0
Publicado el 1 Abril, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Los Alazanes trotan hacia la gloria

Derrotaron a los Cocodrilos en el cuarto juego del playoff final y están a un solo éxito de alzar la corona en la Serie Nacional 60

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

La ofensiva granmense conectó 16 imparables ante el pitcheo matancero. (Foto: trabajadores.cu)

La ofensiva granmense conectó 16 imparables ante el pitcheo matancero. (Foto: trabajadores.cu)

La arriesgada apuesta del mánager de los matanceros, Armando Ferrer, de abrir con el mismo lanzador que trabajó ayer, Renner Rivero, quien había abandonado la lomita en la tercera entrada tras un notable descontrol, terminó pasando factura nuevamente a los Cocodrilos, en un desafío clave para sus aspiraciones de repetir la corona de la pasada campaña.

En la jornada de hoy el derecho tampoco se mostró seguro, y dijo adiós apenas en la segunda entrada, dejando las almohadillas congestionadas de Alazanes, momento que aprovecharon a la perfección los surorientales para fabricar otras tres anotaciones y ampliar la diferencia a cinco, todas a la cuenta del mencionado abridor, quien se apuntó la derrota.

Es importante destacar que en ese mismo segundo capítulo, el receptor de los occidentales, Andrys Pérez, pudo haber concretado el tercer out, pero demoró una eternidad para tirar a tercera base, esquina por la cual Alexquemer Sánchez se había pasado de revoluciones. Esa deficiencia, que no va a los libros de anotaciones, derivó en batazos que condujeron a un racimo significativo de carreras que a la postre, balancearon desde bien temprano el cuarto desafío del playoff final de la actual campaña beisbolera, que terminó con pizarra de nocaut 15-5.

Pifias como la del enmascarado matancero también nos terminan pasando factura muchas veces en lides internacionales, al igual que el inexplicable toque de bola de uno de los mejores bateadores de los derrotados, Ariel Sánchez, quien lo hizo totalmente de frente con hombres en primera y segunda, por lo que regaló un out forzado en la antesala, cuando lo que pedía la situación del juego era acumular hombres en circulación.

Lo cierto es que este choque, a diferencia de los anteriores, se fue de un solo lado desde los primeros compases, y a pesar de una fuerte lluvia que detuvo las acciones por un buen rato casi en las postrimerías -quien sabe si empujada por vientos de occidente- nada impidió que La crónica de una muerte anunciada se plasmara con todas las letras sobre el terreno.

Un punto y aparte para el diestro Joel Mogena (ganador del choque), quien no permitió libertades a los yumurinos en seis innings completos, donde despidió a cuatro por la vía de los strikes, solo le anotaron una carrera y apenas cuatro bateadores le conectaron hit. Finalmente, Juan Danilo Pérez, con bastantes complicaciones (cuatro hits y un boleto), consiguió cerrar la séptima entrada y concretar el importante tercer éxito.

Por la tropa de Carlos Martí sobresalieron madero en mano Guillermo García (5-4), ubicado hoy como sexto en la tanda, empujador de seis carreras y autor de dos cuadrangulares (su tercero y cuarto en esta postemporada); y también Carlos Benítez, quien todavía no se ha recuperado de una lesión en su brazo, pero sin embargo lo hizo de 3-3, con cuatro remolcadas, un tubey y par de boletos.

Mañana viernes en la tarde regresará la acción a la grama de la sede neutral del José Antonio Huelga espirituano, con el partido que podría dejar definido el campeón de la Serie Nacional 60. Por cierto, Granma tendrá en la lomita al estelar derecho Lázaro Blanco, quien además buscará convertirse en el primer pitcher que arribe a seis victorias sin derrotas en una postemporada de la pelota cubana. Del lado contrario estará también la mejor carta de triunfo de los yumurinos, el zurdo Yoanni Yera, así que el duelo de lanzadores está pactado.


Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez