0
Publicado el 31 Julio, 2021 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

¿Por qué los reflectores hacia Idalys y Riner?

La judoca cubana y el francés llegaron con una historia impresionante: ser multimedallistas en Juegos Olímpicos.
Compartir

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Idalys Ortiz en el combate final. (Foto: ROBERTO

Idalys Ortiz en el combate final. (Foto: ROBERTO

Bajó el telón del judo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y a la hora de los imprescindibles resúmenes vale la pena recordar, entre otros tópicos de interés, que muchos enfocamos los reflectores hacia la cubana Idalys Ortiz y el francés Teddy Riner.

Nuestra compatriota, dejando atrás un calvario de contratiempos,  iba en busca de la hazaña de lograr una cuarta medalla en esas difíciles contiendas de los cinco aros, tras el bronce en Beijing 2008, la de oro en Londres 2012 y la de plata en Río 2016.

No solo eso: igualar en cantidad lo realizado antes por su también gigantesca compatriota Driulis González (archivó una de oro, una de plata, dos de bronce), y de ser posible, para ello tenía que incluirse en la final, superarla en cuanto al valor de las preseas.

¡Y lo consiguió con una medalla de plata, sí, con sabor a hazaña!

Teddy Riner: leyenda del judo. (depor.com)

Teddy Riner: leyenda del judo. (depor.com)

El francés, la leyenda de este deporte, iba por su cuarto ascenso en lo individual a un podio olímpico: bronce en Beijing 2008 (igual que Idalys), oro en Londres 2012 (igual que Idalys), también en Río 2016 (recordemos que Idalys terminó con plata).

Riner ahora quedó en bronce individual, al perder ante el ruso Tamerlan Bashaev, por Waza-ari, tras 4:29 minutos de pugna.

Fue su segunda derrota en los últimos once años, la primera desde la sufrida ante el japonés Kokoro Kageura, en febrero de 2020 en el Grand Slam de París, tras 154 victorias consecutivas.

Quizás, dada su trayectoria, ese bronce no le supo bien…

Le quedó el “consuelo” (valgan las comillas) del inesperado triunfo de Francia en el estreno del por equipos mixto, ante Japón (los padres del judo), que ensartó nueve de los 14 títulos individuales. La espectacular cosecha fue 9 de oro-1 de plata-1 de bronce=11. Y con ella mejoró la faena de 8-2-0=10 lograda en Atenas 2004.

Ahh… ¡Ortiz y Riner fueron los únicos sobrevivientes de Beijing 2008 que pudieron vivir la alegría inmensa de subir al podio!

Compartir

Rafael Pérez

 
Rafael Pérez