0
Publicado el 25 Mayo, 2021 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

LUCHAS: No se pudo

Los tres traspiés en el Preolímpico

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Marín perdió con una rival muy difícil. (UWW)

Marín perdió con una rival muy difícil. (Foto en UWW)

Las luchas deportivas de nuestro país, desde hace muchos años, poseen un prestigio muy bien ganado. Y, lo que es muy importante, renovado o creciente casi en cada batalla. Un dato inicial: desde hace meses ya tenían clasificados a 12 de sus figuras para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Hace poco trataron de sumar a otros tres, pero esta vez no pudieron. Bueno… ¡así es el deporte!

El intento se vivió en el Preolímpico, disputado en Sofía, la capital de Bulgaria, durante la primera semana de mayo, donde no se pudieron cumplir los sueños de Reineris Andreu (división de los 57 kilogramos), Yurieski Torreblanca (86), y Milaymis Marín (76).

Marín, campeona de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2028, encajó una lamentable derrota, ante la turca Yasemin Adar, quien tiene carretera recorrida y resultados: oro en el mundial de París 2017, plata en el de Budapest 2018.

Una vez en ella, tratado de sobreponer a lo del sueño truncado, venció a la ecuatoriana Génesis Rosangela Reasco Valdez (no presentación). Y después, por la medalla de bronce, a la austriaca Martina Kuenz, plata en el Campeonato Europeo de Bucarest 2018, en el cual perdió en la final con la ya mencionada Yasemin Adar. No fue nada fácil la victoria de Marín contra Kuenz: la pizarra reflejó un 2-2 (se llevó la victoria por conseguir la última acción).

Una suerte similar, sin boleto olímpico y bronce, corrió  el librista Reineris Andreu. Fue eliminado de ir a Tokio al perder en semifinales 2-0 ante el japonés Yuki Takahashi, campeón mundial en París 2017, quien lo había vencido en 2018. Ya por un puesto en el podio le ganó por no presentación al rumano Razvan Marian Kovacs, del que no encontramos desempeños relevantes.

Torreblanca fue el que se llevó de Sofía el peor recuerdo: no llegó a luchar por un escaño en el podio.

Antes de estos combates nuestros compatriotas, como ya escribimos, tenían a 12 luchadores clasificados.

¿Cómo fue la distribución por modalidades?

Los del estilo grecorromano se llevaron la mejor parte con equipo completo (los seis): el tricampeón olímpico Mijaín López Núñez (130) -conseguida por Oscar Pino Hinds-; Ismael Borrero Molina (67), Daniel Gregorich Hechavarría (87), Luis Alberto Orta Sánchez (60), Yosvanys Peña Flores (77), Gabriel Alejandro Rosillo Kindelán (97).

En la libre femenina lo consiguieron tres: Yusneylis Guzmán López (50), Laura Herin Ávila (53), Yudari Sánchez Rodríguez (68).

Y en la libre masculina otros tres: Geandry Garzón Caballero (74), Reineris Salas Pérez (97), Alejandro Enrique Valdés Tobier (65).

La clasificación según el reglamento, valga el recordatorio, es para el país, no para el atleta, por lo cual pueden realizarse cambios hasta el momento del cierre de las inscripciones.

Bueno, llegó el momento de otro recordatorio, el cual no puede faltar en esta nota: la lucha es el único deporte de nuestro país que ha ganado al menos una medalla de oro en todos los Juegos Olímpicos celebrados a partir de los de Barcelona 1992.

Quiere decir, se escribe fácil, pero no ha sido nada fácil materializarlo sobre los colchones, que la cadena triunfadora se mantuvo después en los de Atlanta 1996, Sídney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016.

En los tres últimos el gran Mijaín López resultó invencible. Ahora el aplazamiento el año pasado por la Covid-19 de los de Tokio no le quitó el sueño ni lo preocupó. “No importa. Voy por mi cuarta medalla de oro”. Y eso no lo ha logrado ningún luchador.


Rafael Pérez

 
Rafael Pérez