0
Publicado el 3 Agosto, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

¡Roniel lo volvió a hacer!

El pinareño conquistó el oro olímpico nueve años después en otro amanecer entre swines desde Tokio 2020
Compartir
El pinareño se convirtió en bicampeón olímpico. (Foto: Roberto Morejón)

El pinareño se convirtió en bicampeón olímpico. (Foto: Roberto Morejón)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

Cinco púgiles de la Isla subieron al cuadrilátero en la Arena Kokugikan durante esta madrugada en nuestro país, con victoria para tres de ellos.

Cerró el cartel la pelea más esperada entre Roniel Iglesias –oro en Londres 2012 y bronce en Beijing 2008– y el inglés Pat McCormack (noveno en Río de Janeiro 2016 y subcampeón mundial en 2019) de los pesos welter, en la única final de la jornada.

El pinareño dominó el primer round con ventaja (4-1), tras pocos intercambios y mucha larga distancia. Repitió puntuación en el segundo asalto y cerró el combate con elegancia y mostrando su calidad técnica, donde pegó varios golpes muy potentes, uno de ellos a breves segundos de sonar la campana, el cual removió a su rival y le confirmó la victoria con puntuación final de (5-0).

De esta forma Roniel Iglesias consigue la primera medalla de oro para el boxeo cubano en Tokio 2020 y suma su segundo título personal bajo los cinco aros.

Otros dos cubanos ganaron

Andy Cruz fue muy rápido ante los intentos del brasileño Wardenson de Oliveira en los 63 kg, a quien hizo fallar constantemente y ripostó con los mejores golpes. Tres jueces vieron ganar al cubano en el primer asalto.

Para el intermedio Andy volvió a sacar ventaja, esta vez por (4-1), aunque con menos golpes, pero sí más precisos. Antes del campanazo definitivo El Matador movió más sus piernas y solo fue al intercambio para asegurar la ventaja 5-0, (4-1 en el final), y al mismo tiempo se llevó un bronce en el bolsillo y la posibilidad de cambiarle el color en la próxima semifinal.

En tanto, el capitán de Los Domadores, Julio Cesar la Cruz, fue en busca de acceder a la gran final en un combate que le involucraba ante el brasileño Abner Teixeira en los 91 kg.

El cuatro veces campeón mundial y titular olímpico en Río de Janeiro 2016 sacó su pase a la final sin mayores complicaciones ante un púgil de técnica muy inferior. Como de costumbre La Sombra desapareció sobre el cuadrilátero y con potencia dominó desde el arranque (4-1). El sudamericano emparejó un poco las acciones en el segundo round gracias a los intercambios que propició, aunque La Cruz siguió al frente por la mínima (3-2).

El tercer asalto fue más de lo mismo para Julio Cesar, quien con su preparación física conservó la diferencia sobre el ring y de esta forma estará nuevamente en una final bajo los cinco aros. La votación final de los jueces fue (4-1).

Dos derrotas

En los pesos mosca Yosvani Veitía no pudo ante el difícil británico Galal Yafai, dos veces medallista en el Campeonato Europeo de Boxeo, plata en 2017 y bronce en 2019. El púgil del Viejo Continente tiró más en el primer round y dominó los compases iniciales con puntuación (4-1). En el segundo asalto el intercambio de golpes fue impresionante, ambos fueron certeros, pero Veitía lo sacó por la mínima (3-2).

Los últimos tres minutos tampoco bajaron la intensidad. Yafai volvió a adueñarse y solo en los 30 segundos del cierre pareció pegar sus mejores golpes el púgil de la mayor de las Antillas. No obstante, el trabajo ya estaba hecho y las boletas reflejaron el (5-0), para que el británico asegurara su presencia en las semifinales.

Seguidamente subía al cuadrilátero en los plumas el tricampeón mundial Lázaro Álvarez, quien se vio con el ruso Albert Batyrgaziev, púgil profesional desde el año 2020. El oro continental en Lima 2019 implantó respeto desde el inicio y cuatro jueces le dieron el primer asalto, pero en el parcial intermedio la pelea tomó un matiz diferente, pues el euroasiático se lanzó al ataque y revertió la puntuación a su favor (4-1).

Tras el empate parcial todo estaba servido para que el tercer round dijera la última palabra. Como era de esperar ambos salieron a pegar, pero Batyrgaziev se llevó la mejor parte de los intercambios y sacó los mejores golpes ante el cubano, que bajó demasiado la guardia frente a un pegador de notable calidad. De esta manera el ruso pasó a la gran final con apretada votación de (3-2), mientras que Lázaro Álvarez se tuvo que conformar con la medalla de bronce, la tercera en su palmarés olímpico.

Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez