0
Publicado el 20 Julio, 2021 por ACN en Deportes
 
 

Taekwondoca Rafael Alba con doble propósito en Tokio

Compartir
El taekwondoca Rafael Alba se refirió a la posibilidad de convertirse en el primer medallista de Cuba: “Si me toca a mí, entonces bienvenido sea, todos vinimos a Tokio con el mismo objetivo”. Imagen tomada de acn.cu

El taekwondoca Rafael Alba se refirió a la posibilidad de convertirse en el primer medallista de Cuba: “Si me toca a mí, entonces bienvenido sea, todos vinimos a Tokio con el mismo objetivo”. Imagen tomada de acn.cu

El taekwondoca Rafael Alba buscará el venidero día 27 incluirse entre los medallistas de la división de más de 80 kilogramos (kg) de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, sueño al que pudiera sumarse la condición de primer laureado de Cuba en la cita multideportiva japonesa.

Pero el propio Alba reconoce que la meta resulta complicada, principalmente porque en esa categoría se incluyen competidores que sobrepasan ese peso, y su categoría es la de más de 87 kg, situación que lo obligará a utilizar más su tamaño y agilidad.

Al respecto, el único representante cubano de ese deporte de combate presente en la capital japonesa precisó a la Agencia Cubana de Noticias que esa situación la tiene en su mente desde que comenzó la preparación olímpica y que llegó el momento de ponerla en práctica.

“He trabajado en el físico y en lo técnico-táctico, elementos que me favorecen, ya que tengo gran estatura, la cual acompaño con movilidad y desplazamientos”, precisó.

Explicó que llegó el momento de poder olvidar lo sucedido en Río de Janeiro 2016, anterior edición en la que las cosas no le salieron bien, pero “nunca estar si la dicha es buena y la preparación mejor”.

Hace cuatro años quedó en cuartos de final. “…ese mal momento hay que borrarlo y para eso estoy aquí, en Tokio”, expresó el campeón mundial de 2013 y 2019.

Sobre su camino hacia el podio apuntó que el primer pleito será para romper la inercia, por lo que “hay que comenzar lo más relajado posible sin pensar en el resultado final, lo importantes es dar paso en paso”, precisó quien recientemente se tituló en el torneo panamericano de Cancún, México.

En relación con la muy comentada afectación general por la COVID-19 dijo que en lo personal pudiera favorecerlo, ya que recodó que otras veces ha llegado con más deudas competitivas que sus rivales y en ahora todos estamos más parejos en ese sentido.

Respecto a los rivales aclaró que todos serán complicados, si se tiene en cuenta que en Tokio están los 16 mejores y de una forma u otra los ha seguido en certámenes anteriores.

No obstante, mencionó al sudcoreano Kyo Don In (número dos del ranking mundial) y el nigeriano Abdoulfazak Issoufou Alfasa, subcampeón olímpico de Río 2016, quien pudiera ser su segundo rival.

Finalmente se refirió a la posibilidad de convertirse en el primer medallista de Cuba, aunque explicó que antes competirán otros cubanos con posibilidades y ojalá sea uno de ellos, por el bien de la delegación. “Si me toca a mí, entonces bienvenido sea, todos vinimos a Tokio con el mismo objetivo”. (ACN)

Compartir

ACN

 
ACN