0
Publicado el 17 Agosto, 2021 por Redacción Digital en Deportes
 
 

También dorada la medicina del deporte en Cuba

“FILTRAR” sin error a los 69 integrantes de la delegación olímpica y ahora a los 16 de la paralímpica merece una medalla de oro de Tokio 2020.
Compartir

Por Tony Díaz Susavila, enviado especial

Yamil Campos Bermúdez, epidemiólogo del IMD. Foto: Mónica Ramírez

Yamil Campos Bermúdez, epidemiólogo del IMD. Foto: Mónica Ramírez

Tokio.- “FILTRAR” sin error a los 69 integrantes de la delegación olímpica y ahora a los 16 de la paralímpica merece una medalla de oro de Tokio 2020.

«Ha sido una gran victoria, por lo que implica mantener a nuestros deportistas en óptimas condiciones», dijo a JIT desde Dubái el doctor Emérito Pérez, jefe médico de la embajada atlética que el 24 de agosto desfilará por el estadio olímpico de esta urbe.

«El proceso comenzó hace bastante y fueron muchos los protegidos, al sumar a quienes no formaron parte de las delegaciones junto a dirigentes, funcionarios, entrenadores, periodistas, personal de apoyo y otros», señaló.

«Solo unos pocos salieron positivos a la enfermedad, recibieron la atención especializada y pudieron participar», explicó el también subdirector del Instituto de Medicina del Deporte (IMD).

«Los protocolos cambian, según el país en que nos encontremos. Por ejemplo, desde Cuba salimos con dos pruebas hechas 48 y 72 horas antes del vuelo. En Dubái será distinto», detalló.

Japón incluyó a Emiratos Árabes Unidos entre las naciones del grupo de alerta dos, así que para entrar desde allí todo viajero debe mostrar tres PCR negativos.

«Al día siguiente de nuestra llegada a Dubái nos hicieron pruebas y a partir de las 48 horas previas al viaje a Japón nos realizarán tres consecutivas, una por jornada», ejemplificó para quien lo más importante ha sido la labor profiláctica.

«Algunos consideran que la condición de atleta los inmuniza, pero la pandemia de la covid-19 ha sido de las más duras que ha azotado a la humanidad, y de la cual todavía se conoce muy poco. A eso agreguemos la capacidad del virus para mutar», señaló.

Los médicos del deporte han velado no solo por evitar la infección de la covid-19, sino también por recuperar a atletas lesionados y afectados sicológicamente.

«Nuestro sistema de atención especializada tiene base en la tríada de sicólogo-fisioterapeuta-médico. Esa fortaleza permite llevar al detalle la evolución del paciente hasta que concluye su vida deportiva, con el desentrenamiento», abundó.

«Eso además está sincronizado con la labor del Laboratorio Antidoping de La Habana (LAH), el centro de nutrición, el hospital ortopédico Frank País y otras instituciones. La lista es larga, por eso el mérito pertenece a todos», aclaró.

«Nuestro sistema de medicina del deporte alcanza todo el país. Por eso no confrontamos problemas cuando se crearon las burbujas en los territorios, donde estuvieron boxeadores, luchadores, atletas y otros», consideró.

«Pongo el ejemplo de Mijaín López, quien tuvo todo el apoyo del personal médico para recibir sesiones en la cámara hiperbárica como parte de su preparación. Y como él, muchos otros», agregó.

«En cuanto a las pruebas de PCR siempre hablamos de Yamil Campos Bermúdez, epidemiólogo del IMD y quien de domingo a domingo ha estado listo para hacer los test requeridos».

«Es uno de nuestros héroes anónimos. Por eso nos enorgullece que se le haya otorgado la Distinción 60 Aniversario del Inder», expresó emocionado.

«Muchos pusieron su granito de arena para conquistar el lugar 14 en los Juegos Olímpicos y también para que la delegación paralímpica pueda brillar en las venideras jornadas», destacó.

«Enorgullece que la Agencia Mundial Antidopaje haya convocado a Rodney Montes de Oca, director del LAH, para trabajar en Tokio junto a otras especialistas de esa entidad.

Montes de Oca forma parte del panel de directores que certifican los resultados y está al frente de grupos de trabajo que faenan 24 horas en tres turnos.

«Unos pocos médicos vamos en esta delegación paralímpica. En Cuba queda una fuerte retaguardia para atender a los muchachos que se preparan para los Primeros Juegos Panamericanos Júnior de Cali 2021», refirió Emérito.

«Como parte de nuestro sistema de salud hemos prestado servicios ante catástrofes o epidemias como la del ébola. También en misiones de ayuda a naciones hermanas. Vamos a donde necesite la Revolución, poniendo corazón a nuestra labor cotidiana: preservar la salud y salvar vidas. A eso nos enseñó Fidel», concluyó el subdirector del IMD.

(Tomado de jit.cu)

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital