0
Publicado el 28 Octubre, 2021 por Giovanni Martinez en Deportes
 
 

PALCO 211

Jornadas de júbilo

Nuestro béisbol fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación, en el Palmar de Junco. El estadio Latinoamericano cumplió 75 años
Compartir
Homenaje a la familia Sánchez

En el acto de proclamación del béisbol como Patrimonio Cultural se le dedicó un homenaje a la familia matancera de los Sánchez. (Foto: OMARA GARCÍA MEDEROS)

Por GIOVANNI MARTÍNEZ

  • AL RECONOCER de manera oficial La dimensión cultural del béisbol: El juego de pelota, saberes y prácticas asociadas, nombre con el cual fue bautizado la Declaratoria que establece que este deporte es parte inseparable de nuestra identidad, podemos considerarlo como una valiosa herencia del pasado, que será transmitida interminablemente a las generaciones futuras. El desafío ahora es salvaguardarlo: Fortalecer la base, mejorar las condiciones de las instalaciones dedicadas a esos quehaceres y ofrecer un mejor trato a las leyendas de nuestro deporte nacional pudieran ser tres elementos que encabecen la lista de tareas de los directivos de la especialidad en Cuba, quienes precisamente se encontraban de recorrido por todo el país mientras cerrábamos esta edición de BOHEMIA. El simbólico acto donde la pelota cubana quedó declarada Patrimonio Cultural de la Nación tuvo lugar mientras caía la tarde del 19 de octubre, a propósito de la Jornada de la Cultura Cubana, en el histórico Palmar de Junco matancero, primer estadio donde se documentó un juego en Cuba (27 de diciembre de 1874), tema que ampliaremos en próximas ediciones. Osvaldo Vento, presidente del Inder, destacó que “se saldó una deuda con millones de cubanos”. Asimismo, agradeció al ministerio de Cultura y a todos los que aportaron para que un momento así fuera posible e hizo mención especial a Fidel Castro, forjador incansable del movimiento deportivo cubano. Fueron varias las leyendas que se dieron cita en el recinto, como la familia de los Sánchez (Wilfredo, Fernando, Felipe y Arturo); los lanzadores Braudilio Vinent y Jorge Luis Valdés, dos de los mejores de todos los tiempos, derecho y zurdo, respectivamente; el segunda base Félix Isasi, uno de los famosos tres mosqueteros; Gaspar El Curro Pérez, lanzador y excelente bateador, como lo demostró en el juego decisivo del Campeonato Mundial de Béisbol efectuado en República Dominicana en 1969 y el inicialista, temible madero en mano, Julio Germán Fernández.
    Fidel bateó el lanzamiento inaugural en la Ira Serie Nacional de Beisbol. (cubadebate.cu)

    Fidel bateó el lanzamiento inaugural en la Ira Serie Nacional de Beisbol. (cubadebate.cu)

  • TAN SOLO unas jornadas después (26 de octubre) se celebró el aniversario 75 del estadio Latinoamericano. Fue en esa misma fecha, pero del año 1946, cuando quedó inaugurado el entonces Gran Stadium de La Habana o Estadio del Cerro, con capacidad para 35 000 aficionados, 20 000 menos que en la actualidad tras la expansión en 1971 de sus gradas y jardines. Sus dimensiones oficiales son: 325 pies por las bandas y 400 por la pradera central. En una sencilla pero emotiva velada que tuvo lugar en las afueras del recinto, Juan Reinaldo Pérez, comisionado nacional de béisbol, expresó que “se trata de una instalación icónica, en la cual todos los peloteros cubanos han buscado su consagración”. El directivo recordó también a Fidel Castro, de quien dijo: “su presencia sigue acompañándonos en este lugar”. Asistieron los integrantes de la preselección que se prepara con vistas a los I Juegos Panamericanos Junior Cali Valle 2021 (25 de noviembre al 5 de diciembre de 2021), así como varios de los miembros de la peña Armandito el Tintorero. No faltó algún que otro curioso residente de los barrios aledaños, que aun bajo el intenso sol de la tarde disfrutaron de la gala cultural, la cual corrió a cargo del coro Mariana de Gonitch. Lo cierto es que se trata de un estadio reconocido usualmente por locales y contrarios bajo el término de imponente, que ha sido escenario de batallas entrañables y hazañas inolvidables. Vale la pena recordar en estas líneas una de las más trascendentales, acontecida en 1986, cuando el industrialista Agustín Marquetti decidió con jonrón la Serie Nacional 25 ante Vegueros, tras un envío del diestro Rogelio García, con Javier Méndez en circulación, batazo que dejó al campo en 12 entradas a los discípulos de Jorge Fuentes y reservó la corona para el manager azul, Pedro Chávez. ¡Dicen que todavía están buscando esa pelota!
Compartir

Giovanni Martinez

 
Giovanni Martinez