0
Publicado el 16 Abril, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

PALCO 211

Los campeones del pueblo

La provincia de Granma recibió con júbilo a los monarcas de la Serie Nacional 60
El recibimiento oficial tuvo lugar en el estadio Mártires de Barbados de Bayamo. (Foto: periodicovictoria.cu)

El recibimiento oficial tuvo lugar en el estadio Mártires de Barbados de Bayamo. (Foto: periodicovictoria.cu)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

  • LOS AFICIONADOS DE LOS ALAZANES acogieron a los nuevos reyes del torneo doméstico cubano, tras su retorno desde Sancti Spíritus hacia suelo granmense. El pueblo de la suroriental provincia se concentró en cada arteria para exclamar el grito de campeones. Las máximas autoridades de esa región esperaron en el sitio conocido como La Pupa, de la carretera Las Tunas-Bayamo, e iniciaron un recorrido por toda la capital provincial. El conjunto laureado recibió felicitaciones del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, a través de Twitter; vía telefónica de parte de Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; del primer ministro, Manuel Marrero, y de Salvador Valdés, primer vicepresidente cubano. En el estadio Mártires de Barbados fue finalmente el recibimiento oficial por las autoridades y el pueblo granmenses.
  • Carlos Martí le dedicó el triunfo a Fidel Castro. (Foto: cubahora.cu)

    Carlos Martí le dedicó el triunfo a Fidel Castro. (Foto: cubahora.cu)

    CARLOS MARTÍ, el mánager de los campeones, con lágrimas en los ojos dedicó el triunfo al Comandante en Jefe, Fidel Castro, afirmando que el líder de la Revolución Cubana dedicó mucho esfuerzo en vida para desarrollar la pelota. Además, regaló unas palabras a su conjunto: “Es muy difícil no emocionarse después de vivir un playoff como este, incluso te puede dar hasta un infarto. Estoy muy contento con los atletas por la entrega, creo que dimos ambos conjuntos un gran espectáculo. Cuando estuvimos debajo en el marcador, nunca perdí la confianza en mi equipo y siempre supe que podíamos remontar”. Lo cierto es que Carlos Martí se convirtió además en el sexto mentor que consigue sumar tres cetros en Cuba, junto a Róger Machado, Pedro Jova, Alfonso Urquiola, Antonio Pacheco y Rey Vicente Anglada. La selecta lista de los máximos ganadores la encabeza Jorge Fuentes con cinco títulos, seguido de Higinio Vélez y Ramón Carneado, ambos con cuatro.

  • LA COMPLEJA MISIÓN de completar el calendario de la Serie Nacional 60 y coronar a Granma es el resultado de un esfuerzo singular de la Comisión Nacional de este deporte, así como de las autoridades de las provincias que activaron el modo “burbuja” y cedieron sus predios para que fueran utilizados como sedes neutrales, especialmente la casa de los Gallos, el José Antonio Huelga, de Sancti Spíritus, que albergó la mayor parte de los desafíos de postemporada, incluida la gran final. Una competición interrumpida en varios momentos, incluso durante los juegos de playoff, con cambios de fechas repentinas, fueron parte de un rompecabezas que siempre supo armar a tiempo la máxima dirección de esta disciplina en el país. De hecho, cuando el 17 de marzo de 2020 toda la actividad deportiva en la Isla se detuvo, la Serie Nacional siguió su paso, debido a lo que representa para el pueblo poder disfrutar de su principal torneo. Así que llegue a todos los involucrados el más sincero agradecimiento desde estas líneas, en nombre de los amantes del béisbol a lo largo y ancho del país.
    El José Antonio Huelga espirituano fue una digna sede. (Foto: radiorebelde.cu)

    El José Antonio Huelga espirituano fue una digna sede. (Foto: radiorebelde.cu)

  • A PESAR DE LA AUSENCIA DE PÚBLICO en los estadios, la lid no perdió a sus fanáticos. Los medios de difusión masiva elevaron sus niveles de trascendencia, por lo que en la fase regular se llegaron a televisar hasta tres choques al día. Y por supuesto, la postemporada llegó íntegra a cada hogar del país (y a otros muchos puntos del planeta), como la más efectiva medida de confinamiento. Tanto se elevó la pasión, que al cierre de la Serie Nacional 60 los aficionados de los elencos que se quedaron en el camino se apuntaron en otra novena para seguir con vida hasta el último batazo. Aunque es cierto que aún queda mucho por hacer en aras de elevar la calidad del béisbol cubano, lo que por ahora nos falta de oficio lo ostentamos en competitividad.
  • SI BIEN VARIOS ESPECIALISTAS han abogado, desde que se implementó, a favor de los refuerzos en las instancias decisivas del pasatiempo cubano, la recién concluida campaña nos llamó a la reflexión sobre ese acápite. Las circunstancias actuales obligaron a descartar esta opción; lo cierto es que para muchos, entre los que me incluyo, la presencia de equipos “puros” resultó sumamente atractiva, sobre todo porque cada elenco se ajustó a lo que tenía para intentar salir adelante. Basta con recordar que si se hubiera llamado a peloteros de otras provincias, es muy probable que no disfrutáramos del potente brazo de Alexquemer Sánchez desde el jardín derecho, el diestro Yoel Mogena jamás hubiera subido a la lomita en un juego tan crucial como el sexto, para además apuntarse la victoria, y mucho menos Guillermo García dispararía el hit que dejó al campo a los Cocodrilos en la parte baja de la novena entrada, para convertirse en el héroe de la gran final. Casi de seguro el joven de 20 años se habría quedado en el banquillo bajo la sombra de los refuerzos, pero por suerte tuvo su oportunidad en esta temporada atípica, que muy bien aprovechó, pues conectó en el compromiso definitivo de 4-4, y se consolidó como el más valioso del playoff, bateando ante el picheo matancero 12 inatrapables en 19 turnos, incluidos dos jonrones, tres boletos y cinco carreras impulsadas, para un estratosférico average de 632, lo que le convirtió sin lugar a dudas en el jugador más valioso de la postemporada. Sus declaraciones tras la victoria también tocaron las fibras más sensibles: “No tengo palabras para expresar lo que siento, es un momento muy especial en mi corta carrera. Le dedico esta victoria a todos nuestros seguidores, especialmente a mi novia, a la familia y a mi mamá que falleció”.
  • ALFREDO DESPAIGNE, uno de los principales pilares de los surorientales, tuvo que partir antes del comienzo de la final de la Serie Nacional 60 hacia Japón, para cumplir con su contrato desde el inicio de la campaña. No obstante, sus mensajes de apoyo para con sus coterráneos Alazanes fueron constantes, a pesar de que físicamente seguro hubiese podido aportar mucho más a la causa. De igual manera, durante los días de playoff en Cuba, Despaigne hizo historia en suelo nipón al conectar su vuelacerca número 161. De esa manera se convirtió en el primer cubano que arriba a la cifra, tras superar a Oretes Destrade (160). El acontecimiento fue imprescindible para la remontada de los Halcones de SoftBank ante los Chibba Lotte Marines, durante el desarrollo del calendario regular en la tierra del sol naciente. Antes de arrancar la contienda actual, el toletero acumulaba en la nación asiática 464 remolques y una trilogía de títulos en las últimas tres temporadas.

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez