0
Publicado el 27 Julio, 2021 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

¿Cómo fue la telenovela de la primera medalla? (+video)

Rafael Alba (taekwondo) abrió con bronce la cosecha de Cuba
Compartir

Es como si Rafael Alba preguntara: ¿Me voy a quedar sin medalla? Foto: (ROBERTO MOREJÓN)

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Cuando parecía “muerto” (valgan las comillas) Rafael Alba “resucitó”. Y le dio a Cuba su primera medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio. Lo ocurrido se pareció a una telenovela. ¿O quizás, perdonen la exageración, a una película de Alfred Hitchcoc?

Y al final terminó con una de las de bronce en la división de más de 80 kilogramos en el taekwondo, sacudiéndose un poco de aquel traspié en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, a los que también llegó con posibilidades de subir al podio. Pero aquella vez no la pudo conseguir. Y quedó con esa espina clavada hasta ahora…

La madrugada de este martes había comenzado muy triste para el deporte cubano: Alba, considerado como el posible ganador de primera medalla en Tokio, perdió con un rival entonces desconocido, sin resultados, una especie de “intruso” (valgan otra vez las comillas”). Pero en ese momento no sabíamos algo…

Alba, 27 años de edad, 2.02 metros de estatura llegaba precedido, entre otros éxitos, por haber sido campeón mundial en Puebla 2013 y Manchester 2019.

Éste revés sucedió por marcador de 11 por 8, ante el macedonio Dejan Georgievski, de 22 años de edad, con una beca olímpica, de quien escribimos hace unas horas aquí en BOHEMIA considerábamos no debía ser un obstáculo. ¡Pero lo fue..!

El marcador nos reflejó para el santiaguero, al parecer, problemas con eso que es llamado “prearranque” (lo cual obedece a muchas razones). En los dos primeros asaltos llegó a estar perdiendo 3-10. No le alcanzó la reacción en el tercero (en el que marcó cinco veces y solo aceptó una). Si hubiese empezado así…

“Estoy decepcionado. Mi rival fue mejor”, dijo con voz quebradiza, según la agencia Prensa Latina. “Ha evolucionado mucho”.

Lo que no se podía saber, ni con una de esas bolas de cristal de la fantasía, es que el “intruso”, sin resultados previos, iba a continuar avanzando, o que Alba sería arrastrado a la repesca…

Y que ya en esa fase no iba a desperdiciar la quizás última posibilidad que le daba la vida: entonces se adueñó de una de las medallas de bronce, tras vencer al marfileño Seydou Gbane (8-2), y después en muy tenso combate al chino Hongyi Sun (5-4).

Ah, el “intruso”, el macedonio Dejan Georgievski, el que le ganó a Alba, terminó… ¡con medalla de plata!

Volveremos a escribir de esta telenovela…


Fuente: Canal Caribe

Compartir

Rafael Pérez

 
Rafael Pérez