0
Publicado el 14 Julio, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

 FÚTBOL

Autogol imperialista

La negativa de las visas para la Copa de Oro es una ofensa a Cuba
Compartir

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

 Alegría reciente tras un gol de Onel Hernández. (besoccer.com) 

Alegría reciente tras un gol de Onel Hernández. (besoccer.com)

Era la tarde del sábado 3 de julio. Los aficionados al más universal de los deportes en la mayor de las Antillas esperábamos, entre goles y atajadas de la Eurocopa y la Copa América, por el debut de nuestra selección absoluta. Ella debía disputar un partido contra Guyana Francesa en las Preliminares de la Copa de Oro en Estados Unidos, la competición más importante de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (Concacaf). El DRV PNK Stadium, la casa del Inter de Miami, recibiría a los nuestros para ese especial cotejo, donde salíamos como claros favoritos para avanzar, al menos, a un siguiente encuentro.

Sin embargo, pocas horas antes de que debiera rodar el balón, el seleccionado cubano permanecía aún en Nicaragua, que sirvió de puente para el trámite de visado y escenario de los entrenamientos. ¿La razón? Las visas nunca llegaron.

Recientemente el equipo de béisbol que viajó al país norteño para el Preolímpico vivió también una situación similar, pero afortunadamente en aquella ocasión sí se completó el papeleo, aunque con solo cinco días de antelación al inicio del torneo, con toda la implicación física y psicológica que ello significó.

Es lamentable que situaciones de este tipo empañen el deporte, aún más una disciplina como el fútbol, promotor de campañas en contra de la discriminación racial, el abuso de género y muchas otras de carácter social. Lo cierto es que la política de los Estados Unidos hacia Cuba también se anota autogoles.

Cuando la Concacaf informó de manera oficial que la selección antillana había sido descalificada, además del tema visado por  supuestos problemas relacionados con la Covid-19, toda la ilusión desatada a raíz de la convocatoria –19 de 23 futbolistas militan en ligas foráneas– se nos vino abajo en cuestión de segundos.

Nuestra escuadra, que ha estado presente en nueve ediciones de la Copa de Oro y en tres de ellas ha conseguido avanzar hasta cuartos de final, traía en su palmarés más reciente un par de buenas victorias en las eliminatorias mundialistas, donde aplastaron 5-0 a Islas Vírgenes Británicas y vencieron 1-0 a San Vicente y las Granadinas. Sin embargo, quedó eliminada en la primera ronda, tras dos reveces iniciales a cuenta de Guatemala y Curazao, siempre por la mínima, 1-0 y 2-1, respectivamente.

La Asociación de Fútbol de Cuba (AFC) se pronunció:

La selección cubana de fútbol no pudo viajar a Florida para participar en la Copa de Oro de la Concacaf porque el Gobierno de los Estados Unidos no otorgó las visas correspondientes.

Otra vez, cuestiones ajenas al deporte impiden a nuestro país competir en suelo estadounidense en igualdad de condiciones con sus rivales, con lo cual se echan por tierra los preceptos del juego limpio y los derechos legítimos de toda delegación deportiva.

El Gobierno de Estados Unidos no tiene ninguna justificación para negarnos la entrada a su país y, por ende, impedirnos competir en una lid de la que hemos sido parte en muchas oportunidades.

Tamaño irrespeto merece no solo nuestro más enérgico rechazo, sino la urgente atención de las instituciones deportivas internacionales. Los atletas cubanos, de hecho ningún atleta del mundo, debiera enfrentar un ultraje de esta naturaleza.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, también escribió en su cuenta de Twitter: “El gobierno de EEUU no puede justificar demora del visado al equipo cubano de fútbol, el cual se disponía a participar en la Copa Oro y tramitó su solicitud con antelación en un tercer país. El bloqueo daña al pueblo cubano, a la Concacaf y frustra los sueños deportivos”.

 

Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez