1
Publicado el 28 Abril, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

El “breve” espacio de Ernesto

Un hombre que vivirá en cada estadio cubano donde se juegue pelota
Ernesto Reynoso, Comisionado Nacional de Béisbol, en la última reunión que dirigió, antes de faller por Covid-19

(Foto: CALIXTO N. LLANES)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Ernesto, sí. Así le llamábamos amigablemente quienes laboramos en su entorno, donde no se necesitaban formalismos para acceder a una entrevista, o para destapar una idea que abriera paso al debate. Ciertamente, redactar en estas páginas un texto de despedida para quien fuera el Comisionado Nacional de Béisbol desde septiembre de 2019, nunca pasó por mi mente.

Después de una incansable lucha para dar por concluida la Serie Nacional 60 y sin receso emprender el inicio de la preparación en Matanzas con vistas a los dos torneos internacionales donde participaría el equipo Cuba, la covid-19 y su arco fatal interrumpió sus pasos.

Ernesto Reinoso Piñeira acogió con maestría un cargo cuando varios dudaban de su capacidad, solo por el hecho de no tratarse de un catedrático del deporte de las bolas y los strikes. Sin embargo, cuando le dieron la pelota, en la novena entrada y con las bases llenas, comenzó a lanzar bajito y pegao. A golpe de ponches dominó uno por uno a sus detractores, como todo un cerrador de primera clase.

Los comentarios que siempre genera el cargo que ocupó los enfrentó con soluciones, estrategias, diálogo y perseverancia. Sin sospecharlo mostró el camino a seguir, del cual no nos podemos desviar bajo ningún concepto, y lo hizo pensando a largo plazo, aunque jamás imaginamos que nos dejaría tan pronto físicamente, a penas a los 56 años de edad.

Su oficina siempre tuvo la puerta abierta para periodistas y entendidos en la materia. Las reuniones con la prensa fueron una constante durante el transcurso de la temporada. Cuando le pregunté en una ocasión si habría encuentro la semana siguiente, me respondió: “Así se esté cayendo el mundo, siempre haremos las reuniones”.

En esos mítines fue también certero y directo. Uno de sus últimos mensajes en vida, justo antes de partir hacia la concentración en el Victoria de Girón, hacía referencia a la importancia del Preolímpico: “Tenemos que llevar a todos los que podamos, aunque no estén contratados bajo los términos de la Federación. Vamos a ir a Estados Unidos para clasificarnos a la Olimpiada. ¿Qué le vamos a decir al pueblo si no conseguimos ese boleto?”.

Materializar el cumplimiento de la nueva estrategia de desarrollo del béisbol cubano; ampliar y perfeccionar el proceso de contrataciones en el exterior y apoyar la declaratoria del béisbol como patrimonio cultural de la nación, destacaron entre sus aportes durante casi 20 meses de labor.

Incontables fueron los mensajes de condolencias y apoyo a sus familiares y amigos. El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, escribió en su cuenta de Twitter: “Ernesto Reynoso Piñeiro, Comisionado Nacional de Béisbol y antes Primer Secretario del Partido en la Isla de la Juventud, ha fallecido a causa de la #Covid19. Condolencias a sus familiares, amigos y compañeros de batalla, entre los cuales me cuento”.

Lo cierto es que el legado de Ernesto, ese cubano humilde de sabias ideas y fiel empeño, seguirá vivo en cada estadio del país donde se juegue pelota. Paz eterna para un verdadero revolucionario, que hizo mucho en poco tiempo.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez