0
Publicado el 10 Agosto, 2021 por Rafael Pérez en Deportes
 
 

¿Sólo con los deportes de combate?

Quedábamos en el lugar 17
Compartir

Por RAFAEL PÉREZ VALDÉS

Luis Orta: nuestro campeón más inesperado. (ROBERTO MOREJÓN)

Luis Orta: nuestro campeón más inesperado. (ROBERTO MOREJÓN)

En el periodismo deportivo, tan hermoso como peliagudo, hay que sacarle punta a los lápices: realizar sacar cuentas, comparar, elogiar (lo cual encanta), criticar (¡ya el lector sabrá!), recordar…

Vamos a aterrizar ya sin mayor demora, luego de esa pequeña introducción, en una pregunta: ¿En qué lugar hubiera quedado Cuba, en los recién clausurados Juegos Olímpicos de Tokio 2020, si sólo hubiera asistido con sus deportes de combate?

Y aquí viene la respuesta: ¡en el 17! (entre más de 200 países). Lo cual permitía cumplir el pronóstico de nuestro organismo deportivo de ubicarnos entre los 20 primeros La cosecha de ellos resultó de seis medallas de oro-una de plata-tres de bronce=10.

Vamos con otro apunte: también se hubiera quedado en el 17 solo con boxeo y lucha, es decir, sin judo y taekwondo, que también tuvieron ascensos al podio.

El aporte de cada uno de nuestros deportes de combate fue el siguiente: boxeo (4 de oro-0 de plata-1 de bronce=5), lucha (2-0-1=3), judo (0-1-0=1), taekwondo (0-0-1=1).

Recordando

¿Los ganadores de esas preseas?

Las seis doradas las ensartaron los boxeadores Roniel Iglesias, Arlen López, Julio César La Cruz (los tres por segunda vez), Andy Cruz, los luchadores Mijaín López (primer hombre con cuatro coronas), y el inesperado eléctrico Luis Orta.

En plata quedó la increíble judoca Idalys Ortiz, con su cuarta medalla en Juegos Olímpicos.

Y las tres de bronce las ganaron el taekwondista Rafael Alba (devolviendo a su deporte a la cumbre tras el bache en los de Río 2016), el boxeador Lázaro Álvarez (repitiendo presencia en podios olímpicos), el luchador Reineris Salas (en su última oportunidad).

Y, volviendo a sacarle punta al lápiz, o descubriendo una verdad de Perogrullo, es de suponer que nuestros deportes de combate tengan de nuevo su protagonismo habitual en los de París 2024.

 

 

Compartir

Rafael Pérez

 
Rafael Pérez