2
Publicado el 2 Agosto, 2021 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

¡Hazaña de Mijaín López!

¡Y de Luis Orta!
Compartir
Mijaín López: ¡cuatro medallas de oro en Juegos Olímpicos! (Sputnik Mundo)

Mijaín López: ¡cuatro medallas de oro en Juegos Olímpicos! (Sputnik Mundo)

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Un par de hazañas, salvando las distancias, acaba de lograr nuestra lucha grecorromana ¡La cuarta medalla de oro de Mijaín López en Juegos Olímpicos! Y, muy inesperada, ¡la primera de Luis Orta!

Las sólidas posibilidades de Mijaín López de lograr lo nunca realizado por otro luchador se habían disparado tras vencer en semifinales al turco Riza Kayaalp, su gran rival de los últimos años.

“¡Donde yo esté, él no gana!”, diría tras aquel desenlace el gran súper campeón de la ahora división de los 130 kilogramos.

Y explicó el beso que le dio en la cabeza fue “para recordarle que yo soy su papá”.

Pero todavía le faltaba un combate, y, como se sabe, en Juegos Olímpicos abundan los contrarios de gran nivel.

Su último rival fue el georgiano Iakobi Kajaia, 27 años de edad, medallista de bronce en el mundial de Nur-Sultan, Kazajistan 2019, séptimo en los Juegos Olímpicos de Río 2016, en los que nuestro compatriota se alzó con su tercera corona, tras haber logrado las de Beijing 2008 y Londres 2012.

A casi el minuto y medio iba ganando (1-0), al provocar pasividad. Kajaia a cuatro puntos. López lo apresó, hubo un momento en que pareció no iba a poder lograr el desbalance. ¿O fue nuestra ansiedad la que nos hizo pensar así?  Pero lo consiguió (3-0).

En el segundo parcial amplió a 4-0, por otra pasividad. No quiso llevaran a su rival a cuatro puntos. Prefirió que el combate siguiera arriba y preservar fuerzas. Le dieron otra unidad (el 5-0 definitivo). Kajaia, ya en los dos minutos finales, se dio por vencido. ¡No luchó!

A sus casi 39 años de edad no le marcaron ni un puntico… Volvió a celebrar, como en Río, proyectando al entrenador Raúl Trujillo… Paseó a Filiberto Azcuy, campeón en Atlanta 1996 y Sídney 2000… Se paseó con la bandera cubana…

En el podio, donde fue visible también el respeto que inspira en los otros medallistas, hizo el gesto tradicional para los fotógrafos de morder la medalla, y un saludo militar (¿homenaje para Fidel?).

Hay algo sensacional dando vueltas. Se pensó que Mijaín López se podría retirar el año pasado tras los después aplazados Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pero ahora dejó las puertas abiertas para quizás seguir un poco más. ¿Llegará a los de París 2024?

¡Gran sorpresa!
Luis Orta lo cumplió: “Vengo a ganarle a todo el mundo”. (UWW)

Luis Orta lo cumplió: “Vengo a ganarle a todo el mundo”. (UWW)

Luis Orta, 26 años de edad, de la división de los 60 kilogramos, era antes de llegar a Tokio un desconocido en cuanto a resultados al primerísimo nivel: debutante en Juegos Olímpicos, un solo Campeonato Mundial (lugar 16 en Budapest 2018). Había ganado bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Luego de vencer a medallistas en mundiales, logró un sueño que pudo parecer imposible: ¡llegar a la final!

Pero entonces lo esperaba el gran favorito, y, para colmo, uno de casa: Kenichiro Fumita, 25 años de edad, campeón mundial de París, Francia y Nur-Sultan, Kazajistán 2019, y Menores de 23 años en Bucarest, Rumania 2018.

Y siguió, como en todos los combates anteriores, olvidándose de lo de desconocido, y de los expedientes laureados.

“Vengo a ganarle a todo el mundo”, había dicho varios días antes, en declaraciones que pudieron parecer muy atrevidas.

Al japonés le entró desde el inicio como tenía que hacerlo: con todo… Y al minuto y segundos lo sacó del colchón (1-0). Luego al nipón le marcaron pasividad. Lo pidió abajo, en cuatro puntos. Y… logró el desbalance (4-0). Así terminó el primer tiempo.

En el segundo le marcaron uno por pasividad (4-1). Lo volvió a sacar del tapiz (5-1). Un  momento dramático llegó cuando el árbitro pidió dos puntos de amonestación, por un supuesto golpe, a favor del local. Pero no fue aceptada desde la mesa. 5-1 final.

Esa fue la primera medalla de oro de Cuba en Tokio 2020, pues un rato después llegaría la de Mijaín López.

Y, de paso, redondeó que la lucha se mantuviera como el único deporte en el que nuestro país ha podido ganar al menos una corona desde los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Luego de su triunfo el ya no desconocido se abrazó con Trujillo y Azcuy, salió a festejar llorando con la bandera cubana.

La historia demuestra que muchos no favoritos cuando llegan a la final se conforman ya con la medalla de plata. Pero la historia de Luis Orta fue muy diferente.

Y mientras esperaba su momento sublime Mijaín López seguro pensaba en que era un lunes de dos medallas de oro en la lucha grecorromana…

Compartir

Rafael Pérez

 
Rafael Pérez