0
Publicado el 31 Agosto, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

BOXEO

Detrás de las medallas

El rotundo éxito de los pugilistas cubanos en Tokio 2020 estuvo marcado también por la tristeza, la unidad y el espíritu de superación
Compartir

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Rolando Acebal y Andy Cruz, uno de los cuatro campeones del boxeo cubano en Tokio 2020.

Rolando Acebal y Andy Cruz, uno de los cuatro campeones del boxeo cubano en Tokio 2020.

A pesar de su satisfacción por haber traído cinco medallas olímpicas al frente de la escuadra cubana de boxeo (cuatro oros y un bronce), Rolando Acebal, entrenador jefe desde el año 2010 del colectivo nacional de ese deporte, no tardó en transmitir a este periodista, en el mismo saludo, una triste noticia.

Durante los días en que se encontraba presente en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (23 de julio al 8 de agosto), falleció en Cuba su querida hermana, diagnosticada de bronconeumonía bacteriana.

Con toda la crudeza que envuelve esa realidad, me acerqué al especialista a pocos días de su arribo a casa, en su natal Guantánamo, para a través de WhatsApp realizarle una merecida entrevista al “director de orquesta” que más veces repitió la partitura de nuestro himno nacional en la tierra del sol naciente.

Y es cierto, una vez más el buque insignia hizo honor a su comprometido apodo. Sin embargo, lo que la mayoría de los espectadores ignorábamos era que Acebal –siempre al otro lado de las cuerdas, pero muy cerca de la acción– experimentó un profundo dolor, cual duro jab en el alma. Y con él a cuestas tuvo que seguir su faena mientras se cobijaba en el apoyo de sus discípulos, quienes se disponían a iniciar camino en el organigrama de la lid cuando conocieron la desgarradora novedad y sin vacilaciones decidieron dedicar a la memoria de la hermana del entrenador cada una de las victorias. ¡Y sí que fueron muchas!

-Primer lugar por países en boxeo, ¿a qué factores adjudica el éxito Rolando Acebal?

-La posibilidad de tener un equipo de pugilistas de gran experiencia, los cuales han alcanzado maestría en el deporte, fue uno de los principales motivos de la victoria.

“La preparación que hicimos también fue clave. Una de las pocas cosas buenas que ha dejado el nuevo coronavirus ha sido el hecho de haber estado en ‘burbuja’, concentrados, tanto en la Escuela Nacional de Boxeo de La Habana Holvein Quesada (la conocida ‘Finca’ del Wajay) como en Camagüey, ciudad que se convirtió en la capital de esta disciplina a finales de 2020, donde incluso se realizó un Match de Retadores en el que intervinieron los principales pugilistas del país. Además, tuvimos la suerte de completar un periplo por tres países –Holanda, México y Alemania– a pesar de las difíciles condiciones epidemiológicas que vive el mundo”, nos recordó Acebal, quien siempre responde con admirable rapidez nuestros reclamos periodísticos para los lectores de BOHEMIA.

“Roniel corrigió algunos problemitas tácticos y cumplió con la estrategia que se le indicó”, dice Acebal. (Foto: radiorebelde.cu)

“Roniel corrigió algunos problemitas tácticos y cumplió con la estrategia que se le indicó”, dice Acebal. (Foto: radiorebelde.cu)

-Julio César La Cruz y Andy Cruz se preveían dorados, ¿pero Roniel Iglesias y Arlen López sorprendieron con sus medallas de oro?

-En el caso de Roniel sí, pues no lo teníamos en pronóstico de podio. Es un boxeador con bastante carretera, bronce en Beijing 2008 y oro en Londres 2012, pero no lo ubicábamos en un lugar privilegiado antes de la competencia. Es justo agregar que corrigió algunos problemitas tácticos y cumplió con la estrategia que se le indicó.

“En cuanto a Arlen, aunque manejamos un pronóstico reservado antes de arribar a la capital nipona, pues no había competido con rivales de consideración en su nuevo peso, los 81 kilogramos, por su preparación y las condiciones que posee sí pudimos augurar este resultado”.

-Julio Cesar La Cruz fue convincente, pero a algunos les sigue dejando dudas su estilo de pelea.

“Julio César lleva consigo el arte de golpear al rival más de lo que él recibe”, afirma Acebal. (Foto: ROBERTO MOREJÓN)

“Julio César lleva consigo el arte de golpear al rival más de lo que él recibe”, afirma Acebal. (Foto: ROBERTO MOREJÓN)

-Pienso que La Cruz ha demostrado que es un atleta altamente competitivo. Ha sido el mejor, tanto en los 81 como ahora en su debut en 91. Una vez más dejó bien clara su calidad entre las cuerdas. Julio César lleva consigo el arte de golpear al rival más de lo que él recibe, así que pienso que debemos reconocerle, sobre todo por sus resultados a nivel internacional, pues es bicampeón olímpico y tetracampeón mundial.

-¿Lázaro Álvarez quedó por debajo de sus posibilidades?

-Sí, considero que podía haber cambiado el color bronceado de su medalla. Estaba en muy buena forma deportiva, con su experiencia –tres veces monarca del orbe– pensé que podía haber avanzado más en el organigrama. No obstante, al bajar de 60 a 57 kilogramos sus rivales le exigieron más.

-¿Qué depara el futuro para Cuba en la división de los super pesados?

-En más de 91 tenemos seis boxeadores reunidos en el equipo nacional, todos con grandes perspectivas. Son jóvenes figuras que poseen la estatura requerida, así que al cuerpo técnico solo nos resta seguir trabajando, pues desde hace tiempo veníamos con una gran escasez en esta división por falta de biotipo, pero ya que los tenemos nuevamente, vamos a pulirlos al máximo.

-¿Tokio 2020 ha sido el mejor momento de Rolando Acebal al frente de nuestros púgiles?

-Es un punto cumbre en mi carrera. Fue una competencia difícil, pero llevamos una escuadra muy completa. Tokio me ofreció la gran satisfacción de sobrecumplir el propósito competitivo que llevábamos.

Lo cierto es que el entrenador jefe del colectivo nacional de boxeo en nuestro país, Rolando Acebal, ha completado tres ciclos olímpicos, en los cuales suma nueve medallas doradas bajo los cinco aros, lo que se traduce en el 52 por ciento del total de Cuba como delegación entre Londres 2012, Río 2016 y Tokio 2020 (17 oros).

El boxeo cubano, con siete participantes en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, logró traer cinco preseas y se consolidó como nuestro mejor deporte en la cita estival, siendo parte indispensable en la conquista del puesto 14 de la tabla general de medallas. Además, regresó a la cima por países de la disciplina, un sitio que habíamos perdido en la edición precedente (Río 2016).

En Tokio 2020 se cosecharon cuatro metales dorados y un bronce, suma que mayoreó los pronósticos hechos por casi todos los especialistas y aficionados (dos o tres medallas de oro). A lo más alto del podio subieron Julio César La Cruz (91), Arlen López (81), Roniel Iglesias (69) y Andy Cruz (63), además de un bronce a la cuenta de Lázaro Álvarez (57).

Punto y aparte para la medalla del “director de orquesta”, Rolando Acebal, quien unificó la interpretación de una obra casi perfecta en los virtuosos guantes de sus discípulos, no sin antes apretarse el pecho y seguir adelante, como hacen los campeones de la vida.

Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez