0
Publicado el 28 Abril, 2021 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

JUEGOS OLÍMPICOS (17): Fidel vio la flecha mágica

Estuvo en la apertura de los de Barcelona 1992
 Fidel, muy feliz, saludó a la delegación cubana durante la inauguración. (Granma.cu)

Fidel, muy feliz, saludó a la delegación cubana durante la inauguración. (Granma.cu)

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

“Uno de los que estaba en el estadio era Fidel”. Así finalizamos la nota anterior. Y prometimos volver… Quiere decir que presenció, en el propio estadio, la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Y en ella… vio el lanzamiento de la flecha mágica que de forma espectacular encendió el pebetero.

De esa forma el Líder de la Revolución Cubana, quien había asistido a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, pudo estar en uno de los grandes momentos del deporte mundial.

Y ello pudo interpretarse como un acto de justicia del destino: se sabe que practicó varias disciplinas desde la niñez y su juventud (béisbol, atletismo, natación, boxeo, tenis de mesa…); y fue un impulsor de su desarrollo  no solo en nuestro país.

La Revolución, como se recuerda, triunfó el 1 de Enero de 1959. Y ya enseguida, solo 28 días después, él se encontraba de forma pública trazando el camino…

“Venimos decididos a impulsar el deporte a toda costa, llevarlo tan lejos como sea posible, pero para ello es necesario la ayuda de todos. De atletas, de dirigentes, de organismos, de comentaristas deportivos…”.

“La actividad del deporte es necesaria para el país…”.

“El deporte es fuente de voluntad, constancia, vigor físico y agilidad mental…”.

“El resultado obtenido hasta el presente por Cuba en eventos internacionales es vergonzoso…”.

Y sin varita mágica la vergüenza fue desapareciendo, casi a la velocidad del rayo…

El punto más empinado se empezó a vivir, 33 años después del Triunfo de la Revolución, tras observar aquella flecha mágica: ¡Quinto lugar para Cuba por países en Barcelona 1992!


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez