del cuarto y definitivo partido en tierra agramontina. La nota satisfactoria la sacó el picheo de los Leñadores, que en los últimos tres partidos solo permitió 18 espaciados inatrapables y apenas dos carreras a la batería de las Avispas. Por cierto, este duelo oriental es la segunda vez que se registra en instancias decisivas dentro de la historia de nuestros torneos domésticos. La otra ocasión fue en la Serie 47, cuando Santiago se coronó en la final ante Pinar del Río, no sin antes derrotar en tres desafíos a un Las Tunas que tenía en sus filas a varios de los protagonistas del equipo actual, con más juventud, pero también menos experiencia.
  • A MODO DE RESUMEN y como dato curioso, los tres equipos que más sufrieron los embates del aislamiento a causa del SARS-CoV-2 durante el período de cuartos de final, terminaron siendo barridos por sus rivales una vez que regresaron a la competencia arrastrando deudas con el entrenamiento. Sancti Spíritus a manos de Pinar del Río, Cienfuegos fue perjudicado por Matanzas y por último Santiago, que sucumbió ante Las Tunas, para redondear un balance general de cero ganados y nueve derrotas en la etapa posconfinamiento de estos conjuntos.
  • EN LA EDICIÓN impresa número tres del presente año titulamos el espacio Palco 211 La oscura gestión de pronosticar, pues dedicamos nuestras líneas a aventurarnos sobre las oscuras aguas de la suerte. Para nuestro beneplácito desciframos tres de los cuatro topes de cuartos de final. Granma, Matanzas y Las Tunas fueron puntos a favor, mientras que Pinar del Río sacó su casta de campeón para romper el invicto de nuestra atrevida redacción, donde dábamos a los Gallos como triunfadores a pesar de su nefasta historia en playoff. Los elementos sobre los cuales nos basamos para ofrecer aquel pronóstico están reflejados en blanco y negro con fecha de publicación 12 de febrero de 2021 y también en la página web de nuestra revista.
  • AL CIERRE de esta edición impresa de BOHEMIA daba inicio el cotejo semifinal entre Matanzas y Las Tunas, del cual saldría el rival de Granma en la fiesta mayor de la pelota cubana. Por cierto, pase lo que pase con los Leñadores en lo que resta de la Serie 60, al menos aseguraron colarse por cuarto año consecutivo en el podio de nuestros torneos domésticos, siendo la actuación de la campaña 2018-19 la más recordada por sus parciales, cuando se alzaron con la corona en una emocionante final ante Villa Clara.

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez