0
Publicado el 1 Agosto, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Entre vendas y pomadas

Compartir

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Juan Miguel se llevó la plata en el Estadio Olímpico de Tokio. (Foto: Tomada de Twitter)

Juan Miguel se llevó la plata en el Estadio Olímpico de Tokio. (Foto: Tomada de Twitter)

Dos cubanos protagonizaron la final del salto de longitud en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en una jornada donde se hicieron con la plata y el bronce, a pesar de las lesiones que ambos sufrieron durante la competencia.

El primero en sentir molestias en el muslo derecho fue Maykel Massó, quien renunció después del segundo salto, tras haberlo dejado todo en el primer vuelo, donde consiguió 8.21 metros (m), para cerrar al frente de la competencia durante la primera secuencia, hasta que fue desplazado por su propio compañero.

Juan Miguel Echevarría inició con un pobre 8.09 m, regalando 38.4 centímetros (cm) en la tabla, pero que le mantuvo en la tercera posición tras completarse la primera ronda, que transitó con cuatro infracciones de los 12 participantes. En su segundo intento cometió falta, pero en el tercero registró 8.41 y pasó a encabezar la lid, sitio donde permaneció durante casi toda la noche (hora de Cuba).

¡Y también se lesionó Juan Miguel! El campeón mundial bajo techo de Birmingham 2018 y medallista de bronce del planeta en Doha 2019 estuvo a nada de darle la alegría a Cuba de su primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero casi a la hora de festejar apareció el griego Miltiadis Tentoglou, quien traía la mejor marca de la temporada (8.60), para que con un salto idéntico al del cubano (8.41), y mejor segundo registro de respaldo, se alzara con la medalla de oro in extremis en el sexto intento.

Maykel Massó conquistó el bronce. (Foto: Tomada de Twitter)

Maykel Massó conquistó el bronce. (Foto: Tomada de Twitter)

Entre pomadas y vendas Juan Miguel inició la última carrera después de haber renunciado a los saltos cuatro y cinco, pero no consiguió llegar de pie hasta la tablilla, por lo que terminó la prueba con el oro para el griego, quien a penas se percataba del asunto, y el podio se completó con la dupla de cubanos.

Otro de los grandes favoritos, el jamaicano y actual campeón mundial Tajay Gayle, también se había lesionado, pero en la clasificatoria, donde hizo (8.14), y en la disputa final tras dos foul se despidió con un tercer salto de 7.69 m.

Lo cierto es que Juan Miguel Echevarría venía de hacer 8.50 m en la clasificatoria, su mejor marca de la actual temporada, en una jornada previa donde dio un primer salto y se fue a descansar. Por ello los reflectores del salto de longitud se habían enfocado aún más en una de las principales estrellas de esta disciplina y candidato al podio desde meses antes de la competición estival.

Es justo decir que era el principal aspirante al título, pero la inoportuna lesión no permitió que la alegría fuera completa. Sin dudas estaba para más Juan Miguel, pero su juventud augura que habrá tiempo para ello. Las palmas también para Massó, que no estaba en los pronósticos de nadie, y sacó un bronce que brilla tanto como el oro.

Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez