0
Publicado el 29 Julio, 2021 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

TOKIO 2020

Kaliema Antomarchi: Quedó a un escalón

La judoca Kaliema Antomarchi, en buena actuación, llegó hasta la discusión de una medalla de bronce
Compartir
La cubana Kaliema Antomarchi (división de los 78 kilogramos)

Antomarchi en su gran combate ante la francesa Madeleine Malonga. (Foto: ROBERTO MOREJÓN)

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Quedó muy cerca del sueño de ganar una medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Sí, en el célebre Nippon Budokan, el templo del judo japonés (deporte del cual son los padres y la mayor potencia). Pero, usando el sentido figurado, y recordando viejas costumbres de esa nación, si hubiese ocurrido hace muchos años compitió de forma que la hubiese liberado del “harakiri”…

La cubana Kaliema Antomarchi (división de los 78 kilogramos) había lidiado hace un año en el Nippon Budokan, cuando acogió el Campeonato Mundial. No le fue bien, pues cayó en el debut. Y tampoco había podido reeditar una faena como la de la medalla de bronce en el de Budapest 2017. Pero este jueves, repetimos, aún sin poder subir al podio, regaló un desempeño muy digno.

Aunque ya en esa fase a la que llegó (en realidad desde antes) cualquier rival es muy difícil… ¡le tocó enfrentarse a la campeona mundial! Sí, hablamos de la alemana Anna-María Wagner, quien en el mejor resultado de su carrera se coronó hace apenas un mes, allá mismo, en el Nippon Budokan. Y, para colmo, la había derrotado las tres veces en que se vieron frente a frente.

Las dos comenzaron atacando desde los primeros compases, cuando faltaban todavía 2:07 minutos, trataron de realizar un enganche con las piernas, lo consiguió la germana, y marcó Waza-Ari. Eso fue todo. A partir de ese momento, ya con ventaja, no se apuró, y se dedicó a esperar por los ataques de la santiaguera.

Antomarchi venció en su primer combate a la croata Karla Prodan (Waza-Ari), en tiempo extra. Luego perdió (¡vendiendo cara la derrota también en tiempo extra tras haber empatado!) con la francesa Madeleine Malonga, campeona mundial en 2019, plata en 2021, y a la larga subcampeona olímpica ahora en Tokio. Le quedaba un escollo para ir por bronce: venció a la holandesa Guusje Steenhuis. Entonces vino el duelo ya citado contra Wagner.

Antomarchi fue la primera judoca cubana que sobrevivió a la jornada matutina, es decir, que llegó a la de la tarde, lo cual resultó imposible para Magdiel Estrada (73), Maylín del Toro (63) e Iván Silva (90 ). Nos quedan, empezando esta noche, Andy Granda (+100) y la estelarísima Idalys Ortiz (+78), buscando su cuarta medalla en Juegos Olímpicos, en los cuales tiene oro, plata y bronce.

Kaliema Antomarchi, a los 33 años de edad, puede haberle dicho adiós a su participación en Juegos Olímpicos. Le queda la satisfacción de que lo hizo sin “harakiri”…

Compartir

Rafael Pérez

 
Rafael Pérez