0
Publicado el 6 Agosto, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Julio César es de oro y Cuba hace historia

Veinticinco años después el boxeo de la Isla consigue coronar a tres bicampeones en la misma olimpiada
Compartir
Julio César La Cruz consiguió la tercera presea dorada del boxeo cubano en Tokio 2020. (Foto: Roberto Morejón)

Julio César La Cruz consiguió la tercera presea dorada del boxeo cubano en Tokio 2020. (Foto: Roberto Morejón)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Julio César La Cruz fue un verdugo en la final de los 91 kilogramos (kg) ante su rival, el difícil púgil ruso Muslim Gadzhimagomedov (Oro en el Campeonato Europeo de Boxeo en 2019 y plata en 2017).

El baile de La Sombra sobre el cuadrilátero resultó indescifrable para su oponente, quien nunca supo como llegar al rostro del camagüeyano. Siempre guantes abajo, el titular de Río 2016 en los 81 kg y cuatro veces campeón del mundo, hizo suyo el primer asalto (4-1). Los jueces también le vieron ganar en el intermedio (5-0), round donde aumentó el intercambio y sobre todo, las esquivas de Julio Cesar, quien hizo fallar muchísimo a su rival, llevándole poco a poco a la desesperación.

Una vez en desventaja, Muslim Gadzhimagomedov salió a por todas en el último asalto, pero el desorden en el ataque fue el acompañamiento perfecto para el baile de Julio Cesar, quien consiguió así la corona olímpica por segunda vez en su carrera.

El otro cubano con acción fue Andy Cruz, quien se vio con el australiano y actual campeón de Oceanía, Harry Garside, en una de las semifinales de los 63 kg.

el matancero. Con puntaje perfecto se bajó del ring y aseguró la plata e irá por cambiarle el color en la gran final,

Andy Cruz, con puntaje perfecto se bajó del ring y aseguró la plata e irá por cambiarle el color en la gran final / Foto: Robrt

El matancero doble campeón mundial hizo ver su favoritismo entre las cuerdas y mostró su elevado nivel técnico frente a un púgil también muy hábil, pero al que no le bastó con ello para que el cubano sacara ventaja tempranera de 5-0 en el mismo primer período.

En el round intermedio el matancero consiguió sus mejores golpes, fusionando potencia y velocidad, para llevarse la misma votación unánime de los jueces y encarrilarse al triunfo. Finalmente, todas las boletas terminaron con el nombre de Andy, quien en el tercer asalto aumentó la ventaja y llevó a su rival a un conteo de protección tras un fuerte intercambio.

Así cerró el matancero. Con puntaje perfecto se bajó del ring y aseguró la plata e irá por cambiarle el color en la gran final, donde enfrentará al estadounidense Keyshawn Davis, subcampeón mundial en 2019.

Boxeo cubano hace historia
Julio César la Cruz

De nuevo: misión cumplida / Foto Roberto Morejón

Lo cierto es que la Arena Kokugikan, sede del boxeo de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, fue testigo de una gran hazaña de nuestros púgiles, pues 25 años después tres hombres alcanzaron el bicampeonato en la misma cita estival (Roniel Iglesias, Arlen López y ahora Julio Cesar La Cruz). Antes lo habían hecho al unísono: Ariel Hernández, Félix Savón y Héctor Vinent en Atlanta 1996.

El deporte de los puños cubano ha aportado hasta el momento tres de las seis preseas doradas que ostenta nuestra delegación (50 por ciento), además de un bronce, reafirmándose como el buque insignia.

Y aún falta la pelea por el oro de Andy Cruz, que cerrará la actuación de la mayor de las Antillas en el cuadrilátero olímpico de la capital nipona, prevista para el próximo domingo 8 de agosto a la 1:15 a.m. (hora de nuestro país).

Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez