0
Publicado el 14 Abril, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

ATLETISMO: Se midieron fuerzas

La preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio tiene prioridad

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Yaimé Pérez se encontró con su mejor forma deportiva durante las confrontaciones. (Foto: Tomada de Facebook)

Yaimé Pérez se encontró con su mejor forma deportiva durante las confrontaciones. (Foto: Tomada de Facebook)

Después de varios meses inactivos desde el punto de vista competitivo, clasificados y aspirantes a participar en los Juegos Olímpicos de Tokio (23 de julio-8 de agosto de 2021) efectuaron confrontaciones a puertas cerradas en el Estadio Panamericano de la capital cubana, respetando los protocolos sanitarios para prevenir el contagio de la covid-19.

La primera sección dejó resultados bastante discretos, pero en fechas posteriores la historia fue cambiando para bien. Tal fue el caso de la discóbola Yaimé Pérez en la segunda jornada, cuando con un disparo de 66.68 metros (m) dejó claro que en el podio olímpico debe haber un puesto reservado para su anatomía. Sin embargo, ese registro no iba a ser todo, pues en la cuarta fecha la santiaguera, de 29 años de edad, se reafirmó como líder en el listado mundial con marca de 67.73 m.

Lo más asombroso de sus performances fue que sacó otras tres puntuaciones por encima de los 60 metros en el día dos: 64.91, 64.42 y 61.08, mientras que en la siguiente salida acumuló una impresionante secuencia en sus seis oportunidades: 66.02, 67.73, 63.00, 67.27, 65.20 y 63.40.

Recordemos que Yaimé ha liderado todas las competiciones importantes desde los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, e incluye entre sus éxitos en el cuatrienio dos ligas del diamante, así como el mundial de Doha y los Juegos Panamericanos de Lima, ambos en 2019.

Una de las principales rivales que tendrá en suelo nipón será precisamente su compatriota Denia Caballero, quien bajo el cielo habanero lanzó el disco hasta los 60.87 m y fue tercera detrás de la medallista de bronce en el Mundial juvenil de 2018, Silinda Morales, que logró marca personal de 63.17 m.

Más allá del disco

En otras disciplinas del deporte rey también hubo resultados interesantes. Por ejemplo, los 55.68 segundos de Zuriam Echevarría, quien rebajó su marca del año en los 400 metros con vallas para liderar la corta temporada atlética al aire libre. En cambio, a la pertiguista Yarisley Silva no le fue tan bien, pues solo sobrepasó los 4.40 m, aunque es cierto que el viento batía con fuerza en su contra. Igualmente, los triplistas Andy Hechevarría (16.81) y Lázaro Martínez (16.63) se quedaron por debajo de los 17 metros.

Hasta el momento de escribir estas líneas solo se mantenían en condiciones de concentración para estas confrontaciones los implicados en la clasificación a los Juegos Olímpicos y quienes ya han conseguido el boleto (14).

Por lógicos cuidados en medio de la pandemia se ausentaron algunas figuras que permanecían en otras provincias o actuaban en competencias internacionales. Se espera que puedan incorporarse al entrenamiento en la capital cubana cuando el panorama epidemiológico mejore en el país, pues antes de la cita estival se prevé también la realización del Memorial Barrientos como punto final del macrociclo de preparación.

 


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez