0
Publicado el 14 Julio, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

FÚTBOL

El que persevera…

Argentina se proclamó campeón de América en el Maracaná, mientras Italia conquistaba Europa en territorio inglés
Compartir

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

La albiceleste se coronó por decimoquinta vez e igualó a Uruguay en la cima histórica del torneo continental. (Foto: as.com)

La albiceleste se coronó por decimoquinta vez e igualó a Uruguay en la cima histórica del torneo continental. (Foto: as.com)

Argentina llegaba necesitada. Habían pasado 28 años desde Ecuador 1993, la última vez que la Copa América se teñía de albiceleste. Blanco y azul claro, son colores que despiertan la rivalidad en territorio brasileño, donde las oportunidades de ganar siempre son mínimas para cualquier equipo foráneo.

Así se pintaba el panorama para los dirigidos por Lionel Scaloni, que arribaban a otra final de un torneo importante, una vez más con su máximo exponente y capitán, otro Lionel, de apellido Messi. El mítico estadio Maracaná, en Río de Janeiro, acogía el Súper Clásico entre Brasil y Argentina, con solo un 10 por ciento de sus asientos ocupados, aproximadamente 3 000 aficionados de cada bando, debido a las afectaciones de la covid-19.

El choque, como era de esperar, comenzó con mucha aspereza y centrocampismo. Ninguna jugada progresaba hasta que en el minuto 22 una joya de pase de Rodrigo De Paul burló las apre-

tadas marcas en el círculo central. El nuevo jugador del Atlético de Madrid levantó la esférica hasta el costado derecho para Ángel Di María, quien se encargó de culminarla de manera magistral, venciendo la carrera del lateral Renan Lodi y batir de zurda, y con sutileza, al guardameta Ederson Moraes, quien vio flotar la esférica por encima de su cabeza.

Historia y apoyo

Resulta difícil que un brasileño se ponga del lado de la albiceleste. Sin embargo, varias fueron las muestras de apoyo, generadas fundamentalmente por la presencia de Lionel Messi, quien buscaba más que nadie el anhelado título, después de varios fracasos.

Entre las más controversiales sobresalió la postura de la comentarista de deportes de la televisión carioca Fabiola Andrade, quien se puso la camiseta albiceleste para posar en su cuenta de Instagram y comentó que hinchaba por Argentina en apoyo a La Pulga.

La suerte no había jugado a favor del astro del FC Barcelona con su selección nacional. Recordemos que el rosarino estuvo presente en el certamen continental de Venezuela en 2007, donde perdió el duelo definitivo ante Brasil (3-0). Después pasaron varios años para que volviera a la final de un evento importante, hasta

2014, cuando Alemania le negó la gloria en el último Mundial disputado en el gigante sudamericano. La grama del Maracaná fue también testigo de aquella anotación en tiempo extra de Mario Götze, quien con una sola jugada apagó los cánticos argentinos. Poco después, otras dos finales en años sucesivos y por la vía de los penales frente a Chile en Copa América (2015 y 2016) hundieron aún más las esperanzas del mismo deportista que, finalmente en 2021, consiguió sacarse la espina y alzar un título para su país, aunque ya lo había hecho antes en el Mundial sub-20 Holanda 2005 y en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, pero la Copa América son palabras mayores.

Di María y su magistral definición en la final. (Foto: lanacion.com.ar)

Di María y su magistral definición en la final. (Foto: lanacion.com.ar)

De hecho, se trata de un logro que nunca alcanzó Diego Armando Maradona, aunque ya conocemos la sobrada historia de este enorme jugador, que sacó del anonimato a un club como el Napoli y fue campeón del orbe en México 1986. Es por eso que las comparaciones, pese a ser inevitables, también se leen frías. De momento, es válido recordar además que los dos mejores futbolistas de los últimos 10 años, o poco más, ostentan ahora cada uno la corona del certamen continental, ya que el portugués Cristiano Ronaldo, por su parte, se alzó con la Eurocopa en Francia 2016, curiosamente un 10 de julio, el mismo día que Messi en el presente año.

Hablando de competitividad, fue conmovedor el prolongado abrazo entre Neymar Jr. y Messi una vez concluido el partido final de la Copa América 2021, dos rivales en la cancha, pero amigos fuera de ella. Una muestra de que el fútbol transciende el plano deportivo. El delantero del París Saint Germain dijo después: “Fui a darle un abrazo al más grande de la historia que he visto jugar”.

Lideratos y otros apuntes

El capitán argentino se llevó a casa el trofeo de máximo goleador (4) y fue catalogado el mejor de la lid, donde repartió además cinco asistencias. En tanto, el guardameta albiceleste Emiliano Martínez se alzó con el cetro de mejor arquero del torneo y Ángel Di María reconocido como el héroe de la final.

Colombia consiguió un digno tercer lugar, tras derrotar a Perú (3-2), con gran actuación de Luis Fernando Díaz, quien anotó un doblete, que sumado a otro par de excelente factura, los cuales distribuyó en los arcos de Brasil y Argentina, hizo que igualara a Lionel Messi en el apartado de máximos anotadores. Gran resultado para la nación cafetera, que debió acoger la sede de la lid junto con el campeón Argentina, pero la situación social y sanitaria le negó esa posibilidad, dejando la pista abierta para Brasil. La tricolor sumó con este, cinco bronces en Copa América, la competición más antigua de selecciones nacionales, fundada en 1916.

Europa teñida de azul
Italia ganó la Eurocopa por segunda vez en su historia. (Foto: gstatic.com)

Italia ganó la Eurocopa por segunda vez en su historia. (Foto: gstatic.com)

Italia regresó a lo más alto del trono en el Viejo Continente 53 años después de la que fuera su única conquista regional: la lid que organizaron en 1968.

La Eurocopa 2020, aplazada hasta 2021 como consecuencia de la pandemia, confirmó como una escuadra grande a la Azzurra, cuatro veces campeona mundial.

En esta ocasión atípica, la competición se desarrolló en 11 ciudades. Casualmente, la arrancada tuvo lugar en Roma y la final en Londres, capitales de las dos escuadras que disputaron el cetro.

Wembley, el mayor estadio de fútbol de Inglaterra, con capacidad para 90 000 personas y a lleno total, fue testigo del duelo de la verdad, donde los dirigidos por Roberto Mancini comenzaron perdiendo por un gol tempranero del lateral Luke Shaw en el minuto dos. Por cierto, fue la diana más rápida de la historia en esta instancia del certamen continental.

Pero todo no estaba dicho. El empate cambió el idioma de los cánticos en la siempre especial atmósfera de la catedral británica del fútbol, cuando una jugada a balón parado derivó en una serie de rebotes en el área que supo aprovechar el defensor central Leonardo Bonucci al minuto 67.

La igualdad perduró durante los tiempos extras y en los penales fallaron por Inglaterra los tres últimos cobradores, Marcus Rashford, Jadon Sancho y finalmente, el jovencito de solo 19 años Bukako Saka, a quien le cayó encima toda la presión del quinto cobro. El guardameta de los laureados Gianluigi Donnarumma, protagonista en la tanda de penales, fue proclamado el mejor jugador de la competición.

Lo cierto es que dos escuadras de la élite mundial se reencontraron con el camino al éxito. Una prueba de que los grandes siempre regresan y el que persevera, triunfa.

Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez