0
Publicado el 1 Agosto, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

Medallas que cambian de color

Compartir
Roniel Iglesias

Roniel Iglesias estará nuevamente en una final bajo los cinco aros. (Foto: Tomada de Facebook)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Cuatro púgiles de la Isla subieron al cuadrilátero en la Arena Kokugikan durante esta madrugada en nuestro país.

El tricampeón mundial Lázaro Álvarez lo hizo primero en los pesos pluma ante el experimentado tailandés Chatchai-Decha Butdee (bronce mundial en 2013). El veterano de 36 años ostentaba un acumulado general de 68 ganados y 20 perdidos antes de enfrentar hoy al pinareño, quien consiguió sacar una puntuación de (3-2) en los dos asaltos iniciales, tras intercambios constantes y muy parejos. De hecho, el asiático se llevó el tercer tiempo por la mínima, pero en el acumulado final Lázaro Álvarez fue superior y aseguró la medalla de bronce.

Le siguió Roniel iglesias, quien tuvo delante al rival más complicado para los cubanos en la jornada, el caso del ruso Andrei Zamkovoi en los 69 kilogramos (kg), campeón mundial en 2019. El pinareño trabajó sobre todo en la corta distancia y desgastó al peleador euroasiático, quien mermó desde lo físico a partir del cierre del segundo round. La votación de los jueces fue unánime (5-0), por lo que campeón olímpico de Londres 2012 estará nuevamente en una final bajo los cinco aros. Su oponente en esta ocasión será el británico Pat McCormack.

Otro que cambió el color de su medalla a plateado fue Arlen López en los 81 kg, tras derrotar al también cubano, pero nacionalizado azerbaiyano, Loren Berto Alfonso. El campeón de Río de Janeiro 2016 empezó atrás en el primer asalto (4-1), pero se llevó el segundo período por esa misma puntuación y decidió la pelea en el tercer asalto con golpes precisos al rostro de su rival, que incluso le llevaron a un conteo de protección cuando faltaban a penas segundos para que sonara la campana. El oponente del guantanamero en la final será el británico Benjamin Whittaker.

Superpesados

Finalmente Dainier Peró en los pesos superpesados no pudo con el estadounidense de sangre mexicana Richard Torrez Jr., a quien había vencido antes en los Panamericanos de Lima 2019, pero la historia fue diferente en esta oportunidad.

El primer asalto fue para el cubano (4-1), pero el segundo se lo llevó el norteño (3-2) y el tercero lo dominó sin oposición Torrez Jr., púgil proveniente de una familia de tres generaciones de boxeadores, que arribó a Tokio 2020 como la esperanza estadounidense de un título en una división donde no lo consiguen desde los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, cuando Tyrell Biggs subió a lo más alto del podio.

El próxmo cartel

Precisamente Estados Unidos encabeza el medallero histórico del boxeo olímpico (50-24-40), por delante de Cuba, que sin dudas recortará distancias en la capital nipona (37-19-17), Reino Unido (18-13-25), Italia (15-15-27) y la extinta Unión Soviética (14-19-18), por ese orden.

La acción del boxeo en Tokio 2020 se reanudará el próximo 3 de agosto, donde seremos testigos de otro amanecer entre swines, pues subirán al ring por Cuba Yosvani Veitía ante Galal Yafai de Gran Bretaña en los pesos moscas; Lázaro Álvarez en los plumas se verá con el ruso Albert Batyrgaziev; Andy Cruz cruzará con el brasileño Wardenson de Oliveira en los 63 kg; el capitán de Los Domadores, Julio Cesar la Cruz, irá en busca de acceder a la final cuando se mida al brasileño Abner Teixeira en 91 kg; y finalmente Roniel Iglesias hará lo propio frente al inglés Pat McCormack de los pesos welter, en la única final del cartel.

 

Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez